domingo, 9 de enero de 2011

Renovación popular

Ni siquiera el cachetón asturiano que le estamparon a Cascos valió para que José Manuel Soria, jefe supremo de los populares canarios, hiciera buena la máxima que se suele utilizar con mucha frecuencia en la política y que consiste en la cantinela de renovarse. Lo de morir no lo pongo porque es domingo y en festivo está mal visto. Volviendo al Principado, tendré que hablar con el amigo Ángel para que me indique qué demonios está ocurriendo en la patria chica, pues al susodicho (Cascos) o se le calentaron los ’ídems’ o se le cruzaron los cables, algo, esto último, que viene alimentando la candidata elegida (Isabel Pérez-Espinosa) para la próxima cita, que no se recata en sostener que debió írsele la olla. Y si a un hombre se la va eso (la olla), no lo reconforta ni un buen arroz con leche. Y mira que son buenos tales platos en los verdes prados del norte. Que me lo pregunten a mí mismo, cuando en el concejo de Llanera me zampé unas buenas raciones preparadas por Nedi y las mejores gentes de su grupo (La Madreña). Chacho, no me lo recuerdes que me desconsuelo.
Al tándem santacrucero (dos novatos) de Cristina y Pablo (pobre hombre) se le ha unido en Gran Canaria el rescate de quien se recluyó en sus cuarteles de invierno, no sin lanzar cuatro bravatas, cuando Soria accedió al todopoderoso sillón presidencial. Pero de estas discrepancias –también las tuvo Cardona– ha nacido un amor más hondo que el profesado por Suárez Gil, pistola en mano, a su tercera mujer, Josefina Navarrete. Pues sí, retorna José Miguel Bravo de Laguna (debe ser, incluso, algo más provecto que Pepe Segura, manda trillos). Que tiemble El Corte Inglés o ponga los pijamas a buen recaudo. Después de una profunda reflexión de más de una década, el gusanillo de la política ha vuelto a roerle en lo más recóndito de sus convicciones. Y como no podía ser de otra manera, está dispuesto a ‘echar una mano’ (¿otra vez?) para salir de esta crisis.
A este perro viejo (persona muy astuta y con mucha experiencia), candidato al Cabildo, le acompañará, en el ayuntamiento, Juan José Cardona, sobrado en experiencias de canódromos (ya vas cogiendo lo de Canarias, ¿no?). Y ya tenemos dos tándems (o tándemes). No podemos negar que el sabueso (persona que posee una especial capacidad o habilidad para investigar y descubrir algo) de Soria ha dado en el clavo. Tanto es así que, probablemente, lo celebren con un buen salmón ahumado allá en el barranco de Guayadeque.
Cuando escuché lo de que el PP ha puesto toda la carne en el asador con estas tres insignes figuras, o primeras espadas, debía estar algo somnoliento aún pues quise oír probador, en vez de asador, y, claro, no tuve más remedio que rememorar andanzas londinenses. Porque experiencia sí que hay. Y las nuevas generaciones, mientras, haciendo prácticas con propiedades familiares.
Cité algo más arriba lo de ‘pobre hombre’, refiriéndome a Pablo Matos, porque no sé si ha pensado seriamente dónde se va a meter. Con lo tranquilo que está ahora en Madrid, regresa de número dos de quien ya se presentó hace 8 años y no pasó de 5 concejales. Habrá creído que aquí en Santa Cruz va a estar más contento por aquello de que la risa es contagiosa. Lo mismo, vete tú a saber, también habrá dejado abierta la opción de que en las generales de 2012 puede seguir aspirando a un puesto en el Congreso de los diputados. Con lo que Manolo Domínguez podrá jugar, asimismo a esas dos cartas. Si Cristina va en la lista del Parlamento de Canarias, ¿por qué no?
Mientras tanto habrá que preguntarse: ¿y Ángel Llanos? No creo que el PP esté dispuesto a renunciar a tan inconmensurable valor. Se ha pateado todos los barrios santacruceros en estos últimos cinco años. Desde El Toscal a San Andrés y desde Valleseco a Los Llanos. En este postrero es donde pensaba consolidar su mayoría absoluta. Pero no se percató de que Manuel Fernández (senior) es un zorro (referido a una persona, que es astuta y sabe ocultar sus intenciones) de la vieja escuela de El Pinar (véase igualmente Eligio Hernández) y lo trancó con un elegante toque p´atrás y lo dejó de cangas al aire. Mirando p´al palomo, como vulgarmente se dice. Puede que Alfonso Soriano se invente algo, que él, a la chita callando, manda unos puyazos increíbles. Me preocupa también el porvenir de Pepa Lutzardo. Lo mismo le han dado cuatro años de excedencia para que le haga caso a Jerónimo Saavedra en lo del incremento del bagaje cultural.
En fin, amigos y fisgoneadores míos, se va conformando el tinglado poco a poco porque la función está a punto de comenzar. Estos pequeños fuegos de artificio son meros rodajes de entrenamiento para la posterior gran carrera. Mayo está a la vuelta de la esquina. Y el 22 es Día de Santa Rita. Y lo que se da no se quita. Y yo acabé.
Mañana se dará por concluido el periodo navideño-findeaño-añonuevo-reyes e iniciaremos la recuperación económica antes que ninguna otra Comunidad, porque llegará otro millón de turistas y los puestos de trabajo se incrementarán con la finalización del puerto de Garachico y la instalación de la Brifor en La Guancha. Y… Te estás perdiendo unos asuntillos interesantes, José Manuel. ¿No te dijo Paulino que te quedaras que él te prestaba un fisquito el helicóptero?