domingo, 4 de octubre de 2009

Presentación


Anoche estuve en el salón de plenos del ayuntamiento portuense, porque Luis Gómez Santacreu presentaba el libro "Vivencias y recuerdos del Hospital de la Inmaculada" (el hospital del Puerto), escrito por D. Luis Espinosa, el médico. Saludé a varios amigos y con la misma arranqué la caña. Los políticos allí presentes del equipo de gobierno, el próximo martes serán oposición. Y a la viceversa, que decía el bueno de Juan "Espuela".
Ojeando -y hojeando- el libro, observo que el primer director médico del precitado hospital fue don Antonio Soler, quien también sería director responsable del periódico portuense "Arautápala" y quien, años después, atendiera a los náufragos del vapor "Titlis", cuya hélice (no sé si tenía más) se halla en Punta Brava, porque fue por aquellos contornos donde se "esmochó" (hacía tiempo que no escuchaba esa palabra). ¡Ah!, de ese hospital, mi familia materna recuerda con frecuencia a "tía Pepa". Hasta la próxima.