viernes, 1 de octubre de 2010

Triple alegría

En la tarde de ayer me llevé al menos tres alegrías. Amén de la decepción por los casos de dopaje en el ciclismo. Esperemos que el asunto de Contador se aclare, pues sería tremendo palo para todos aquellos que nos encanta el citado deporte. Comencemos:
El diputado popular Víctor Moreno arremetió contra Willy García y menos preguntarle si iba a ir en la lista de CC al ayuntamiento santacrucero, le dijo que era un ‘trafullero’. El PP no está de acuerdo con el tratamiento que se le dedica en la televisión canaria y reconoce que si ellos, socios de gobierno, se quejan, qué sentirá el resto de partidos ante la contemplación de los reiterados halagos hacia el romero presidente. Y descubrió la pólvora cuando manifestó que en los informativos no se transmitía a la sociedad sino un sinfín de sucesos. Menos mal, me dije, que ya este individuo me leyó. Debe ser que como Canarias Ahora todavía me tiene ‘enlazado’ el blog, de repente se percató de que llevo meses insistiendo en la bazofia de las noticias de la Nuestra (la de ellos). Pero lo mejor de su disertación es esta perla: “El canal adolece de producción propia, pluralidad, equilibrio y equidad”. La negrita, obviamente, es mía. Y aunque ya hubo una entrada que hacía referencia a este verbo, volví al DRAE y:
(Del antiguo dolecer).
1. tr. ant. Causar dolencia o enfermedad.
2. intr. Caer enfermo o padecer alguna enfermedad habitual.
3. intr. Tener o padecer algún defecto. Adolecer DE claustrofobia.
4. prnl. compadecerse (sentir lástima).
Y el utilitario mío, todo ‘sobajado’ de tanto uso, me señala que “no debe emplearse con el significado de carecer”. Por lo tanto, si quieres llamar tonto a alguien no le digas que adolece de inteligencia, porque estarás quedando tú como un tolete. Así que si la autonómica (tele) adolece de todo eso que insinúas, le estás dando todas las bendiciones por su excelente labor. En suma, espero que lo hayas entendido, excelentísimo. Ruego a mis amigos diputados (alguno hay): háganle llegar estas líneas.
En rueda de prensa –y yo escribiendo que estarían muy cansados–, los responsables en Canarias de CCOO y UGT han reconocido que la imagen del liberado es penosa. Y, cuidado, no porque lo digan las empresas o el señor Soria (somos miles los que lo hemos sostenido por activa y por pasiva, pero nada pintamos), sino que “hemos sido nosotros mismos los que nos hemos dado cuenta”. Al señor Arteaga, tras esta brillante declaración, casi se le cae el pelo. El de UGT estaba pensando en Fundescan. Yo pegué un brinco y me caí de la silla. Cuando atiné a levantarme, exclamé: ¡Me leen! No cayeron en terreno baldío mis últimos comentarios. Iré a Las Abiertas para comprobar si están creciendo junto a las chayoteras. A este paso, seré completamente feliz si Wladimiro reconoce que es consejero del Cabildo tinerfeño.
Y la tercera. Las Palmas superó el corte, y junto a Burgos, Córdoba, San Sebastián, Segovia y Zaragoza, estará en la final de esa candidatura a Capital Cultural Europea 2016. Los canarios de bien estamos de enhorabuena. Como escribo estas líneas el jueves en la tarde, todavía no se ha publicado la encíclica de Buenos Aires. Que deberá ser, por supuesto, un añadido publicitario que deberemos agradecer al gran prócer chicharrero, que no nivariense. Me alegro enormemente porque Las Palmas es una gran capital que mira al mar. Y por la mar llegan los aires de la cultura que se acrisolan por Santa Catalina, Las Canteras o Vegueta. Y las campañas de Santa Ana expandirán las notas de tan bella melodía. Los que presumimos de canariedad podemos sentirnos henchidos por tal acontecer. Felicidades a todos los que han hecho posible este momento.
Como estuve hace un rato palicando con una persona que guarda relación con el sector de la enseñanza, mañana o pasado comentaremos algo del quehacer de los equipos directivos y de su papel dinamizador. Ya sé que es finde. Ese es el problema: ser a tiempo parcial. No y no, eres o no eres. Ponlo en inglés (si quieres).