miércoles, 28 de julio de 2010

Falsedades


Una semanas atrás me dirigí a los grupos políticos de la oposición en el ayuntamiento realejero, por si estimaban oportuno consultar el porqué no se respondía a una solicitud ciudadana. Porque no solo es mi caso. Si ustedes son asiduos de los medios de comunicación, a buen seguro que tendrán muchísimos ejemplos. A no ser que los que nos atrevemos a ponerlo en conocimiento de la opinión pública, seamos unos atrevidos de tomo y lomo. A la par que mentirosos compulsivos.
Se trinca antes a un mentiroso que a un cojo, reza el dicho popular. Y cuánto de cierto tiene. Efectivamente, entre las varias decenas de “correos” que abrí ayer por la mañana, se encontraba uno del Partido Popular de Los Realejos, cuyo portavoz, Adolfo González, me señalaba:
“Respecto a la publicación de libros, el concejal de área respondió que en el presupuesto del presente ejercicio no se estableció partida económica alguna para tal fin, por lo que no se prevé colaborar en ninguna publicación. Lo disponible, pero en otro capítulo, se está destinando a la compra de ejemplares para las bibliotecas municipales, y si algún autor local publicase algo, el ayuntamiento adquiriría una decena de ejemplares. En referencia a la razón por la que no se responde a los escritos, el concejal aseguró que quienes han solicitado colaboración para las publicaciones han recibido sus oportunas respuestas, normalmente de forma verbal, y que no se acostumbra a hacerlo por escrito si no se solicita explícitamente”.
Agradezco infinitamente el que se haya realizado la consulta. Hace unos días, los miembros del PSOE me indicaron que la llevarían directamente al Pleno, por lo que a ambos (PP y PSOE) vaya mi reconocimiento.
La verdad es que yo no quería creérmelo, pero últimamente me lo comentaba más gente. Y uno presume de hablar con los unos y con los otros. Y me alegaban, incluso los que yo intuía más allegados, que el señor concejal de cultura no era lo que aparentaba, que debajo de su “piel de cordero” se escondía un lobo feroz (o un zorro plateado), al más estilo cuento de Caperucita. Los hechos, desgraciadamente, me están quitando la venda.
El pasado 25 de mayo, a las 8.51, presento escrito en el ayuntamiento de La Orotava en el que se solicita colaboración para publicar el libro “Potajito de cuentos”. Ese mismo día, a las 9.23, se procede a darle registro de entrada en el de Los Realejos (amplía la ilustración). Y a las 10.48 en el de Santiago del Teide. Fue una mañana bien aprovechada. En el último párrafo del escrito se puede leer: “SOLICITA se dé curso a la presente solicitud y, tras los trámites que se estimen pertinentes, se proceda en el sentido que crean adecuado, rogándoles (a los efectos de comunicarlo a la Editorial) me den traslado por escrito del dictamen correspondiente a la mayor brevedad posible”.
Francisco Linares (La Orotava) dejó recado al funcionario correspondiente y este puso en mi conocimiento que hasta el próximo año no había nada que rascar. Candelaria Pérez (Santiago del Teide) habló por teléfono con un servidor para transmitirme que las arcas municipales tenían telarañas. Pero me encantaría que Tomás (Los Realejos) me dijera en qué lugar de sus sueños tuvo a bien dirigirme la palabra. Yo creo que la confusión le viene de sus delirios crusanteros y creyó remitirme uno de los panfletos a modo de respuesta. Y yo no estaba en Madrid, se lo puedo asegurar. Ni en Santa Úrsula. Le rogaría, además, que cuando llegue un escrito a sus manos, lo lea hasta el final, porque a lo mejor en las líneas postreras se viene a demandar la respuesta por escrito. En fin, amigo Tomás, yo creo, sinceramente, que te mereces un descanso y debes jubilarte (de la política) cuanto antes. La ¿gestión? de CC en la Villa de Viera da pena, lástima y sentimiento. Allí, en la Cruz Santa, tranquilito, tomando las pastillas que tenemos todos los de la tercera edad y que te recetará Oswaldo, disfrutarás de todos los objetivos alcanzados en esa zona durante los últimos mandatos (ya sabes que los anteriores, nada de nada)… Sí, no hay dinero y, por lo tanto, no hay gestión. ¿Siguen cobrando o han destinado esas partidas a servicios sociales?
El libro lo presentaremos en La Perdoma el próximo mes de septiembre. En la Sala Francisco Álvarez Abrante, porque el Consistorio villero y la Comisión de Fiestas “Higa 2010” lo creen pertinente. Cuatro empresas lo han hecho posible (las mentaremos en el momento adecuado). Lo daremos a conocer oportunamente y cursaremos las invitaciones de rigor. Concejales populares y socialistas realejeros me han prometido estar presentes. Los de CC orotavenses estarán allí, al pie del cañón. Sigue tú, please. Yo apuesto que sí.