lunes, 11 de enero de 2010

Juntas Locales de Instrucción Pública (y 2)

(continuación)
Al día siguiente se constituye la Junta en el salón-escuela de niños del barrio de San Juan. Fue presidida por el alcalde titular, D. Francisco Urtusáustegui. Era maestro de dicha escuela D. Abelardo A. Borges. Asistieron sesenta y dos niños, “con buen orden y compostura”, habiendo faltado veintidós, “unos por falta de ropa y zapatos y otros por hallarse enfermos”. A destacar:
“[...] ha resultado estar muy adelantados en general, si bien se ha notado algunas faltas por lo que respecta á la acentuación y puntuación.
[...] se les ha examinado de escritura, haciéndoles presentar sus respectivas planas y escribir algunas palabras que verificaron en general con soltura, dejando complacida la concurrencia, siendo sobresaliente el niño Francisco Rodríguez y García por lo bien trazada que se hallaba el corte de su plana”.
Finalizados los exámenes y al manifestarse por el Sr. Presidente que se iba a proceder a la distribución de premios, “se han levantado instantáneamente de sus asientos y puéstose de pié todos los alumnos”. De su discurso, se entrecomilla en el acta de esta sesión (Archivo Municipal de La Orotava; Libro de actas de la Junta local de Instrucción, Legajo 2, Villa de la Orotava, 1878) el párrafo siguiente:
“Sin instrucción, ha dicho, no hay felicidad posible, no hay consideración social, no hay nada, en fin, que pueda hacer al hombre satisfactoria la existencia. Por esto, os encargo, que seáis asiduos y aplicados y si esto no es bastante, os lo ruego. Tened respeto al Maestro como á vuestros padres, pues si á estos le debéis la vida y les soy deudores de todas clases de sacrificios y de un amor acendrado, á él le deberéis quizás más tarde la fortuna ó una posición encumbrada con la semilla del bien y el pan de la instrucción que hoy os distribuye á manos llenas”.
A los quince días del mes de junio de 1878, en la escuela de niñas del barrio de La Concepción. Presidió el Teniente de Alcalde, D. Santiago Benítez de Lugo. Profesora: Dª. Carolina Afonso Villavicencio. Alumnas presentadas a examen: 51 niñas. Faltan catorce, sin causa justificada y cuatro por enfermedad. Señalar que en todos los exámenes verificados destacaron las mismas alumnas: María del Carmen González, Manuela Oramas y María de la Concepción Acosta.
Diecisiete de junio de 1878; escuela de niñas de San Juan. Vuelve presidir el Sr. Alcalde, D. Francisco Urtusáustegui. Profesora: Doña Dolores Sánchez Peña. Se examinan 81 alumnas. Faltan cuatro. A pesar de la previa aclaración de la maestra de no existir gran adelanto debido al poco tiempo que llevaba al frente de la escuela, la reseña de los exámenes que se refleja en el acta no indica nada al respecto.
La siguiente acta, la que lleva por fecha 30 de diciembre de 1878, se limita a transcribir el informe que eleva la Comisión examinadora. Que se muestra satisfecha del resultado obtenido los días 16, 17, 18 y 19 en las escuelas públicas de niños y niñas, notándose “un inesperado adelanto en los alumnos y alumnas en este semestre que ha demostrado el celo y actividad de los profesores, así como la aplicación de los discípulos”.
Se expone que la escuela de Dª. Dolores Sánchez Peña, “atendiendo al poco tiempo que la regenta, ha dado mejores resultados; prometiéndose la Comisión que para el semestre venidero sabrá corresponder tan digna profesora con las justas esperanzas que ha hecho concebir”.