sábado, 12 de noviembre de 2016

Turismo y Folclore (XXIV)

(Y concluimos le entrevista a Juan de la Cruz)
¿Qué opinas acerca de las influencias del "progreso" en el folclore?
Se podrían analizar dos aspectos antagónicos:
-Un aspecto positivo o beneficioso, donde los medios audiovisuales han propiciado la difusión de nuestro patrimonio folclórico, haciendo posible que muchas rarezas, conocidas solo por algunos pocos, se popularizaran lo suficiente, para que estén hoy totalmente popularizadas.
-Un aspecto negativo, que es el de la homogeneización de los diferentes estilos que existían antes, gracias a la gran difusión que han tenido nuestros más afamados intérpretes a través de la radio y la televisión.
Antes se distinguía el estilo de Tejina del de Taco, o el de Lanzarote del de La Palma. En cambio, ahora se suele dar el que los de Lanzarote o de Gran Canaria canten por Tenerife y los grupos de La Palma bailen seguidillas de Gran Canaria.
O sea, que por un lado ha contribuido a distribuir rarezas folclóricas que eran conocidas solo por unos cuantos, piensa en El Vivo de El Hierro; y por otro lado, en cambio, ha posibilitado el que los estilos folclóricos, antes fácilmente distinguibles de una isla a otra, ahora estén mezclados. Solistas de La Palma cantando al estilo de Tenerife, a los Dacio Ferrera o Mari Carmen Mulet, por ejemplo.
¿Marcaron Los Sabandeños el inicio de una nueva etapa en el folclore canario?
Sí. Y este hecho se puede también analizar bajo dos puntos de vista:
1.- Difundieron muchos géneros folclóricos que eran desconocidos para el gran público, aunque daban prioridad a criterios estéticos y que, en muchas ocasiones, sacrificaban cuestiones fundamentales como ritmo, aire, tiempo, cadencias, etc.
O sea, que ellos, por ejemplo, interpretaban el "Baile del tambor" –fueron los primeros que lo incluyeron en su repertorio– pero ese baile en sí no es como lo tocan los gomeros, o el toque de las chácaras no es igual.  Mantienen  lo  que  es el tiempo musical, pero luego lo corean 3 o 4 voces. En cambio no hay ninguno que sepa acompañar las chácaras como son.
2.- Preconizaron el tipo de formaciones musicales integradas solo por hombres, dejando de lado a las solistas femeninas y los cuerpos de baile. Y potenciaron los arreglos musicales.
Este esquema de grupo ha sido repetido hasta la saciedad. Se llegó a un momento en que casi no había grupos con cuerpo de baile o con solistas femeninos. Con la creación del grupo folclórico Los Majuelos, se retomó el antiguo esquema  de  las  rondallas, aportando como novedad el lucir diferentes indumentarias de distintas épocas y zonas de la isla, huyendo de la uniformidad habitual.
Estos son los dos aspectos que yo creo que se pueden analizar de Los Sabandeños.
¿Quién falla o acierta en la mala o buena imagen que se está dando?
El desconocimiento general de nuestro patrimonio folclórico, ya que nunca se enseñó ni se potenció en los centros de enseñanza públicos ni privados. Por tanto, hay una carencia casi total de conocimientos en generaciones más jóvenes, que solo han vivido otros tipos de música.
La imagen que se ha dado –y se está dando– es penosa. Y para muestra solo hay que visionar el programa "Taifa y candil", única muestra de "nuestra realidad" folclórica actual. ¡Fortísimo!
Benito lo llama "Caca y candil"...
Yo lo llamo "Baifa y morir".
(Le comento la interpelación que le hice a la Directora Regional de TVEC, Piedad Alarcón, en la Universidad de verano en Adeje, acerca de ese programa)
Es que están poniendo verdadera basura. Metiendo lo peorcito de los grupos y encima con un criterio de favoritismo personal del señor que lo lleva. Solo van los que le caen bien. Los que le caen mal, porque no le han dorado la píldora, los que siguen la tendencia de los nuevos grupos en cuanto a indumentaria, esos no van.
He tenido que hacer una pequeña biografía de Nanino Díaz Cutillas, para lo que he revisado toda su trayectoria en televisión y cuando me surgen las comparaciones con este, que está enchufado por Jerónimo Saavedra, me horrorizo.
Cuando estaba Tenderete, todos esperábamos el programa con cierta ansiedad y los que disponían de vídeo en aquella época, lo grababan y lo han conservado para la posteridad. Hay verdaderas reliquias del programa.
Si preguntáramos ahora a la gente quién ve "Taifa y candil" nos encontraríamos que, probablemente, lo componentes del grupo que va a salir y nadie más.  Es una cosa vergonzosa. Lo que pasa es que la culpa es nuestra; tuya, mía, de Benito y de todos los que estamos contemplando la situación, con los brazos cruzados y sin salir a la opinión pública a decir lo que realmente pensamos.
Nosotros enviamos una carta al director del programa, no a él, que solo es el presentador y asesor, y le expusimos todos los pros y los contras. Este señor nos prometió que iba a intentar enmendar la papeleta. Y nada de nada. Ya lleva más de tres años y no mejora.
¿Juegan las instituciones el papel que les corresponde en la difusión de nuestro folclore en las embajadas que se realizan?
No. Por idénticas razones que expuse en la respuesta anterior. Hay un desconocimiento general y se recurre al intrusismo, a lo más cercano, sin cuestionar sus valores, su autenticidad o su buen hacer.
Con toda seguridad conocerás grupos que constituyen excepciones y que demuestran su buen hacer en cuantos lugares se requiera su presencia, independientemente del público asistente, sea turista o nativo. ¿Podrías citarlos?
Grupo Folclórico de la Escuela de Magisterio, Agrupación Folclórica Universitaria, Los Alzados de Icod el Alto, Grupo Folclórico Idayra (El Draguillo, Santa Cruz de Tenerife), Grupo Folclórico de Sabinosa (El Hierro), Los Magos de Chipude (La Gomera), Grupo Folclórico de La Aldea (San Nicolás, Gran Canaria) y el Grupo Echentive (Fuencaliente, La Palma). No están puestos según un orden de prioridades, sino según me fui acordando.
Se podría incluir otros, pero hay grupos de los que no estoy muy al día.
En líneas generales, ¿cómo ves el panorama? ¿Qué futuro nos espera?
De lo más desalentador. El hacer de la mayoría de los colectivos dedicados al folclore, carece de rigor y no garantiza para nada la continuidad de cara a las nuevas generaciones. La cultura tradicional desaparece a pasos agigantados y será muy difícil parar este proceso. Es absolutamente inevitable. Todos estamos como Don Quijote luchando contra los molinos de viento. Estamos haciendo lo que podemos, o casi lo que podemos, pero eso no quiere decir que sea suficiente para garantizar la continuidad del folclore.
Cuando yo era chico y veraneaba con mis tíos en La Punta, entre una cosa y otra siempre se reunían parrandas. Es decir, que eso lo viví sin necesidad de salir del patio de la casa, de una manera natural. Mientras nosotros jugábamos, estaban los mayores allí tocando. Me quedaba extasiado oyéndolos.
Eso las nuevas generaciones no lo ven para nada. Y si no lo han vivido, no se les despertará el interés para preservarlo.
Pero se ve mucha gente joven en los grupos de las Asociaciones de Vecinos...
Bueno, gracias a Dios, sí. Cuando Juan López reunió hace poco a 200 niños en el Teatro Guimerá a tocar aires de la tierra y a bailar, eso es muy bueno. Pero sigue siendo minoritario.
Me viene, es otro ejemplo, el concejal de cultura del ayuntamiento de Tegueste pidiéndome que les asesore en el tema de la indumentaria típica del pueblo, porque quieren hacerse los trajes, pero bien. Pero luego se buscan un sastre, que no es sastre, es desastre. Luego el monitor de baile es palmero. ¿Cómo se puede hacer así una buena labor? Y tú escuchas al alcalde y concejales diciendo, cuando llega la época de la romería, que Tegueste es la cuna del folclore en  estos momentos. ¿En qué quedamos entonces?
Hace unos días le dije al concejal que comenzaran haciendo una encuesta cortita en el Club de la Tercera Edad, que fueran viejo por viejo preguntando qué saben cantar y/o bailar. Ahí ya tendría una base de partida, aunque solo hayas descubierto a una viejita que recuerda cómo se bailaba la folía en Tegueste en el año de la pera. Pero este monitor solo te va a enseñar cómo la baila Tajaraste, Aythami, si no es que enseña las de La Palma.
¿Conoces alguna iniciativa que merezca la pena destacarse?
Sí la escuela de Folclore de Santa Cruz, por poner un ejemplo de entidad oficial.
La de Los Alzados, Echentive o el Colectivo de La Aldea de San Nicolás de Tolentino, por citar colectivos particulares.
Seguro que se me han pasado aspectos que te interesa destacar...
Bueno, yo creo que hemos tocado todos los temas, bien sea de una manera directa o indirecta. En principio, pienso que está bastante completo.
Hablamos del grupo. Del mío, claro. De los problemas de todos los colectivos, de las escisiones y ulteriores disputas...
Tras hora y media  de platicar, damos por concluida esta amena charla.
Afuera, cuatro turistas buscan la entrada al Museo. Una de ellos porta en sus manos una guía turística.
"Éste sabe lo que quiere", me digo.