jueves, 27 de noviembre de 2014

Barros y cocederos

La primera podríamos titularla Un paseo fotográfico por Tiscamanita, con ese color con el que la tierra majorera nos sorprende a cada momento según la incidencia de la luz solar.
En la segunda tomamos carretera hacia la costa de Antigua para hacer una primera parada en las Salinas del Carmen. Precioso lugar que al paso que vamos pronto será otra reliquia del pasado. Ahora compramos Trini en cualquier supermercado. El cortado, en Puerto Cabras, cuán diferente de aquel que yo conocí décadas atrás. Y Tetir, cuántas veces habré retratado esa iglesia.