martes, 9 de marzo de 2010

Radio Ecca, otra vez


El Cabildo Insular de La Gomera ha adoptado el acuerdo unánime de apoyar la candidatura de Radio Ecca para el Premio Príncipe de Asturias 2010 en su modalidad de Comunicación y Humanidades. En el texto justificativo del acta de la sesión plenaria podemos leer: “La contribución de Radio Ecca a la formación en Canarias, en España y gran parte del mundo, con un alumnado que en cifras acumuladas en sus 46 años de existencia se aproxima a los diez millones de personas, justifica el respaldo”.
El acuerdo adoptado en el Cabildo de La Gomera recoge que Radio Ecca continúa siendo en la actualidad un medio idóneo para superar las enormes carencias en materia de equipamientos y personal cualificado, así como la manera de llegar a lugares recónditos y a una gran cantidad de personas de forma simultánea. 
Ya tuvimos la ocasión de reproducir en este blog un amplio artículo que un servidor de ustedes había publicado en prensa. Y lo allí manifestado (ver entradas del 5 y 6 de noviembre próximo pasado) me vuelve a valer de referencia. Porque en estas casi cinco décadas de intensa y fecunda labor, Radio Ecca ha sido capaz de llegar a una enorme cantidad de hogares. En los que tantas y tantas personas fueron capaces de subirse al carro del saber en condiciones bastante precarias. No olvidemos que treinta o cuarenta años atrás, en demasiados rincones de estas islas el acceso a la cultura estaba aún vetado por demasiados condicionantes. Porque quien tenía cierta edad en aquel entonces, no tuvo la oportunidad en su etapa infantil de acudir a una escuela, pues las carencias exigían una pronta incorporación a un también deprimido mercado laboral.
Pero superadas ciertas barreras, no todas, Radio Ecca ha sabido adaptarse a otros tiempos, a otras situaciones. Y no abandonando sus orígenes fue diversificando su oferta. Entrar en su sitio oficial (página web) supone llevarte tremenda sorpresa ante la cantidad de cursos que realiza cada curso. Te invito a ello, al tiempo que, obviamente, me sumo a la propuesta de la primera institución gomera. Como lo hice en aquel entonces. Y como lo seguiré haciendo siempre que algún organismo la proponga para el galardón. Máxime cuando el empuje procede de la isla por la que siento especial debilidad, a la que profeso un cariño singular y a la que si no acudo al menos una vez al año parece que me falta algo. Puede ser El Cedro, puede ser el aire de su mar, yo qué sé.
Me quiero imaginar que José Manuel Barroso Gámez estará bien contento. Quienes velan por los intereses de su patria chica han  roto una lanza a favor de la entidad en la que trabaja desde aquellos ya lejanos años en que abandonamos la Escuela Normal para dedicarnos a nobles menesteres. Oficio en el que quemamos muchas pestañas (y no digamos el pelo que se nos cayó sin darle opción a que se pintara de blanco) y del que bastantes ya estamos arrimándonos a un lado para dejar paso a la savia nueva. Que somos de la tercera edad, y no le demos más vueltas.
Ojalá se sumen adhesiones a esta iniciativa. Entiendo que Radio Ecca bien se lo merece. A la Emisora Cultural de Canarias, y a todos cuantos en ella han desarrollado, y lo siguen haciendo, su labor, vaya mi consideración personal más sincera. Y el vehemente deseo de que esta propuesta pueda verse hecha realidad. No los invito a seguir bregando porque eso es algo innato en esa casa. Sea cual sea el resultado final, el cariño de miles y miles de alumnos que vieron la luz al final del túnel es muestra inequívoca del buen hacer.
Mis más cordiales felicitaciones.