martes, 24 de junio de 2014

De huertos escolares y otros

Apenas dos días duró la ilusión veraniega en El Realejo. Ayer lunes tuvimos una mañana de bruma y posma (o sorimba, que también se menta). Así que estuve un par de horas en casa informándome. Lo malo es que no siempre la prensa (digital) da a conocer la realidad a sus lectores, sino que se erige en intérprete del entorno y plasma en sus líneas y párrafos aquello que estime pueda vender más. Como los periodistas no pueden trazarse su propia agenda, porque esta ya figura escrita al dictado de intereses editorialistas, te debes tragar que es mucho más importante la visita del ‘alfombrista’ Emilio Butragueño que dar a conocer interesantes iniciativas de las muchas que surgen en este valle de lágrimas (que diría el amigo Evaristo). Y te pongo un ejemplo:
Publiqué en este mismo blog el pasado día 6 del presente mes de junio un comentario de lo que estimé gran labor de un centro docente. Se trataba de una reseña alusiva al huerto escolar del CEIP Santo Tomás de Aquino. Que bajo la denominación de ‘Entre coles y coles’, la comunidad educativa del citado centro villero ha involucrado al alumnado en una experiencia digna de elogio y que, a buen seguro, habrá de potenciar sus capacidades. Por si no tuviste acceso al mismo en aquel entonces, aquí te dejo el enlace por si te apetece ojearlo: http://pepilloyjuanillo.blogspot.com.es/2014/06/entre-coles-y-coles.html.
Se trasladó la información a varios medios y al gabinete de prensa del ayuntamiento. Incluso el alcalde orotavense tuvo conocimiento del hecho. No hubo manera. Hay otros aconteceres de mayor relevancia. Como espolvorear las inmundicias claustrales que llenan de mugre otro colegio del Valle.
Lo anotaré en la agenda. Porque mañana, cuando las piedras rueden en sentido contrario, puede que se requieran los favores de aquí para allá. Dicho queda y plasmado por escrito. Al tiempo, más desahogado me hallo.
Y seguimos por los alrededores con ese “otros” del titular. Ya quitaron los semáforos de Realejo Bajo. Y transité por la calle Guillermo Camacho este último domingo. Tuve rara sensación. Claro, tanto tiempo que el pobre coche apenas recordaba las curvas y cambios de marcha. No creo que Manolo se haya apurado por algo que le escribí hace unos días en el face. ¿Te das cuenta del progreso?
Como me han solicitado que les aclare lo que mencioné no ha mucho acerca del cierre del anillo insular y dado que me importa, y mucho, que abran el tramo Icod-El Tanque, hace un rato acabo de ver en el mismo digital, una al lado de la otra, estas dos noticias:
Coalición Canaria de Tenerife exige al PP que cumpla con Tenerife y permita culminar el Anillo Insular.
Manuel Domínguez (PP): El gobierno de Canarias incumple con la financiación acordada con el Cabildo de Tenerife para culminar los tramos del anillo insular de carreteras.
¿Qué? Nos toman por imbéciles. O dicho de otra manera: ¡Qué inteligentes son!
Y ya que mi alcalde me da bola, aprovechémoslo. Después de una defensa a ultranza de la Mancomunidad del Valle de La Orotava, reculan los dirigentes norteños, con Domínguez a la cabeza, y se la cargan a cambio de un Consorcio. Alegan ellos que esta última figura es más flexible, les va a dar más juego. Son como niños. Aunque lo mismo suprimo la comparación y los identifico directamente.
Nunca, jamás de los jamases, he estado de acuerdo en las visitas de mandamases insulares (o regionales) a los pueblos para actos partidarios en los que se tratan asuntos que corresponden a la gestión de las instituciones públicas. Lo que dejado meridianamente claro con presencias de consejeros del Cabildo y ahora le ha tocado el turno al mismísimo presidente, el candidato de la ilusión, quien vino a echarle una mano al alicaído Enrique para prometerle que el alumbrado de la carretera del Maritim verá la luz en un futuro inmediato. Ya está bien de tomaduras de pelo y de crear falsas expectativas con tantos ayuntamientos paralelos. Solo faltó que en la fotografía apareciera José María, superviviente de aquellos tiempos gloriosos en que Pepe Segura inauguró la carretera (tramo de La Frontera a Los Lavaderos) allá por los ochenta del siglo pasado. Cojan fundamento, arreglen a nivel interno las desavenencias y dejen estos barnices al margen. Y no crean que se quedan atrás los otros grupos opositores. No me tienten.
Tuve una ligera conversa hace escasas horas con un paisano de San Juan de la Rambla. Y como salió el asunto de su alcalde, el singular y genuino Tomás Mesa (me ahorro otros calificativos que también resonaron por aquellos lares), me señaló que bien haría el Partido Socialista en explicar al electorado todo lo concerniente al pacto que tuvieron con el susodicho, así como de los motivos habidos en la ruptura. Porque no les bastará con culpar a Marco, su actual sostén. Y es que de no ser así, insistía, la gente se puede abstener o decantarse por cualquier otra de las múltiples formaciones de nuevo cuño, aunque su único programa sea la proclamación de nosotros somos diferentes, más de izquierdas, y ustedes son muy malos. Y como me identifiqué con su argumentación, colgado queda. Para que futuras generaciones hagan el comentario pertinente en las pruebas de la PAU.
Hoy es San Juan. Y ayer me di el primer baño. Me bastó con subir a la azotea de casa. No hizo falta que nadie me llevara al muelle. Piensa lo que quieras.