martes, 17 de enero de 2012

El 012

Lo habrá propagado, me imagino, más de uno. Este mundo de la Internet es tan amplio que ‘emilios’, blogs, redes sociales y todo ese intríngulis habrán hecho posible que sepamos algo más de este numerito que nos puso el Gobierno de Canarias para facilitarnos ciertos trámites. De un amplísimo dossier que me ha llegado, me he permitido el pertinente resumen. Hazlo circular (sí, nunca está de más) porque, entre otras cuestiones, de gratis, lo que se dice gratis, NADA de NADA. Lo pagamos dos veces, una vía impuestos, y la otra directamente. Vamos allá:

El Servicio 012 de Atención al Ciudadano del Gobierno de Canarias se pone en funcionamiento allá por el año 2000, y con él se pretendió centralizar en un teléfono único de fácil marcación diversos servicios básicos que se gestionan a través del Gobierno de Canarias. Salió a licitación pública y desde entonces, con sucesivas renovaciones en la concesión, lo viene prestando una misma empresa privada, Contactel Teleservicios SL., empresa creada unos meses antes (¿casualidad?).

En 2008 fueron casi 17 millones de euros, en 2010 han sido algo menos de 16 millones, para un servicio que puede ser muy bueno, pero no deja de ser más que una mera gestión telefónica, y con diferencia el servicio de atención telefónica más caro de todas las Comunidades Autónomas. Curioso, cuando en Canarias tenemos el paro y los índices de pobreza más alto del país, la cesta de la compra más cara, el porcentaje más alto de familias que no reciben ningún tipo de prestación económica, la Ley de Dependencia peor aplicada del país y las partidas de la Prestación Canaria de Inserción que apenas llegan para el 1% de las personas que merecen recibirla. Y con un Servicio Canario de Salud, cada vez más mermado en recursos, al que se le asigna casi la totalidad de los 16 millones de euros que paga el Gobierno de Canarias, como bien informa el propio Gobierno en su página web. Pero resulta que abonamos el servicio doblemente: de una parte en lo que el Gobierno de Canarias paga a la empresa por la contrata, 16 millones de euros por dos años (vigente en este 2012), y de otra parte lo que los ciudadanos pagamos a la empresa, a razón de 34 céntimos por llamada desde fijo o 42 céntimos desde cabina o móvil, con unas 14 millones de llamadas al año. Multipliquen ustedes y sumen al canon anterior.

Un detalle a tener en cuenta: el teléfono 012 de atención ciudadana lo usan sobre todo los que tienen que gestionar asuntos relativos a sanidad (pedir cita con su médico), trabajo (renovar alguna prestación), educación, vivienda, subvenciones, servicios sociales, etc. En el contexto de privatización constante de servicios básicos que antes eran públicos en el que nos movemos, las clases más pudientes acostumbran a tener seguros privados, a usar colegios privados o concertados para sus hijos y a no necesitar gestiones de paro o de servicios sociales. Luego el teléfono 012 es usado mayoritariamente por las personas que menos tienen, y es a ellos a los que se les carga el coste de las llamadas y a los que al tiempo se les priva de un montante importante de los presupuestos del Servicio Canario de Salud.

Y aún hay más, porque este teléfono 012, que cuesta lo que se ha dicho que cuesta en Canarias, resulta que se corresponde con dos números locales de tarificación normal (el 928 219 030 para Las Palmas y el 922 239 301 para Santa Cruz de Tenerife), números ambos a los que se puede llamar desde un domicilio particular con tarifa plana y no nos costará nada, y al otro lado responderá la misma teleoperadora que responde cuando llamamos al 012. Esto es así, pero no nos informan de nada en la página web del Gobierno de Canarias donde se anuncia el 012. No se entiende por qué pudiendo el Gobierno de Canarias ahorrarnos un buen dinero a muchos ciudadanos no lo hace. Total, si lo que nos cobran por la llamada viniera a engrosar las arcas públicas igual se entendería, pero no es así. Lo curioso del asunto es que la misma empresa Contactel Teleservicios SL tiene también adjudicada la gestión del servicio telefónico de atención ciudadana del Cabildo de Tenerife, y en la página web de esa institución comprobamos cómo se anuncia el teléfono 901 501 901, un teléfono de tarificación mucho menor, y además avisan de la posibilidad de llamar al 922 239 500 si se dispone de tarifa plana, y la llamada saldrá gratis.

Ya que hablamos de la empresa Contactel Teleservicios SL, no creo que rebajar la cuantía del contrato del 012 con el Gobierno de Canarias a unos precios razonables o perder la contrata le suponga mucho quebranto, pues esta empresa lleva también desde hace años la gestión del teléfono de emergencias 112 y la del denominado Cibercentro, o Centro Integral de Servicios Telemáticos del Gobierno de Canarias (este servicio es un servicio de carácter interno sin contacto directo con el ciudadano, y está adjudicado en la actualidad a una UTE formada por otras dos empresas además de la mencionada Contactel, que son Inerza y General de Software de Canarias). Ambos servicios, 112 y Cibercentro, conllevan un coste, y no pequeño, para el Gobierno de Canarias. Citando algunas de las adjudicaciones, el 29 de diciembre del año 2004 se adjudica el servicio del Cibercentro a dichas empresas por un valor de 4.770.000 euros. En el año 2002 el servicio del Cibercentro ya había sido adjudicado a otra UTE, formada también por la empresa Contactel y por otra llamada Serviport, por un valor de 4.567.691,99 euros. Y esto era hace casi una década, porque hace apenas unos años, en 2009, la contrata por este servicio de Cibercentro adjudicado a la UTE Inerza-Contactel-General de Software de Canarias ascendía ya a 11.124.100 euros.

Y seguimos sumando, y la relación de Contactel Teleservicios SL con la Administración Pública no se limita al Gobierno de Canarias, ya que dicha empresa gestiona también servicios telefónicos de atención ciudadana en el ya mencionado Cabildo de Tenerife, en el Cabildo de la Palma, en el Ayuntamiento de La Laguna, en el Ayuntamiento de Arona, en el de Los Realejos o en el de San Bartolomé de Tirajana, además de hacerlo también con empresas tan relevantes como Metropolitano de Tenerife, S. A., Transportes Interurbanos de Tenerife, S.A., Binter Canarias, la Caja General de Ahorros de Canarias o la Caja Insular de Ahorros de Canarias.

Llama la atención que este servicio de atención telefónica al ciudadano subcontratado con una empresa privada no esté extendido a todos los Ayuntamientos y Cabildos de Canarias, siendo un servicio tan ágil y provechoso como quieren hacer ver quienes lo tienen. La alternativa utilizada en esos otros Cabildos y Ayuntamientos que no optan por privatizar el servicio suele ser prestarlo por funcionarios o personal contratado directamente por la Administración, probablemente a  menores costes…

Hay más, pero la muestra, entiendo, es suficiente. Los gobiernos de turno cambian la escala de retenciones en el IRPF y… fastídiate tolete o a llorar a la plaza (de El Sauzal).

Mañana nos ‘meteremos’ con Endesa (Unelco, para entendernos).