lunes, 28 de junio de 2010

Más recortes


Nos atenaza la crisis. No hay dinero para todos aquellos que lo demandamos para nobles causas. Las estrecheces nos causan unos inmensos dolores de barriga. Solo nos queda el recurso de ver la tele. La Canaria. Su segundo canal. Porque como llevan dando lo mismo desde hace varios años, podemos tener la completa seguridad de que nada nuevo nos va a sorprender. La ventaja indudable es que no tendremos sustos añadidos. Nos lo sabemos todo. Todito. Calero debe llevar no sé cuántos años en Madrid. Pues lo siguen reponiendo. ¡Oh!, fíjate tú que el otro día vi a un conocido de Las Aguas (San Juan de la Rambla) y me recordó cuando éramos solteros ‘ambos ‘ dos. El hombre –al igual que yo– ya no está para “echarse a la calle”. ¿Y “la destiladera”? Pa´mí que ya no tiene agua y ahí sigue. Te levantas destilando y te acuestas destilando. Malimpriado dinero que se está yendo por el alcantarillado. Vaya saco sin fondo este ente público. Y menos mal que el PP estuvo en contra de su implantación. Si llega estar a favor… Dinero despilfarrado. ¡Ay, Soria, Soria! Después me meto contigo de manera más directa.
Va a hacer acto de presencia, ¡por fin!, la guanchancha. Será el próximo 30 de junio, fiesta de San Pedro. Como las de El Sauzal. ¿Casualidad? Y su primera actuación será en el Baile de los Enanos. ¿Bailando? Sí, al son que les marca Ruano. No, Blancanieves no irá. La Virgen de las Nieves sí. Harán servicios de “estar en la calle”. ¿En las esquinas? Quién los verá dando saltitos en La Palma. ¿Irán en barco, avión o helicóptero? ¿Llevarán armas? ¿Estarán motorizados? ¿Cobrarán por el convenio de la policía local realejera o nacerán directamente ‘congelados’? ¡Ay, caprichitos! Ese matiz rojo del uniforme les da un ligero toque caliente que debe ser el adecuado contrapunto del verde palmero. Ojalá que la mar esté tranquila y no los salpique cuando patrullen por la Avenida Marítima? No sería buen inicio el verlos protegidos debajo de los balcones para que no se les manche esa ropa tan bonita. Otro dinero despilfarrado. ¡Ay, Soria, Soria! Ahora te toca a ti.
Al Vicepresidente del gobierno de estas ínsulas le pagamos un buen sueldo. Y como contrapartida deberemos exigirle que cumpla con lo que la legislación regula para ese cometido. Además, como Consejero de Hacienda (el que vale, vale) y fiscalizador de los dineros públicos, el requisito anterior deberá estar elevado a la enésima potencia. Máxime cuando ha manifestado que los funcionarios somos unos gandules, que pedimos la baja para irnos a la playa. Y como Paulino no le ha llamado la atención, lo hago yo porque con mi dinero se está aprovechando para dedicarse a labores políticas de su partido. Y no me da la gana. Esos otros entretenimientos que se los pague Cospedal. O Camps. O Espe. O “El Bigotes”. Pero con el mío no quiero que juegue. Así que, Paulino, o metes mano o conmigo no cuentes “más nunca”. Todos los lunes nuestro hombre se marcha a Madrid. Porque hay reunión en Génova. Me temo que viaje en preferente (lo del jet privado lo tiene ahora en suspenso hasta que se ahúmen un poco más los salmones) tanto a la ida como a la vuelta, taxi en Madrid, comida, dietas… ¿Del sueldo canario, Paulino? Mira, sin ir más lejos, este pasado viernes repitió la jugada porque Rajoy lo requería para la primera fila. ¿No lo viste en las fotos? Sí, en el desayuno informativo del Forum Europa, a saber, en horas de trabajo (¿eso no lo persigues, José Manuel), estaba aplaudiendo como un loco las ¿propuestas? de Mariano. Que gustaron mucho, por cierto, a Díaz Ferrán, el que no supo gestionar sus empresas y las mandó al barril, pero se halla al frente de la patronal. ¿Cómo pueden gustarle estas medidas si van encaminadas a defender a jubilados, funcionarios y resto de trabajadores que se ven masacrados por la política de ZP? ¿O no es ese el discurso permanente de los dirigentes populares? ¿En qué quedamos? ¡Ah!, la yenka. Pues vale.
¿Es este señor –que se pasa la vida entre actos políticos y visitas al juzgado en defensa de su honor–, estimado Rivero, el que pretende reducir consejerías (me imagino que las de CC), suprimir los coches oficiales y bla, bla, bla? Tú, que eres tan espartano y con un armario más austero que el de cualquier maestro de escuela, ¿cómo permites que se tenga dedicación exclusiva (para cobrar) y jornada a tiempo parcial (para cumplir)? Y para más desgracia nuestra, habla (mal) de Canarias en Madrid. Se asemeja al ínclito de Aznar. ¿Cómo? Que ahora no toca. Vale, pues cuando tengas tiempo. Yo sigo viviendo en El Realejo. Sí, donde siempre. ¿Tú te crees que yo soy concejal de Santa Cruz?
Hasta cuando tú puedas entonces.