miércoles, 26 de octubre de 2016

Temporales

Me valgo de una foto del amigo Francis García Ramón (colgada recientemente en Facebook) para ilustrar el comentario de hoy. Que intentará hacer un somero repaso por las borrascas otoñales que azotan y asolan el territorio insular en estos postreros días de octubre.
Y comenzamos por las atmosféricas. Que han vuelto a la senda de asustar más y acertar menos. Amén de la dichosa manía de las susodichas de atacarnos por la retaguardia. Porque en mis tiempos mozos (en el libro Pepillo y Juanillo algo cuento) las lluvias venían por el mar que baña nuestras costas norteñas. Y cuando se contemplaba aquellas imponentes columnas, se decía que las brumas (lo de nubes vino más tarde) estaban cogiendo agua. Tampoco era menos cierto el de cumbre clara y mar oscura, agua segura. Ahora las borrascas atlánticas se han empeñado en dar un rodeo y enviarnos los aguaceros por el sudoeste. Cuando no las remite directamente para Fuerteventura y Lanzarote. Que también se las merecen, oiga. Con respecto a los fenómenos costeros, recordar que la mar, cada vez que puede, siempre reclama lo suyo. Lo de estos días no es una novedad. Hace décadas, una enorme piedra entró en la instalación del elevador de agua de Gordejuela (el de abajo, el de la playa), que nadie se explicaba cómo atinó la tremenda roca para encontrar el hueco de la única ventana existente. Qué voy a contar yo que los ranilleros, por ejemplo, no sepan. O los de Garachico.
Siguen las bajas presiones afectando el despacho de Santiago Negrín. Y Victoria Palma ya no discrimina si los aguaceros caen de arriba hacia abajo o los chubascos surgen de las profundidades de la tierra. Se avecinan nuevos cambios con extraños fichajes. Que dan la impresión, eso parece, de haber mucho más en la trastienda del voto de Ana Oramas y en el cuchicheo retratado con la Cospedal. O en los no tan velados mensajes de Antona. Se le avecina una buena a este PSOE canario que deriva más que un velero sin caña. En transición de oeste a este, como estas vaguadas. Y tanto buen periodista desperdiciado.
Debe haberse cansado Coalición Canaria de navegar con zombis. Y revienta lo que menester fuere para comprobar la capacidad de aguante de un socio que ya no tiene acceso ni a la cuenta de resultados. Bueno, sí, a las pérdidas. Ni Granadilla, ni Puerto de la Cruz, ni Adeje, ni gaitas. Traguen, y calladitos que me esperan en la puerta. Y machangadas, las justas, que la pelota está en ‘vuestro’ tejado. El cañonero Alonso se halla bien apostado y lo mismo le da a un anillo (insular) que rellena con sus obuses el barranco de Güímar para general alivio de las carteras areneras.
Siguen emperrados estos socialistas en arreglar las columnas del edificio desde el tejado. Y no se han sujetado previamente con arnés. Claro, se pegan cada leñazo. La varicela federal ha provocado tantas ronchas que los escozores (rascones, en canario) se reproducen como hongos. Y así se encuentran con sarpullidos por todos lados. O las agrupaciones locales toman la voz y la palabra de una vez por todas o van enfocados como el Titlis. No les va a quedar ni la hélice de muestra.
La comisión gestora que ahora dirige ¿qué dices?─ lo que resta de la flota amenaza con expulsar a los diputados que voten no. Recen para que no sean muchos. De lo contrario, cuando se inicie la revolución desde los cimientos (pueblos, aldeas y comarcas), las pobres bases no van a saber cómo empezar la andadura ni con quién o quiénes ir de la mano. A lo peor convendría que todos los actores de esta película de humor negro se pegaran un tiro de leche en polvo y acabaran esnifados perdidos. Sí, para refundir, más que refundar.
Por si fuera poco el descenso barométrico, viene a resultar que el comité federal que puso a Pedro Sánchez de patitas en la calle va a ser investigado por el titular del Juzgado de 1ª Instancia número 14 de Zaragoza, quien ha admitido a trámite la demanda presentada por un militante maño. Otro vórtice tormentoso. Y menos mal que el Ebro guarda silencio.
Otro meteorólogo, un tal Rufián, portavoz adjunto de ERC, ha pronosticado que el PSOE tiene de socialista y obrero lo que él de cura. Hombre, con ese apellido puede que tenga razón. Aunque se le da bien lo de repartir hostias.
Y concluyo con una marejadilla apenas. Leo que la contratación navideña generará 11.725 empleos en Canarias. Chacho, ni la precisión de expresidente Rivero. Estas encuestas, sondeos y vaticinios afinan cada vez más. Yo no sé el porqué hay tanto cerebro desaprovechado. Menos mal que ya me queda menos para compatibilizar pensión con cualquier otro quehacer remunerado. Y con el nuevo pacto tendré garantizadas dos posibilidades: O me quedo en el pueblo con Adolfo o me voy a Santa Cruz con Manolo. En este segundo caso sería con horario liberalizado, como todos sus asesores. O trabajo on-line. Que uno ha progresado adecuadamente.
Si escapamos de las inundaciones de esta noche, la programación de este artículo estará a tu disposición a partir de las doce (o las veinticuatro). No olviden el paraguas. Y se nos va octubre.