jueves, 16 de mayo de 2013

Más que nunca

Otro lucimiento de nuestro gobierno autonómico y nuevo derroche de los dineros públicos en un controvertido lema (para el Día de Canarias) que ha vuelto a dejar en ridículo a quienes dicen representarnos. Tras el anuncio, a bombo y platillo, del “más que nunca”, que a mí se me sigue pareciendo a la versión más cutre del leitmotiv de Jaime Marrero (más nunca), se ha montado la enésima carajera esperpéntica, de esas que solo ocurren en estos paraísos atlánticos. Aunque, dijo el gran Willy García, como nos gusta la verbena, la parranda y el tenderete, que viva San Isidro. Oye, ¿será familia el Marrero de la foto del que mencioné antes y por eso…? Se lo preguntaré al tocayo Jesús Farráis, porque lo mismo cuando yo sea portavoz del gobierno le encargo el lema a él, aparte de la dirección de otra ‘gala’ más chachi. Eso, con humor.
Tras sesudos estudios de la empresa a la que se le encargó la búsqueda y captura de la frasecita de marras, hete aquí que han venido a calcar, y ya es casualidad, la que el mismísimo Paulino lució en el último congreso de su propia formación política. Nacional, como la radio. Y arráyate dos millos. Pégaselo, compañero. Echa pa´cá unas perras de chochos. A comer carajacas y a beber vino. No chuches como un javardo, cacho simplón. Ni chiquito fogaje cogió el vinagre. Si un atillo tuviera, te sujetaba, que aburrión desgorrado no vuela nada. Viva Canarias. Que viva.
Como se ha podido comprobar de que a los canarios no les gusta, no nos vamos a estar enfadando: se cambia y ya está. Y el chiquito de El Sauzal (¿dónde estás metido Juan Manuel?) se queda tan pancho. Lo que se había desembolsado por el contrato publicitario, se mete en el cajón o baúl de los recuerdos y tararí que te vi. Con echar las culpas a Madrid, pelillos a la mar. ¿Listas de espera, comedores escolares, señales informativas…?
Pero a continuación de salir (hacia la mitad del informativo –no te rías– de Daswani, que primero van los incendios, accidentes y robos, amén de violaciones y degüellos) Rivero a ponerse farruquito con el aquí no ha pasado nada, aparece el señor Cruz, socialista gomero él, para señalarme que no hay que darle más vueltas. Nos los merecemos, por imbéciles. Nosotros. Ellos también, pero cobran más que tú y yo juntos. A los que hay que darles vueltas, en todo caso, sería a ustedes, como si fueran corchos de botellas de vino (Tempranillo no). ¿A qué punto de indecencia hemos llegado?
Lo del PSOE canario no hay por donde cogerlo. En un contexto político nacional (aquí el calificativo está usado como debe ser, y no con la interpretación coalicionera de nuevo cuño y sálvese quien pueda) como el que se está viviendo, el partido tendría que estar en un nivel tal que las encuestas deberían estarle asignando la mayoría más absoluta que jamás se hubiesen podido imaginar. Pero es tal la ineptitud reinante que el fracaso, o batacazo, es aún mayor que el del PP que nos (des)gobierna en jornadas de los viernes. No sabían nada, iban a pedir explicaciones. Es como si Adolfo fuera a Radio Realejos a reprocharle a Manolo que no le hubiese dicho nada del Himno a Viera. O al revés. ¡Ah!, el inciso: ¿Hay movida en torno al mismo? A un servidor –¿puedo opinar?– no le gustó ese tótum revolútum, no me dijo nada, no me satisfizo.
Los socialistas desconocían que el lema había sido utilizado por CC de manera partidista. ¿Y no habían invitado al evento (ahora todo es evento) a José Miguel? Qué pandilla de inútiles. Y con asesores hasta debajo de las sillas. Claro, están tan entretenidos con frases y fotos del bien quedar en las redes sociales que marginan los quehaceres importantes. Llevan una racha que mejor cierren el chiringuito, dejen pasar un tiempo y vuelta a empezar. ¿Dónde está esa juventud, ese relevo que dé los moquetes en la mesa? Y en Tacoronte ya se cargaron a Carlos Medina. Con un despliegue en los medios (aquello de los trapos sucios pasó a mejor vida) digno de cualquier programa de Telecinco. Qué esperpento. Me permito aconsejar a Miguel Cabrera Pérez-Camacho (a lo que he llegado, a coincidir con sus planteamientos) que amplíe sus referencias al presidente del ejecutivo canario (de cada cinco cosas que dice, cuatro son boberías) a sus socios gubernamentales porque, y a los hechos me remito, juegan idéntico papel o compran los boletos en la misma tómbola.
¿Fueron a la Romería Chica? Yo no, estoy retirado a mis cuarteles de primavera escribiendo boberías para que mis nietos se entretengan cuando vengan tiempos mejores. Les estoy inculcando el que se preparen porque en el futuro los políticos –espero que ellos lo sean– estarán infinitamente mejor cultivados que los de ahora. La crisis actual no es solo económica. O mejor dicho, esta es una consecuencia de la otra.
Bueno, mañana es viernes y concluiremos otra semana. Este jueves hace un año que ‘denuncié’ ciertas actitudes que se siguen reproduciendo, como mentan los lumbreras, al día de hoy. Y a pesar de los correos electrónicos de los políticos, que aún continúan en sus puestos, de que tomarían cartas en el asunto, el particular sigue zanganeando (sinónimo: deambulando) por el éter. Esperaremos pacientemente a 2014 por si compran una baraja nueva. Y también se cumple el primer aniversario de que el urólogo me dijo (palabras textuales): “esto quedó de puta madre”. Él, artífice de la rajada, se alegró, pero yo mucho más. Sean felices.