sábado, 28 de noviembre de 2009

A salto de mata (2)

Tras el somero repaso mañanero de la prensa, eso que te mantiene más cabreado que informado, medito un fisco y tecleo. Primero una cita textual (de mi propia cosecha sólo el personaje entre paréntesis, que lo he obviado del original para que tú, estimado fisgoneador, le pongas nombre y apellidos):
Sobre las críticas y ataques recibidos, advierte que no conocía el programa en cuestión, nunca había visto nada de la cadena “porque no suelo ver chanchullos de estos”, pero ha visto el último programa “y he cogido un cabreo y un rebote alucinante” porque (mister x) “sin conocerme de nada, me puso lindo, me llamó de todo” y asegura que es triste que alguien utilice un medio de comunicación para atacar a otra persona, sin argumentos de ninguna clase, sólo tratando de ridiculizar por la condición sexual “porque a nadie le interesa” dejando claro que está tranquilo. Desde su punto de vista, en un programa de televisión no cabe ponerse a denigrar a una persona sólo con el ánimo de desprestigiar, ya que le recuerda a “personajes” como (mister x) “que lo único que está haciendo es defender, junto a muchos miles de vecinos de Tacoronte, un PGO más razonable” y se muestra dispuesto a debatir sobre el PGO “cuando él quiera, en un lugar neutral y con un moderador parcial”.
Chacho, chacho, chacho. Lo de siempre, nunca lo vemos, pero todos –he dicho todos– comentamos. Y, a lo mejor, te lo he puesto difícil, porque quizás haya más de un retrato. ¡Ah!, lo de moderador parcial deberá ser un error, porque, precisamente, parciales sí que lo son. Y se les nota un montón y más.
Otra perla:
Leído el editorial aparecido en 12 periódicos catalanes, y que ataca de manera directa, cruel y antidemocrática al Tribunal Constitucional, el españolito de a pie que firma esta opinión le dice a esos editorialistas (¿o sólo ha sido uno?): marchaos, definitivamente, marchaos, emprended el camino que más queréis, y hacedlo sin esa España que os oprime, sin esa España democrática, consentidora de tantos atropellos, y que vive repleta de anomalías, porque anomalía es la vuestra, y anomalía es también vuestra imposición.
Viva España, alzad los brazos hijos del pueblo español… Prietas las filas, recias marciales, nuestras… No pasarán… Del barco de Chanquete no nos moverán. España: Una, Grande y Libre… Pasó Blas Piñar por el Valle de los Caídos y tocó suavemente con sus nudillos en la losa del Caudillo… Recuerdo cuando un exaltado interrumpió una disertación de Adolfo Suárez espetándole aquello tan consabido de que España ni es democracia ni es nada. A lo que el que fue presidente de todos los españoles –guste o no– le contestó que gracias al estado democrático él podía decir aquellas cosas y tomarse como una discrepancia de opiniones. Lo que no parece tan seguro en este revuelto caos del periodismo es que los escribidores tengamos claro lo de informar y/o comentar. Y concluyo este segundo pasaje: ignoraba un servidor que un simple café diera para tanto contagio. Qué léxico, qué dicción, qué bien “prenunciamos” (del verbo “prenunciar”).
El descorche de la nueva cosecha, que de simbolismo nada tiene, producido en la Casa del Vino La Baranda, del Sauzal, a tenor de las fotografías que circularon, más parecía un mitin de Coalición Canaria que el ir a echarse un buche de vino. Aunque, sea como fuere, allí estaba Isaac. Que se va a perder él un acto tan emblemático. ¿Estaba bueno, compadre? Con el alcalde villero existe la suficiente confianza, cuidado con eso. Y cumplimos años el mismo día de diciembre, en el que también nació Rafael Alberti. Los tres en años diferentes, aunque los tres jubilados. Bueno, Alberti, mucho más que nosotros.
La penúltima va dedicada a María Jesús Ferrer. A la que señalo que aun viendo lo toros detrás de la barrera, tengo la ligera impresión de que si alguien sobra es ella. No sólo te estás cargando al PSOE en el Puerto, sino que se lo estás poniendo harto complicado a los que aspiren a gobernar en 2011. Sea Lola, Juana o la hermana. Es probable, ya lo manifesté para los socialistas realejeros en anteriores ocasiones, que nadie sobra en el Partido. Pero cada uno en su sitio. Y el que vale para poner candidaturas en el sobre, bienvenido sea. Y lo del sobre no va con segundas por lo de Correos, que a lo peor sí. Estás jugando con fuego y utilizando exactamente las mismas armas que usan los que tú criticas. Y la violencia no se combate con más violencia. Tus intervenciones denotan desquiciamiento, y eso requiere profundas terapias. Porque cuando se pierde la ecuanimidad, bien poco resta para el caos. Lola sufrió las consecuencias de la victoria de aquella asamblea ‘juvenil’ y tú te empeñas en echar más leña al fuego. Ahora la coges con Coello. Pues yo, que hablo con muchísima gente portuense –y no lo anuncio en tele alguna–, saco conclusiones. Y no van en consonancia con tus disparates. ¿Por qué siempre creemos que es el otro el que tiene que echarse a un lado?
La última (por hoy): Miguel Ángel Regalado ha sido designado por la agrupación socialista realejera como candidato del PSOE a la alcaldía de la Villa de Viera. El amigo Vicente sigue mis pasos y mis consejos. Actuaremos, ambos dos, de abuelos. Pero Miguel Ángel deberá ser consciente de la enorme dificultad que tiene ante sí: recuperar la ilusión de un pueblo que se volcó en épocas pretéritas con un proyecto que el tiempo ha ido diluyendo. Pero es joven, profundo conocedor de los movimientos asociativos y, me han dicho, buen gestor. Y deberá saber que el partido socialista tiene gravísimas carencias en determinados núcleos. Por lo que, si como hasta ahora, un comité de no sé qué le va a imponer el resto de la lista, aviados vamos. Porque no todo es un buen número uno si no se conforma un equipo decente y capaz. Personas preparadas y dispuestas a crear expectativas en un municipio adormilado. Que conviva con el pueblo y no haga del despacho su modus vivendi. Que se mezcle con la gente y participe de sus inquietudes, de sus sueños, de sus utopías. E insisto en mi teoría –a pesar de que a muchos no les guste–: no todos están en condiciones para el salto, no todos valen para formar parte de una corporación. Pero todos servimos para apoyar. Y los Partidos que se han dado cuenta de eso obtienen mejores resultados. Hay que distribuir cometidos. Y de los vacíos de CC y del PSOE en Los Realejos ha sacado buena tajada el PP.
Mañana intentaré no inmiscuirme en los resbaladizos terrenos de la política. Hasta entonces.