viernes, 11 de junio de 2010

Los berrinches de Oswaldo


El alcalde de mi pueblo –Los Realejos– esta enfadado. Mejor, se ‘enciende’ últimamente con demasiada frecuencia. Y eso, Oswaldo, es muy malo para la salud. Lo dicen hasta los médicos. Hoy me atrevo a darte un consejo: cuando se gobierna en minoría –pregúntale a Zapatero–, y CC solo tiene nueve concejales, se está sujeto a que los concejales opositores se pongan de acuerdo y te tumben las propuestas. Y ello no significa que los seis ediles del Partido Popular y los seis del Partido Socialista no sean, al menos, tan realejeros como tú. Porque por esa regla de tres, estas entradas en el blog de “Pepillo y Juanillo”, en las que doy a conocer mi parecer sobre cualquier asunto que se tercie, me van a suponer el que quede condenado para siempre jamás. Es decir, que me pueda pasar lo que a Ángel Tristán Pimienta, al que el PP de Las Palmas le ha votado en contra para que lo nombraran Hijo Predilecto porque ha sido muy ‘criticón’ con su actuación política. Ver para creer (artículo 20 de la Constitución).
Creo que debe ser en gobiernos en minoría cuando se demuestre el valor de un político. El ser capaz de llegar a ententes significará, a buen seguro, que el pueblo será el único beneficiado. A los realejeros no nos vale el que usted nos diga que se margina a los crusanteros o que se cercena la información al ciudadano, porque los asuntos sacados de un contexto global no tienen razón de ser. Parece mentira que deba acudir a la vieja cantinela de lo hacen porque nos votan mayoritariamente a nosotros (Tomás y yo, me imagino). Qué pobres argumentos, Amaro.
Pero no contento con disparar a diestro y siniestro, convoca una rueda de prensa para arremeter contra el STAP-Canarias (Sindicato de Trabajadores Canarios y de sus Administraciones Públicas) porque lo acosan ¿y derriban? Y pone sobre de la mesa el sueldo de esos policías insatisfechos y ávidos de dineros, porque cobran incluso más que el propio alcalde (en momentos puntuales). ¿Cómo se atreve a decir eso? Cuando este comentario vea la luz, se habrá celebrado el pleno extraordinario en el que los grupos de la oposición demandaban que la reducción de los sueldos ‘políticos’ fuese algo más sustancial que lo que CC pretendía (y por vía de urgencia). ¿Está molesto por tal motivo? Me gustaría que fuera tan diligente, señor acalde, y convocara otra rueda de prensa en la que detallara cuánto cobra Salvador, Tomás, Isabel, su secretario particular… ¿Sigo? Porque por la Villa de Viera comentamos –yo también– que no parece de ‘recibo’ el que cualquier concejal esté engordando su cuenta corriente para que nos conteste a cada instante que no hay dinero, que ese asunto es competencia de las empresas municipales o que los parapentes no pueden aterrizar. Y me pregunto, ingenuamente, que dónde demonios se ‘posarán’, porque sigo viendo vuelos que parten desde La Corona.
Dijo usted, hace unos días, delante de Isaac y Marcos, que estaba dispuesto a seguir y que contaba con el apoyo de la gente. Y estas salidas de tono, ¿qué? ¿Ha comenzado su particular campaña preelectoral? Pues no creo que esté ganando adeptos con ello. ¿O va sobrado con los votos de la Cruz Santa? Porque con los de la policía no creo que cuente. Mire usted, señor Oswaldo, a un realejero como yo le gustaría que citara a los portavoces de los otros dos partidos con presencia en el Consistorio, se sentaran los tres alrededor de una mesa (en una silla) y comenzaran a planificar un sinfín de cuestiones que se halla al albur. Un simple ejemplo: la reforma profunda del organigrama político del ayuntamiento. Sueldos (dietas, gastos de representación, consignaciones de protocolo, asignaciones por asistencias, retribuciones de los grupos, dotación de los despachos de dichos grupos …), cuántos concejales liberados establecemos, que puestos de libre designación debe haber, coches oficiales, gabinete de prensa, secretarías particulares y asesores… No continúo porque ignoro de la misa la mitad y porque me podría caer de culo cuando me entere de todo lo que se cuece detrás de lo que vemos desde la óptica del villano de a pie. Pero quizás podríamos exportar la propuesta, ya que desde arriba no viene nada, sino que todo se deja a la consideración de tal o cual.
La supresión de La Voz de Los Realejos, la reducción del 5% en el sueldo y otras boberías son meros parches que no conducen a nada. Pero es, desgraciadamente, el reflejo de la política en todos lo niveles: la improvisación y el ‘ande yo caliente…’. Habrá que ser muy diligente en el instante en el que depositemos una papeleta dentro de un sobre en mayo del próximo año. Porque ir a votar, sí, y siempre sí.
Por cierto, Oswaldo, y concluyo, tengo un librito finiquitado, al que Ediciones Idea ha dado el visto bueno y cuatro empresas se han sumado a la aventura… ¡Ah!, se titula “Potajito de cuentos”. Hace apenas mes y medio se presentó otro en el Cine de La Perdoma, al que te invité, pero no vi a nadie de tu grupo (ni del popular). Anímate. Linares sí confía en este opinador bloguero. Feliz fin de semana (cómo se pasan los días).