martes, 9 de noviembre de 2010

Al desnudo

Se aproximan las elecciones y parece haber llegado la época del destape. Los aspirantes a ocupar puestos de (ir)responsabilidad se lanzan al ruedo de las declaraciones con un desparpajo total y sin rubor alguno. Una vez anunciada la marcha de Miguel Zerolo, el nuevo candidato de CC a la alcaldía chicharrera ha manifestado que “tiene mucho que enseñar a los santacruceros”. Dicho así, sin anestesia ni calmante alguno, debe uno rememorar aquellos tiempos tras la muerte de Franco (la Transición) en los que actrices como Susana Estrada, Victoria Vera, Nadiuska, Norma Duval y otras, junto a los cómicos de moda, Andrés Pajares, Fernando Esteso, Alfredo Landa y más y más, nos ponían al día de aquellas interioridades (íntimas de adentro, que diría el amigo) que habían permanecido ocultas en el espacio geográfico cuya latitud se hallaba por debajo de los Montes Pirineos. José Manuel Bermúdez, político de profesión (no se le conoce otra), con apenas cuarenta y pocos, puede presumir de tener veinte de experiencia. Y este rodaje no lo alcanza ni los coches de alta gama.
La plana mayor de CC se reunió este pasado fin de semana. En una foto que circuló por todos los medios de comunicación impresos quise observar a Paulino algo más alto. Si ustedes también la vieron y se fijaron bien, comprobarán que parece que se agacha un fisco para que los micros del atril queden en una posición idónea para el discurso de rigor: “hay que controlar la población”. Y los aplausos retumbaron en la sala. Los militantes de Coalición que nacieron allende los mares, acomodaron mejor el culo preguntándose si la indirecta iba por ellos. No, calcularon, después de tantos años, Paulino se referirá a los que vengan de aquí en adelante; mejor, después de mayo de 2011. Sí, señor, que no cabemos, que no me va a quedar un cacho de tierra donde aparcar el helicóptero (único medio de transporte del que no se ha hablado ni se ha incluido en el capítulo de reducciones presupuestarias. ¿Cómo vamos a controlar el exceso poblacional, Paulino, si tu propio compañero nos está vendiendo el destape? ¿Tú crees que somos de hierro? Con este clima cálido, casi tropical del que disfrutamos, y con estas propuestas de desnudos, ¿cómo vamos a mirar a otro lado? El posible ahorro por el descenso en el número de habitantes no va a dar para la compra de anticonceptivos. El desarme que tú propones, Paulino, no va a surtir efecto con el plan de choque ‘armamentístico’ de Bermúdez. Va a ser un conflicto de intereses bastante ‘embarazoso’. Por cierto, el candidato nació en Las Palmas. ¿Cómo va  a ser eso? ¿En la tercera? ¿En la de los cuatro secarrales y una piedra minúscula allá arriba en la cumbre?
¿No te lo dije hace unos días? El mismísimo presidente se ha puesto al mando de las actuaciones. Y se fue a Londres, a la World Travel Market. Detrás del mostrador y controlando a los que puede dar el visado y a los que no. No sea que alguno se nos quede en Maspalomas y nos fastidie los escasos centímetros cuadrados de dunas que nos quedan para enseñar. Como debemos predicar con el ejemplo, en esta ocasión –ya lo comprobarán– habrá (¿hubo?) un séquito mucho más reducido. En lugar de trasladarse a la capital inglesa los consabidos ochenta ‘gorrones’, solo irán (¿fueron?) setenta y ocho (se quedan Rita y Ledesma), con lo que habrá un importante ahorro en el capítulo de cócteles y otras viandas varias. Además, pagará directamente Rivero con su tarjeta para un exhaustivo control del gasto. Todo ello para cumplir el objetivo de comprimir al menos en 40 millones de euros la bolsa (hasta ahora sin fondo) de los gastos superfluos. Hagámonos la pertinente reflexión: Si superfluo significa innecesario o que está de más, ¿en qué demonios nos gastábamos cuatro decenas de millones (en pesetas no me cabe el número en esta entrada)? ¿Te alistabas tú también, Milagros, en esta sección ‘sobrada’, mientras recortas donde tú sabes? Como bien expresa Casimiro, presidente del Cabildo gomero, si el gobierno no tiene dinero para un servicio fundamental como es la educación, ¿no se han parado a pensar en qué situación estarán las familias con hijos en las escuelas públicas? Se lanzaron a la aventura de los libros de texto y ahora, pocos años después, se han percatado de que el asunto se les fue de las extremidades. Arriba manirrotos. Ya que comenzamos con el destape, ¿montamos otro Full Monty para recaudar fondos?
Tengan todos un feliz inicio (y un día más) de semana.