domingo, 20 de junio de 2010

Apuntes breves


Como hoy es domingo, vamos con algo suave. El cuerpo necesita descanso y qué mejor día que este séptimo de la semana para adoptar la posición de tendido. No olviden que mañana juega España y dicen los entendidos que se la ‘juega’. A lo mejor tenemos suerte y nos ahorramos un montón de dinero. Lo malo es que Villar (y acompañantes) le encuentre otro destino. Déjalo pendiente.
Oswaldo Amaro, quien sigue siendo alcalde de Los Realejos, debe estar nervioso. Pero no se baja del burro. Se nos está mostrando cabezudo. Lleva unas semanas echando culpas a diestro (PP) y siniestro (PSOE), porque él (CC) alega estar centrado. Acusa el alcalde a los grupos de la oposición (12 concejales) por estar bloqueando las inversiones que su grupo gobernante (9 concejales) propone. Tan enfadado está que ha solicitado entrevistarse con los presidentes del Cabildo (Ricardo) y del Gobierno (Paulino). Puede que le explique a ellos los trafullos que, según los opositores, quiere llevar a cabo en las susodichas inversiones. Porque o yo soy tonto, algo bastante probable, o no me concuerdan los datos que argumentan los unos y los otros. Sigue Oswaldo empeñado (iba a poner emperrado) en que marginan su Cruz Santa querida. Y Regalado y Manolo coinciden en que ese dinero estaba destinado para otro menester.
Los ciudadanos estamos atónitos y se nos queda la cara de idiota ante estos espectáculos, pero como uno camina y escucha, tiene la impresión de que el ayuntamiento se halla sin timonel. Y a este paso no sabremos nunca quién es más burro, si el que va encima de la albarda o el que va debajo. Existe un sentimiento bastante generalizado de que antes de mayo del 2011 algo puede explotar. Y no me refiero a los fuegos de artificio de este pueblo nuestro. Le queda un suspiro, me dijo una persona bastante cercana al cotarro consistorial. No será tanto, pensé yo.
El pasado miércoles debió inaugurarse la cripta y local vecinal de Las Llanadas. Acto que fue anunciado en varios foros con una nota de la alcaldía y al que acudirían Oswaldo acompañado de concejales de su grupo de gobierno (CC). Cuando la leí me quedé patidifuso. ¿Se habrán atrevido a ir ediles del PP y del PSOE? ¿Los habrá dejado entrar el alcalde? ¿Para redactar estas lindezas hacen falta tantos secretarios y asesores? En fin, la deriva es casi total.
Bajamos al Puerto. Jaime Coello pretende seguir los pasos de Félix Real y Paulino Yanes (q.e.p.d.). Quienes, tiempo ha, se lanzaron a la aventura de concurrir a unas elecciones municipales con una plancha independiente. Y no sacaron ni para los gastos. Ni uno. Jaime, al que ya Fernández del Torco está invitando a unirse al que yo denomino partido de los retales, liderará la plataforma Vecinos por el Puerto, abierta a todas las tendencias y con amplia vocación de servicio público. ‘Todos venden lo mismo’, decía cierto anuncio publicitario. Eso no funciona, Jaime. Yo te creía con la cabeza mejor amueblada (políticamente, por supuesto), pero intuyo que estaba equivocado. Desde que uno ‘se abre a todas las tendencias’, malo, malo. Ese pretendido gallinero no llegará a la punta del muelle. Salvo que tu reivindicación pase por sacar uno (tú mismo) y luego arrojarte en brazos del mejor postor, si nadie alcanza la mayoría absoluta.
Puerto de la Cruz, tan necesitado de verdaderos políticos y gestores, sigue atravesando un periodo difícil y complicado. En una época de crisis en la que todos los esfuerzos se antojan escasos. Nadie lo mató, pero entre todos se lo cargaron. Cuando corresponde aunar, hacer una piña, cada cual quiere ir por su lado y montar su chiringuito. Y los medios de comunicación, también en horas, bajas, echando leña al fuego y poniendo más chinitas en el camino. Viva la fiesta, subámonos todos al tren y cantemos el chaca-chaca. No se preocupen, aquí sí hay camas para tanta gente. Feliz domingo.