viernes, 31 de enero de 2014

Dudas razonables

Se acaba enero. Y mañana, te adelanto, y si te place, toca unas presentaciones de fotos viajeras. De dos lugares gerundenses encantadores: Banyoles (y su célebre lago) y Besalú. Lo mismo te parecerán interesantes por si no conoces los parajes retratados. Y de haberlos visitado, para el recuerdo.
Concluye esta semana y sigo sumergido, como la economía, en una mar de confusiones. Son demasiados los temas que requieren explicaciones. Y a pesar de las interrogaciones planteadas en cuanto foro me brinda Internet, no hay manera. Lo mismo intentan aburrirme. Son dudas razonables. Y puede que existenciales. Va la relación con el comentario añadido:
La situación del PSOE en Canarias no es la más adecuada para el propio sistema democrático. No se sabe a qué juega. Me da la impresión de que pretende ocupar el puesto de CC, es decir, yo salgo a perder en la contienda y después pactaré con quien sea para no bajarme del machito. Además, somos tan pocos, pensarán, que al conformarnos con los puestos que aseguren nuestras mullidas poltronas, siempre hallaremos un aliado perfecto en Paulino, por ejemplo. Penoso. Y lo de La Palma, esperpéntico.
No he hallado eco en mi propuesta de abogar por entidades públicas equilibradas, con una plantilla de funcionarios acorde con la labor que se le exige, pero, al tiempo, con unos responsables políticos que coordinen y dirijan la gestión sin sobredimensionar el número que debería considerarse normal para menesteres tales. Nada esperaba de aquellos partidos o formaciones que en esta etapa democrática hayan ‘disfrutado’ de las tareas de gobierno. Porque practican lo de hoy por ti y mañana por mí de la manera más descarada posible. Basta con leer las “restricciones” en el límite de sueldos de alcaldes y concejales liberados, para darse uno cuenta de que, salvo que hallemos en los pueblos gentes sensatas y cargadas de algo tan simple como es el sentido común, puede que nos salga más caro aún la pretendida regulación.
Se alega de que deben tener un sueldo digno para el ejercicio de la responsabilidad asumida y que le evite la tentación de meter la mano en la lata del gofio, que decimos por estos lares. Hace apenas unas horas entrevistaban a Juan Fernando López Aguilar, nuestro ‘piquito de oro’, que se ha lanzado a una frenética carrera para que lo designen cabeza de lista en la candidatura socialista para las próximas europeas de mayo. Y le preguntaban por si el suculento sueldo de los europarlamentarios (más de setecientos) estaba en consonancia con su escasa actividad laboral, bostezos incluidos. Y con su vaga respuesta concluí que las ideologías murieron tiempo ha ahogadas en el plato de lentejas. Al desertor de Canarias me gustaría señalarle que a un servidor –y me imagino que se me sumarán millones– también le encantaría poder tributar mayor porcentaje al que me estipulan para con mi pensión. Mucho más, señal inequívoca de lo que cobraría en ese hipotético caso. Y de sonrojo agudizado la disculpa de que viajan en primera clase porque la turista siempre va llena. Vaya socialismo de los co…nsuelos.
Esto no es malo, es peor. Pero retomando el argumento de unas líneas más atrás, lo lamentable es que no se escucha a los que están en la cola y aspiran a ocupar escaños en un futuro, argumentar que ellos cambiarían esa dinámica y serían capaces de ponerse en el pellejo de los que las pasan canutas para llegar con su sueldo al día quince. Nada, silencio absoluto. No quieren prometer ni jurar en vano. Lo que demuestra el sacrificio, la abnegación, la capacidad de entrega y la facilidad para… poner la mano. Es increíble el comprobar cómo todo se pega. Ahora que a Julio Anguita se le olvidó el afer de la pinza y que presume vivir de su pensión (no sé en qué demonios se diferencia de mi situación), puede que sea hora de que reclame mayores implicaciones, y diferencias que marquen, en su Izquierda Unida. Necesitamos modelos, y no de boquilla en intervenciones televisivas. Y de paso, si explica lo de Extremadura, agradecido.
Como simultaneo la escritura con echar una visual a lo que va surgiendo, debo dejar el resto para otro día, si se tercia, porque acabo de tener conocimiento del auto dictado por la titular del Juzgado de Primera Instancia e Instrucción numero 2 de Santa Cruz de La Palma que deja sin efecto la expulsión de los consejeros socialistas del Cabildo. Y me pierdo en si guarda tal medida algún tipo de relación con lo acontecido antes en Tacoronte. Puede que a Manuel Marcos, presidente de la gestora, le crezcan los enanos, algo no muy aconsejable en su isla natal. Y que a José Miguel le convendría casarse por lo civil con Paulino Rivero, aprovechando que vienen los carnavales. Sería el disfraz adecuado para la pareja de hecho que ya forman. Y de tal guisa, cubrirse de polvos en la luna de miel (Parador de la Isla Bonita).
Vamos a ver si febrerillo el loco no viene tan revuelto. Porque cuando leo que Pedro J. Ramírez, hasta ayer director de El Mundo, dice que lo deja para dedicarse al periodismo, si no fuera por la complicidad existente con Pepillo y Juanillo, me consagraba a la albañilería, o a la electricidad, o a la jardinería, o me creaba un blog y escribiría como un descosido, o me presentaba a las próximas elecciones municipales para romperle la mayoría absoluta a Manolo y obligarlo a pactar. Le exigiría la Dirección General de Relaciones con los Medios. Y como lo trinque de buenas, hasta con los tercios, los cuartos… Eso, los cuartos, ya nos vamos entendiendo.
Feliz fin de semana. Recuerden que mañana hay fotos. Y ya que el lunes es festivo en la isla picuda, viva Candelarita, lo mismo también me alongo.