miércoles, 16 de junio de 2010

Enhorabuena (y 2)


Manifiestan las chicas autoras del trabajo merecedor del primer premio que pretendemos realizar un estudio sobre la composición de nuestras familias, desde nuestras abuelas hasta nosotras, con el objetivo de averiguar por qué antes se tenían más hijos que ahora. Para ello hemos dividido el trabajo en las siguientes fases:
1. Diseño de la encuesta.
2. Reparto y recogida de la misma, encontrándonos con el primero de nuestros problemas en la recogida.
3. Recuento de datos.
4. Elaboración de tablas y gráficos.
5. Cálculo de parámetros estadísticos.
6. Comentario de cada tabla y gráfico.
Otros foros habrá, pienso, para un mayor análisis y detalle pormenorizado. Este vehículo, que me permite no anquilosarme en esta manía de garabatear vocablos, es un mero grano de arena para esa montaña que deberán conformar en su trayectoria docente. Ojalá que esta simple pincelada les aporte ‘vitaminas’ para el resto del viaje. Difícil, pero superable.
El tercer premio fue para el trabajo "Cálculo mental", elaborado por Laura Bencomo, Stefano Colla, Vanessa Díaz, Lorena González, Inma Luis y Sthefany Vernice, de 4º de ESO.
Indica Carlos en la justificación del mismo: La idea de hacer un trabajo de estadística para presentarlo al concurso surgió (aunque conocían la existencia del concurso casi desde principio de curso) después de Navidades, cuando terminaron los proyectos que venían propuestos en los cuadernillos del ISTAC (La Estadística mediante Proyectos). Por un lado, ellos quedaron satisfechos de los trabajos realizados (y yo aún más) y vieron con agrado la posibilidad de realizar otro trabajo; por otro, la propuesta de “mirarle las tripas” al concurso de cálculo mental con el que están “enganchados” les resultó atractiva… casi irresistible.
Y los alumnos señalan: Con este proyecto pretendemos poner en práctica los conocimientos que aprendimos en los cuadernillos del ISTAC, saber cómo funciona el concurso de cálculo mental y el trabajo que tienen que hacer los creadores y correctores de las pruebas, y saber si las preguntas:
Son difíciles para los alumnos.
Si se aprecian diferencias en los diferentes cursos de la ESO.
Si eran mejores los chicos o las chicas.
Ver las faltas ortográficas más usuales.
Ver cuántos alumnos tienen faltas de ortografía.
Ver qué hubiera ocurrido si el año pasado se hubiera descontado 0,25 puntos por cada falta.
Ver qué preguntas supusieron una mayor dificultad.
Lamento que el formato del blog, y la línea trazada por su responsable desde sus inicios, no permita mayores licencias. Pero quede la constancia de mi  profundo reconocimiento a una gran labor, a unos magníficos trabajos y a unos mejores logros. Que no los centro, única y exclusivamente, en los premios concedidos, que también, sino en haber inculcado valores de entrega y sacrificio que, a buen seguro, abrirán muchas puertas en el futuro. Por ello, Lali y Carlos, Carlos y Lali, vaya mi consideración y afecto más sinceros. La gilipollez –para los encumbrados– de ‘echar horas’, produce satisfacciones allá adentro adonde mentes vacuas jamás han llegado. Ni creo que puedan. Más que por carencias, por falta de entrenamiento.
A los alumnos, mi enhorabuena más cordial y animarles a perseverar, porque en la constancia está el mayor porcentaje de éxito en esa tarea que aún les queda por cumplir. Y cuando uno algo tuvo que ver, y aportar, en épocas ya pretéritas, qué decirles: estoy casi –igual es imposible– tan contento como ustedes. A pasarlo bien en ese próximo viaje a Gran Canaria para recoger el premio. Ánimo y adelante. Reitero: felicidades.