viernes, 30 de noviembre de 2012

Sin titular

Soy de los que no suelo conformarme en mantener la postura de ‘esto no tiene arreglo’. Puede que sea por ello el que uno muestre, incluso en estos posts, demasiada vehemencia en aquellas cuestiones que aparentan ser simples, pero que algunos –con mayor incidencia en los que ostentan poder decisorio– se empeñan en no darle solución o buscar la más enrevesada. Claro que estoy pensando en los políticos. ¿Y en quién, si no? La impresión que se nos queda a los comunes y mortales ciudadanos (ellos son excepcionales y eternos) es que tienen tantas espadas de Damocles tras sus orejas (izquierda o derecha, según), a modo y manera de banqueros, mero ejemplo, que actúan una y otra vez en la única dirección que no debieran. Pero como perdieron el raciocinio y el sentido común…
Me entretuve ayer –para seguir matando el gusanillo– en un ejercicio que ya he realizado en anteriores ocasiones. Y como no quiero caer en idéntico error, de ahí el titular: Sin titular.
“Cazado con 400 litros de gasoil encima” (ABC). Le he dado vueltas y más vueltas. He cerrado los ojos e intento revivir la situación, y no lo cojo, no lo capto. ¿Cómo es eso de llevar el combustible encima? ¿Se tragó el susodicho semejante cantidad de una sentada o fue en diferentes instantes? Claro que lo tenían que cazar. Iba el individuo más que renqueante con tanto peso. Pues no estaba sediento el fulano. No explotó de milagro. Iba casi inflamado.
“Navacerrada abrirá sus puertas en el Puente de la Constitución” (ABC). Acabaron, a la vista está, por ponerle puertas al campo. Menos mal que las abren de vez en cuando. Siquiera sea por el ‘Puente de la Prostitución’, tal y como lo bautizó una amiga que solía irse en esa época a la estación de ‘Fornicar’ (para seguir el cachondeo). Y esquiaba, eso decía.
“Francisco Niño, alcalde de Arona a la espera de una moción de censura” (Canarias Ahora). Yo no lo entiendo. Dimitió González Reverón (la Justicia le indicó que estaba haciendo las cosas mal) y hay tremenda disputa entre dos candidatos a sustituirle. Este Niño quiere, pero no lo dejan… Mi niño, hoy no toca política.
“El ayuntamiento de Málaga engorda a las confesiones religiosas” (Canarias Semanal). En época de crisis, con curas de adelgazamiento por todas partes y los cleros bien orondos. No es predicar como buen modelo, precisamente.
“Evacuados dos edificios de cuatro plantas en Cabo Blanco por un escape de gas” (Diario de Avisos). No sé, pero hubiese utilizado otro participo. Entiendo que evacuar es desalojar a los habitantes de un lugar para evitarles algún daño. Y no creo que hayan llevado a los edificios al centro médico. Ofrecerían alguna dificultad para acostarlos en la camilla.
“La perdidas en la red de abastecimiento inflan el 20% la factura del agua” (Diario de Avisos). Ya notaban los vecinos el recibo un poco hinchado, tanto como una quinta parte. Acabará empapado.
“Los cabildos quieren aclarar competencias y más dinero” (Diario de Avisos). ¿También se aclarará –lavará– el dinero? Bonito ejemplo. Y con respecto a las competencias, valdría mejor delimitar. Pienso. Luego existo. Con estos mimbres, doña Guadalupe González Taño, presidenta del de La Palma, tiene la esperanza de que en los próximos cien años se resuelva el pleito insular.
“Los bancos nacionalizados tendrán que reducir su tamaño” (El Día). Parece que en más del 60%. Pues ten cuidado cuando vayas a una oficina de lo que era La Caja de Canarias, la de la palmera, porque lo mismo vas a entrar y te llevas la sorpresa de que no cabes. Claro con esa reducción, ya me dirás dónde demonios me siento.
“Los funcionarios catalanes también llevarán la extra a los tribunales” (El País). ¿Cuál? ¿La que nos queda? ¿Para qué? ¿Para que te la terminen por quitar también? ¿O acaso para que mejore la gestión y rapidez en los juzgados?
“Los socialistas ven ilegalidades en la acusación contra el número dos del PSC y esperan su desimputación en breve” (El Plural). El desimputador que lo desimpute, buen desimputador será. Los socialistas ya no ven ni el diccionario.
“Mariano Rajoy elude el cara a cara epistolar con Rivero” (La Provincia). Chacho, y cómo se come eso de un cara a cara epistolar. Se retan en Amadores, ambos dos con una saca de correos a la espalda, se colocan a unos dos metros el uno del otro (o el otro del uno) y pegan a vaciar el contenido lanzándoselo a la cara del contrincante.
“Detenidos con 600 kilos de hachís en La Minilla” (Canarias7). ¿La Minilla? Una Mina completa. No se especifica si llevaban la carga encima, como el anterior del gasoil. Eso sí, con toda seguridad estaban bien ‘colocados’ (infractores y mercancía).
Ayer jueves me encontré con mi alcalde en La Longuera e intercambiamos cuatro palabras. Pero eso será para otro día. Con titular y más fundamento.