martes, 2 de noviembre de 2010

Exámenes (12)

Finalmente, la obligada referencia a la escuela restante, la regentada por Don Pablo Marrero y Brito:
El resultado de estos exámenes ha sido en concepto de la Inspección en extremo agradable, pues ha visto que de la sección de párvulos hasta los más adelantados han contestado á las preguntas que se le han dirijido [sic] con conciencia exacta de lo que decían; todo lo cual justifica evidentemente el celo con que han trabajado, tanto el Sr. Marrero como su auxiliar el Sr. García; celo que la Inspección ve con verdadera complacencia y lo tendrá muy en cuenta para anotarlos así en el expediente de ambos profesores.
Al igual que en otros pasajes de estos capítulos, como elemento de distensión, hemos creído conveniente introducir breves pinceladas, generalmente en forma de poemas, que plantean situaciones impregnadas de tintes humorísticos y que a manera de anecdotario suponen un descanso en la secuenciación de contenidos.
En la sección “Información” del periódico de intereses generales portuense El Teide ofreció en el año de 1912 algunas reseñas de los exámenes celebrados en aquella población en las escuelas públicas. En primer lugar, el anuncio de la celebración de los mismos y el anuncio del principio de las vacaciones caniculares el 18 de julio y la reanudación de las clases el 16 de septiembre (El Teide, Puerto de la Cruz, 13-julio-1912, número 398, página 2).
El miércoles 17 de julio de 1912 indica dicho periódico (El Teide, Puerto de la Cruz, 17-julio-1912, número 399, página 2) que se habían  celebrado los exámenes generales en las escuelas de D. Esteban Hernández Baños (Director del mismo) y Dª. Nieves Galván de Morales. Ambos actos resultaron lucidos contestando los alumnos y alumnas á cuantas preguntas les hizo el tribunal de las diversas asignaturas del programa. Finaliza la reseña señalando que en ese día se celebraban en la escuela de D. Pablo Marrero.
Y, efectivamente, en el siguiente número (El Teide, Puerto de la Cruz, 20-julio-1912, número 400, página 2) así lo informa: El tribunal salió satisfecho del resultado del acto, habiendo contestado los alumnos á cuantas preguntas se le hicieron en todas las asignaturas reglamentarias.
Aunque los periódicos también se hicieron eco de otros exámenes: Este, “En un examen”, el trance embarazoso de un estudiante (¿) en el momento crucial de final de curso:
Un estudiante fue un día / a examinarse de historia, / y ni tenía memoria, / ni una palabra sabía. / Delante del tribunal / se quedó muy abatido, / porque le había salido / una lección colosal. / El profesor preguntaba / con acento cariñoso, / y el discípulo, medroso, / a nada le contestaba: / –Diga usted de los romanos / lo que sepa. ¿Quién fue Tito? / –¿Qué hizo Nerón? (Y, ni chito) /  –¿Quiénes fueron los alanos? / Y los minutos pasaban; / el profesor preguntando, / el otro no contestando, / y todos se impacientaban. / El profesor repetía: / –¿Cuándo reinó Sisebuto? / –¿Quién fue César? ¿Quién fue Bruto? / Y a nada le respondía. / Y el profesor dijo airado, / ya más rojo que un cangrejo: / –¡Mírese usted en ese espejo / y le verá retratado! (El Liberal, Puerto de la Cruz, 5-junio-1913, año I, número 75, página 1)
Exámenes en la recién creada escuela de La Dehesa (Puerto Cruz)
En otros comentarios hemos dado cumplida cuenta de su puesta en marcha en diciembre de 1912. Regentada por la ilustrada profesora Dª. Etelvina Padrón e impulsada por la Sociedad “La Instructiva”, creada al efecto, celebra exámenes el día 29 de septiembre de 1913, a los que concurren 58 alumnas, bajo la supervisión del tribunal formado por el alcalde, Sr. Luz y Lima, el párroco, Sr. Herrera y D. Esteban Álvarez, presidente de la mentada sociedad, cuyo arranque oficial se producía en dicho día.
El Imparcial (Puerto de la Cruz, 30-septiembre-1913, año I, número 7, página 1), que en representación de la prensa acudió al acto, resalta que el mismo resultó muy lucido, quedando todos muy satisfechos de los adelantos de los que dieron prueba las examinadas, tanto en lectura y escritura, como en historia, geografía, gramática, aritmética, labores y demás asignaturas.
Reiteramos nuestra cordial felicitación a la inteligente profesora que tan hábilmente despierta la inteligencia de sus pequeños discípulos, y felicitamos también a los entusiastas protectores de este centro de enseñanza.
(finalizaremos mañana)