viernes, 28 de octubre de 2016

Una moción

La señora de la foto es Águeda Montelongo, diputada majorera del grupo popular en el Parlamento de Canarias. Días pasados presentó una moción para que la Cámara instara al Gobierno de Canarias y que este asumiera una serie de medidas y acciones encaminadas a disminuir las lista de espera sanitarias y aumentar las especialidades médicas en los distintos hospitales públicos de Canarias. Dicha propuesta fue aprobada por unanimidad. Aunque me extraña la ausencia de los miembros del Ejecutivo, salvo el consejero de Sanidad, Jesús Morera. Me dicen desde el recinto legislativo que el susodicho aceptó de tan buen grado la iniciativa que ni se le cayeron las gafas ni se despeinó.
El titular que aparecía en el digital del que obtuve la información es de este tenor literal: “Águeda Montelongo ha logrado la unanimidad del Parlamento de Canarias entorno [sic] a la sanidad en Canarias y Fuerteventura”. Yo lo siento, porque estamos a final de mes y son días de ‘San Cobro’, pero la explicación de la diferencia entre “en torno” y “entorno” deberá ser debidamente abonada. Pero no se vayan todavía que resta algún apéndice.
La señora Montelongo echó mano de las reivindicaciones de la plataforma Por una Sanidad Digna en Fuerteventura y ha logrado un hito importante. Los tiempos siguen revueltos y obtener consensos en el actual panorama político no es cuestión baladí.
Como el PP se desvive para entrar en el ruedo, no ha desaprovechado la oportunidad para lanzar mensajes: Es un  hecho histórico esta aprobación y se ha marcado la hoja de ruta que ha de seguir a partir de ahora el Gobierno regional. No aclara la explicación si desde dentro o desde fuera.
En una sucesión machacona de párrafos, con reiteraciones hasta la saciedad, el medio de comunicación marea al más pintado dándole vueltas al mismo argumento. Transcribo uno de ellos:
“Montelongo en su intervención en la defensa de esta moción ha insistido en que el ciudadano ya ha hablado y ahora ha llegado nuestro turno, el momento de hacer política en mayúsculas, una política de hechos y no una política de pasillo, de rudas [sic] de presa [sic] y de declaraciones y, esta moción es precisamente fruto de eso, de poner la política al servicio del ciudadano”.
Podía haber elegido cualquier otro. Porque no constituyen un dechado de buen hacer periodístico. Pero es que aparte de las ‘rudas de presa’, me ha llamado poderosamente la atención el descubrimiento de haberse percatado doña Águeda de que toca llevar a cabo una política de hecho y no de pasillo, ruedas de prensa y declaraciones. Le faltó añadir lo de la foto para pintar a la perfección a su correligionario Manuel Domínguez, alcalde mi pueblo en sus escasos ratos libres. Personaje que nos vende humo en frascos pequeños, que le gusta más una instantánea que a un burro un puñado de millo y del que algunos seguidores aseguran que lidera la mejor labor en cultura que se ha visto jamás en la Villa de Viera. Cuánta falta de ignorancia. Yo entiendo el agradecimiento a besos y arrumacos en cantidades industriales, pero obviar que la labor que se irradia desde la Casa de la Cultura viene desde muy atrás es tan injusto como falso. Primero, por los propios funcionarios que ejercen una gran labor desde el centro citado. Segundo, porque las semillas que sembraron Álvaro y Vicente siguen germinando para general regocijo de todos los realejeros y para beneplácito de los políticos que entendieron era conveniente continuar la línea trazada por aquellos. Que valga de desagravio a los que sentaron bases sólidas ante los comentarios adulatorios (babosos, casi) que circulan por las redes sociales. Cuándo se irá a despertar el contribuyente ante el patente desfalco al que le somete el sueldo del alcalde por ejercer cometidos que distan bastante del sentido del acuerdo plenario que fijó tales retribuciones. Nos engaña con sus reiteradas ausencias y arriba debemos reírle sus ocurrencias fotogénicas y su autobombo.
Y si por un casual piensas que iba de farol e indocumentado, te ruego pinches en el siguiente enlace: http://www.eldigitaldecanarias.net/index.php?tmpl=modal&view=article&id=18603. Como bien escribe el amigo Salvador García: Es lo que hay.
Con el presente concluimos la que podríamos considerar serie normal de comentarios para dar paso este fin de semana, último de octubre, a las dos siguientes entregas de Turismo y Folclore. Nos seguimos aproximando a los dos millares de artículos, objetivo a alcanzar por Pepillo y Juanillo. Desde La Corona ahí está, en expectativa de destino. Disfruten, que ya la borrasca pasó. Y que vengan muchas más como esta.