miércoles, 10 de febrero de 2010

No mejora el enfermo


Se deja pasar cierto tiempo por comprobar si mejora. Pero no. He aquí el resumen de las noticias de las dos y media de la tarde en La Nuestra (la verdad es que no sé de quién). Día: pasado lunes 8.
Abrimos con ‘una vuelta de tuerca’. Declaraciones de una de las tres personas que identificaron en su momento al que llegó a denominarse ‘violador de Tafira’, condenado a 36 años por la Audiencia Provincial de Las Palmas y ahora absuelto por el Tribunal Supremo. Dice haberse enterado por los medios y que nadie le ha comunicado nada. Siente miedo y afirma no entender cómo se recoge que el informe sobre el ADN no es concluyente y cómo eso puede prevalecer a las tres identificaciones.
Continuamos con los monitores de Kárate acusados de cometer, presuntamente, abusos sexuales a menores a los que daban clases, y que han ingresado en Salto del Negro. Se ha decretado secreto del sumario, pero sacamos imágenes del gimnasio. Si luego son declarados inocentes, a reclamar a la plaza.
Proseguimos con la condena a 12 años de cárcel  a un británico e indemnización de 12 mil euros, por haber abusado sexualmente de una menor de edad.
Luego nos vamos a Lanzarote donde 5 personas han sido detenidas por agredir a los clientes del restaurante ‘La vaca loca’, y a dos guardias civiles que procedían a su identificación. Que se vayan de esta tierra, decía un argentino a requerimiento de nuestra reportera. ¡Ah!, la imagen: la cara de uno de los clientes con un ojo morado.
Después, vecinos de Teror que se llevaron tremendo susto porque una guagua se marchó ella sola por la calle abajo y en su recorrido tropezó con un coche que llevaba un bebé en su interior. Menos mal que la gasolinera la paró.
Alerta por fuerte oleaje en tres islas de Canarias y evacuación de 30 vecinos de La Bombilla en La Palma, aunque los de El Remo también las pasan canutas. Son dos núcleos cuestionados por costas porque sus viviendas supuestamente invaden el dominio marítimo.
Una semana después de la tromba de agua, todavía quedan carreteras en un estado bastante lamentable y los talleres, que no se esperaban esta avalancha (qué desgracia, añado yo), no dan abasto.
Pequeño corte para indicar que estamos pendientes de un suceso: el cuerpo de un hombre  ha sido hallado en la dársena portuaria (seguramente ampliarán el espectáculo mañana).
Otras noticias de España y del extranjero:
Tormenta de nieve en EE.UU. y Japón. Colapso en Washington. Inundaciones torrenciales en Bolivia y Perú. Tragedia de la explosión de una planta eléctrica en construcción en Connecticut.
Regresamos a estas peñas:
Pudo haber acabado en una tragedia. Un empresario sobre el que pesa una orden de embargo amenaza con quemarse a lo bonzo. Bomberos, policías (falta la autonómica), ambulancias… ‘No pago porque no me pagan’ (hay instituciones morosas), dijo el protagonista. Al final la sangre no ha llegado al río, dijo el locutor.
Pobreza en Fuerteventura, más de seis mil solicitudes de ayuda para comer, pagar el alquiler o la luz en Puerto del Rosario.
Algo, después de numerosos minutos, más de echarse a los ojos: colocación de la primera piedra para la construcción de 144 viviendas. Protagonista: ¿La ministra? Nones, Paulino, una mano en la cuchara, la corbata sujeta con la otra, y mirando fijamente al fotógrafo para la pose de rigor.
Y lo que debemos entender como realmente importante, a saber, la inauguración de una escuela infantil, con capacidad para 25 niños imposibilitados, bajo el auspicio de los Hermanos de San Juan de Dios, que puede ser un referente en España, relegada hasta… Cuenten ustedes las ¿noticias? precedentes.
Por supuesto, Ana Oramas apoya el decreto del Gobierno que regula el asunto de los controladores, porque ya “nosotros lo habíamos exigido”. Cuidadito con eso.
¡Ah!, ese día se produjo el desalojo del Parque Marítimo y las declaraciones (lamentos) de los trabajadores que se quedaban en la calle. Pues lo vi en otra tele. En la autonómica de Willy, Paulino y Soria no dijeron esta boca es mía. Dejemos en paz a Miguel Zerolo que ya tiene bastante. El pobre.