jueves, 2 de diciembre de 2010

Del tingo al tango

Alegría me causó que saliera, por fin, una información positiva desde Puerto de la Cruz. Se acostumbra uno a escuchar y leer noticias de marcado acento negativo, que se plantea, no sin cierto sonrojo, si no hay nada agradable en la marcha de la ciudad de la que uno pueda sentirse satisfecho. Efectivamente, en la última sesión plenaria se ha aprobado, por unanimidad (éxito rotundo), y a propuesta del concejal Jaime Coello, solicitar un servicio permanente de urgencias pediátricas, porque los días laborables en horario nocturno, y en toda la franja horaria de festivos y fines de semana, la prestación brilla por su ausencia. Y no solo (lo voy a seguir poniendo sin tilde) en Puerto de la Cruz, no solo en el Valle de La Orotava, no, algo más de recorrido tiene la carencia citada: desde El Sauzal a Buenavista. Ignoro si la primera de las poblaciones indicadas está incluida o no, porque a lo peor Paulino hizo la excepción de rigor y se añadió a la zona del Naciente, aunque a él no le queden hijos en esas edades. En fin, me alegra que haya algo en lo que los ediles portuenses hayan sido capaces de caminar de la mano. Que cunda el ejemplo.
Donde sí parece que la tormenta amainó rápido es en La Villa. Han alcanzado un pacto en un pispás. Hubo un ligero intento de CC (grupo gobernante) de probar la resistencia del resto de grupos. Y ‘amenazó’ con reducir drásticamente las asignaciones. Dio un avance de lo que podría ser el próximo presupuesto y no hizo falta sino una reunión para casi dejar las cosas como estaban. Eso se llama predicar con el ejemplo. Es doloroso cobrar, por ejemplo, 200 euros por asistencia a un pleno y que, de golpe y porrazo, me lo dejen a la mitad o menos. No hay derecho, gritaron los opositores. Y si arriba me dan unas migajas para mi grupo, ¿con qué nos mantenemos? Claro, ustedes como están liberados, miel sobre hojuelas. Sí, pero nosotros nos hemos rebajado en años anteriores… Vale, reunámonos. Perfecto, congregados estamos. Hombre, eso no se hace, baja un poquito (por aquello del qué dirán), pero no me dejes a dos velas que con la que ha caído (viento, agua, rayos y truenos) ya tenemos bastante. Bueno, entonces lo dejamos en… Ya eso está mejor. De acuerdo, nos autoenmendamos y asunto zanjado. ¿Dónde nos echamos el leche y leche?
A estas alturas de la vida no creo que me dé por estudiar Derecho. Así que seguiré siendo profano en temas legales y recurriré, cuando menester fuere, al concurso de mis abogados (queda bonito, ¿no?). Cuando el PSOE presentó hace unas semanas una PNL (Proposición No de Ley, para los tan desconocidos como el menda) en el Parlamento canario para que se le reconociera a los trabajadores del Maritim afectados por el tristemente famoso ERE (Expediente de Regulación de Empleo) una indemnización por oficio, habrá sopesado que el asunto está pendiente de una resolución judicial. Porque ha saltado el PP (ya lo hemos escrito anteriormente) como una fiera (en un intento, creo que vano, de defenderse de la foto ‘aprovechada’ de apoyo al inicio del proceso), alegando que esto no se podía hacer. Y digo yo, ignorantón perdido, que juristas deberá haberlos en ambos lados. Y las interpretaciones de las leyes dan, quizás, demasiados juegos. Pero dejo ese farragoso tema a un lado y voy a lo práctico. He manifestado hasta la saciedad que yo puedo expresar cualquier cosa y me puedo permitir el lujo de equivocarme o cambiar de opinión sin temor a la espada de Damocles de una cita electoral. Pero un representante político debe ser mucho más comedido cuando se atreve a dejar escrito su parecer. En Los Realejos, los tres grupos políticos de la Corporación acordaron censurar la nula diligencia de la Consejería cuando dejó de actuar y por silencio administrativo la empresa del mentado hotel pudo sacar adelante el expediente citado. ¿Y de qué valió tal gesto? ¿Qué han hecho después CC y PP? Adolfo González, portavoz del PP realejero (Manolo está en Madrid jugando en el feisbuc con la victoria blaugrana), nos sorprende con un artículo, publicado en la prensa en el día de ayer, con esta frase: “Lo que sí le corresponde al arco parlamentario es exigir responsabilidades por lo que se ha hecho mal”. Los realejeros tendremos que enmarcarla. Y los trabajadores afectados saltarán de alegría cuando vean bajar por El Burgado una marea azul rumbo a los antiguos lavaderos. Sí, Adolfo, tocó exigir responsabilidades. Mira dónde está hoy Jorge Rodríguez, el principal culpable. Dile a Cristina Tavío que deje por un instante su mona sonrisa, su dulce mirada, reúna al grupo pepero de Teobaldo Power y se atreva a hacer lo que tú propones en la frasecita de rigor. Ser consecuentes es difícil. Lo del acuerdo plenario en nuestro ayuntamiento fue un paripé de no te menees. Al que se sumó el grupo de Oswaldo y ni cosquillas hubo en el séquito coalicionero. Dicho de otra manera: se pasaron la reprobación por el arco del triunfo, en vez de por el arco parlamentario (que, a lo mejor, también). Hasta luego.

PD.  Se rumorea (ya se sabe, la antesala de la noticia) que Sebastián Ledesma se ha comprado una vivienda en una zona residencial portuense (con los ahorritos de la Dirección General), se ha empadronado en Puerto de la Cruz y será el candidato del PP en la ciudad de la Punta del Viento. ¿Otra operación a lo Eva Navarro? Tendremos, pues, si las 'dietas preelectorales' no lo remedian, dos 'pesos pesados' como candidatos. En el PSOE, mientras, parece que se apostará por la figura más 'estilizada o peso ligero' de Lola Padrón. Eso dicen.