martes, 1 de mayo de 2012

Lo que España necesita

A perdonar el desconcierto. Son frases extraídas del programa del PP a las últimas elecciones generales (20 de noviembre de 2011). Que lo he leído, casi íntegramente, este pasado domingo (no tengo solución). Y como ustedes son perfectos conocedores de las medidas con que nos sorprenden cada viernes, les propongo que lean con detenimiento y saquen sus propias conclusiones. Las mías, creo, están claras. Si hay dinero (tuyo y mío), se despilfarra. De no haberlo, lo obtienen de nuestros bolsillos (que no de los suyos). Al final, todos ‘jodidos’ (menos ellos). Lo malo es que ellos no son unos cuantos, sino unos muchos (Gobierno Nacional, Casa Real, Congreso y Senado, Autonomías, Diputaciones y Cabildos, Ayuntamientos… ¡Ah!, y a su alrededor, échale guindas al pavo). Menos mal que ya gozamos de un gobierno serio, responsable y, sobre todo, previsible. Por cierto, como la palabra “empleabilidad” no existe, lo mismo ella es la causante de tanto paro. Ahí va la batería:
Los españoles necesitamos un gobierno serio y responsable en el que poder confiar. Necesitamos respuestas creíbles a problemas reales. Necesitamos combatir el desempleo que hoy sufren cinco millones de españoles.
Un programa para crecer y generar empleo, para apoyar a nuestros emprendedores, y para garantizar la educación, la sanidad y el bienestar de todos, sin excepción.
El balance de los últimos años resulta desolador: cinco millones de parados, casi un millón y medio de hogares con todos sus miembros desempleados, un sistema educativo incapaz de proporcionar oportunidades, una generación de jóvenes expulsada del mercado laboral, y unas cuentas públicas fuera de control.
Frente a la crisis económica, la respuesta consistió inicialmente en negarla, luego en tratar de ocultarla con endeudamientos para gastos improductivos y, por último, en recortes, improvisación, falta de estrategia y de horizonte. El partido socialista ha perdido la credibilidad y la confianza de la sociedad.
La creación de empleo será la clave para que todos los ciudadanos puedan hacerse dueños de su propio futuro y de los nuevos espacios de libertad. Ese será el compromiso de nuestro gobierno.
Pondremos en marcha una reforma integral del mercado de trabajo que dé respuesta al drama social sin precedentes que representa un país con cinco millones de parados. Esta reforma integral supondrá un cambio coherente y coordinado de la contratación, la negociación colectiva, el sistema de relaciones laborales, la formación orientada al empleo y la intermediación.
Modernizaremos el impuesto sobre la renta con el objetivo de favorecer el ahorro, la inversión y el empleo. Fomentaremos fiscalmente el ahorro a largo plazo mediante la creación de una nueva deducción en el IRPF por el incremento anual del ahorro, que incluya la adquisición de vivienda habitual.
Mejoraremos la tributación de las prestaciones de los planes de pensiones.
Elevaremos los mínimos familiares en el IRPF adaptándolos mejor a las circunstancias de los contribuyentes, especialmente en relación con las familias numerosas.
Una economía competitiva requiere de fuentes de energía baratas, seguras y limpias. No podemos escatimar en fórmulas sostenibles de eficiencia y ahorro energético que además nos permitirán cumplir nuestros compromisos internacionales en materia de emisiones.
Promoveremos la reducción en la intensidad de uso del petróleo como fuente de energía primaria en el transporte.
Incrementaremos la percepción de seguridad como factor indispensable para el mantenimiento del turismo de calidad.
La educación es uno de los principales pilares del proyecto de reformas del Partido Popular. Nuestro propósito es que ningún alumno se quede atrás.
Queremos respaldar más a los profesores y que todos –alumnos, familias, gestores públicos y sociedad– reconozcamos al profesor el prestigio y la autoridad que merece.
El Partido Popular presenta en este programa las reformas necesarias para lograr un sistema educativo de calidad que permita a los españoles aprovechar las oportunidades que genera la economía del conocimiento.
El Partido Popular promoverá que todo alumno tenga las mismas oportunidades educativas con independencia de su lugar de residencia y de su situación socio-económica.
El papel del docente es clave para el éxito del sistema educativo. Hay que devolver al profesor al centro de la vida educativa.
Impulsaremos un sistema de becas que potencie la excelencia y la igualdad de oportunidades en los estudios universitarios, como factor clave para el éxito de una sociedad.
El Partido Popular se compromete a preservar el carácter universal y la calidad de los servicios públicos que conforman el Estado del Bienestar.
El Partido Popular está comprometido con el mantenimiento del poder adquisitivo de las pensiones.
Fomentaremos la medicina personalizada.
Promoveremos un proceso de introducción de nuevas tecnologías y fármacos al sistema, que garantice con rigor que todas las nuevas prestaciones que se incorporen al sistema han superado estándares de coste-efectividad similares a los que se aplican en otros países europeos, y que estas prestaciones sean accesibles para todos los pacientes.
Los pensionistas, están sufriendo especialmente los efectos de la crisis y el gobierno socialista ha congelado las pensiones.
El Partido Popular está comprometido con el mantenimiento del poder adquisitivo de las pensiones.
Los inmigrantes han rejuvenecido nuestra población y han contribuido al periodo de prosperidad económica más importante de este comienzo de siglo.
Se dará una solemnidad adecuada al acto de adquisición de la nacionalidad española.
En el Partido Popular creemos que la principal vía de integración de los inmigrantes es el empleo; su disposición a trabajar y sus cualificaciones son activos muy útiles para salir de la crisis.
Favoreceremos la empleabilidad de los extranjeros que se hayan quedado en el paro.
Desarrollaremos un modelo de inmigración circular, de forma que los extranjeros que vengan a nuestro país cuando hay empleo y vuelvan a su país cuando no lo hay, puedan acumular sus periodos de trabajo temporal a efectos de cómputo de permanencia, garantizándoles el permiso de trabajo en cada temporada.
Renovaremos, cuando lo marque su vida útil, el parque móvil de la administración general del Estado con vehículos más eficientes energéticamente.
Austeridad, transparencia y ejemplaridad serán el camino para devolver la confianza de la sociedad en la política y en quienes se dedican a ella. Austeridad, transparencia y ejemplaridad exigen un compromiso personal y una cultura política que los transmita y extienda. Austeridad, transparencia y ejemplaridad son valores cívicos y principios de conducta que deben integrar una cultura que caracterice la forma de estar y de actuar en política.
La lucha contra la corrupción es uno de los objetivos principales del Partido Popular, ya que el funcionamiento del sistema democrático no debe quedar nunca en entredicho por actitudes permisivas, indolentes o exculpatorias ante la gravedad de determinados comportamientos.
Velaremos, en el seno del Partido Popular, por el riguroso cumplimiento de nuestro código de buenas prácticas y de los compromisos de conducta asumidos por nuestros candidatos.
No negociaremos con terroristas ni por la presión de la violencia ni por el anuncio de su cese. Éste será un principio básico de la política de seguridad del Estado.
Instaremos las actuaciones oportunas en tanto esta banda terrorista continúe existiendo y existan organizaciones políticas que quieran legitimar, continuar, gestionar, justificar o defender el terrorismo perpetrado o el proyecto incompatible con un régimen democrático de libertades que ETA ha pretendido imponer.
Luego me acordé de que me bajaron el sueldo, que van a reducir otra vez el de los funcionarios (menos algunos privilegiados de Cabildos y otras menudencias; eso es coherencia), del repago farmacéutico, de Repsol y su prospecciones canarias, del IRPF, del IGIC, del IVA, y de la madre del cordero. Finiquité llorando a lágrima viva. Esto explota, tú. Y hoy celebramos el Día del Trabajo. Es para tomárselo a risa.