sábado, 6 de febrero de 2010

Escuela de Las Dehesas (1)


«Soy consciente de las quejas de algún allegado por estas miniseries. Ya sabes: nunca llueve… Pero aconsejarte que no leas, quedaría muy feo. Son, simplemente, aconteceres de años idos. En suma, Historia, que no es poco.»
El periódico portuense de la tarde El Liberal (9-noviembre-1912, año I, nº. 6, pág. 1), en el artículo ‘Una escuela en Las Dehesas’, nos reflexiona acerca de la desconfianza en el cumplimiento en lo previsto por el Gobierno para Instrucción pública, como es la creación de 10.000 escuelas en todo el país y la elevación del sueldo mínimo del maestro a 1000 pesetas. Y creyendo que esa misma desconfianza existe en otras gentes, se atreve a aseverar que por esas mismas consideraciones, unido a una prueba evidente de amor a la cultura, varios vecinos de Las Dehesas han formado una Sociedad con el objeto de crear una escuela mixta en el camino de Los Realejos (escrito así, en 1912, cuando la fusión se llevará a cabo en 1955, resulta, cuando menos, sorprendente), para que puedan asistir sus hijos, haciéndolo también gratuitamente los niños pobres de Las Dehesas, Frailes, camino de Los Realejos y demás vecinos de aquellos contornos.
Felicita la idea para que esos importantes caseríos, hasta ahora huérfanos y hambrientos del alimento cultural, puedan acceder a los conocimientos de la Escuela primaria. Se cuenta con local y material y el sostenimiento correrá a cargo de los socios protectores y los de número, aportando los padres que puedan las cuotas correspondientes.
Anima el periódico a los vecinos de aquellos contornos (2.000) a contribuir pecuniariamente con algún óbolo, para que la apertura se efectúe lo antes posible. Y requiere, además, la colaboración y apoyo de las autoridades, puesto que medios tienen para ello, como los hay para otras clases de atenciones benéficas a las que se dedican ingresos o donativos de centros particulares.
No citaba el periódico el nombre de la Sociedad constituida, pero reseñas posteriores y apoyos de legajos del Archivo Municipal nos dan norte de la iniciativa, habiéndose denominado como ‘La Instructiva’, siendo el primer movimiento asociativo habido en el barrio, preámbulo de otros proyectos como lo fue la fundación de la Sociedad de Instrucción y Recreo ‘Valle de Taoro’, el 8 de abril de 1922 (Hernández García, Jesús Manuel; 75 años en la historia de un barrio: El Casino de Las Dehesas, Ayuntamiento de Puerto de la Cruz y otros, 2000)
Y bien pronto debió comenzar a funcionar dicha escuela, porque en un suelto de ‘Noticias’ de El Liberal (31-mayo-1913, año I, nº. 73, pág. 4) se informaba de la excursión a la playa de Martiánez de los niños y niñas, acompañados de la maestra, Dª. Etelvina Padrón (fue pensionada del Ayuntamiento, en matrícula y libros. Sus maestros particulares, Pablo y Antonia Marrero, debían participar al Consistorio el rendimiento de la citada alumna en sus estudios de Magisterio. El 21 de mayo de 1898 ponen en conocimiento del alcalde el resultado de los exámenes correspondientes al Primer curso de la carrera de maestra en la Escuela Normal Superior de La Laguna, y que fueron: Religión, notable; Lectura, notable; Escritura, notable; Gramática, bueno; Aritmética, sobresaliente; Geografía, bueno; Geometría, notable; Labores, notable; Práctica de la enseñanza, bueno. [A.M.P.C.; Varios Instrucción pública; Legajo I (1), número 76; Expediente 7 (1897-1911)]), del presidente de la Sociedad de Instrucción, D. Esteban Álvarez, y su señora esposa, así como de la señorita Rosario García.
Al regresar a la Dehesa fueron obsequiados con pastas y cervezas por la aludida profesora los pequeños discípulos, mostrándose estos muy agradecidos.
No es de extrañar que los chicos se pusieran contentos después de haberse tomado una cerveza. Es la primera impresión que se saca de la rápida lectura del contenido informativo. Aunque las limitaciones tipográficas, que conducían a errores de bulto en la composición de las planas, nos deben hacer pensar cualquier otra cosa, y lo achacamos a meros deslices en la redacción.
Y en agosto del mismo año, mismo periódico (14-agosto-1913, año I, nº. 103, pág. 4), misma sección, un titular bastante llamativo en un suelto: Ynauguración. Por el que se anuncia para los primeros días de septiembre la inauguración de la Sociedad de Instrucción de La Dehesa, coincidiendo este acto con los exámenes de las alumnas y alumnos del Colegio establecido en dicho populoso barrio. Nos queremos imaginar que alude al comienzo de un nuevo curso, más que inauguración de la sociedad, ya creada desde finales del pasado año, dado que la escuela abrió sus puertas en el mes de diciembre de 1912.
Los citados exámenes se verificaron a finales del mes de septiembre, según informa El Imparcial (Puerto de la Cruz, 30-septiembre-1913, año I, nº. 7, pág. 1). Escuela que, por cierto, en la actualidad no existe al haber sido suprimida por la Consejería de Educación del Gobierno Autónomo de Canarias hace unos años, debido a la escasa matrícula.
Concurrieron a los exámenes la Junta local de Instrucción pública, representantes de la prensa, la Junta de gobierno de la Sociedad de Instrucción del barrio y 58 alumnos de ambos sexos. El tribunal examinador estuvo constituido por D. Isidoro Luz y Lima, Alcalde de Puerto de la Cruz; el Párroco, Sr. Herrera y D. Esteban Álvarez, entusiasta protector de esta Escuela y presidente de la Junta de Instrucción de dicho barrio.
Del resultado del acto quedaron todos muy satisfechos, demostrando los examinados los adelantos adquiridos, tanto en lectura y escritura, como en historia, geografía, gramática, aritmética, labores y demás asignaturas que han constituido los estudios del curso escolar.
(seguiremos mañana)