lunes, 21 de marzo de 2011

De fichajes y otros varios

Cuando hablamos, comentamos, escribimos algo de equipos de fútbol, pensamos en partidos. Y, por ende, en fichajes. Y a este respecto puede que en nuestro país (o no, vete tú a saber) la palma se la lleve el Real Madrid. Y ustedes mismos han podido comprobar los ‘magníficos’ resultados conseguidos en estas últimas temporadas. Pues a partir de ahora cuando hablemos, comentemos o escribamos algo de partidos políticos, también tendremos que introducirnos en ese sórdido mundo de los fichajes.
Hay quien piensa que existen personas que se aprovechan de la política. Un servidor no llega a tanto y lo deja en que las hay que viven de la política. Y para mí es diferente. Los primeros no suelen tener muchos escrúpulos y la utilizan para sus conveniencias y provechos. Son una minoría. En el que yo quiero pensar, es un profesional que trabaja en eso, fundamentalmente por dos razones: o no tiene otro sitio (los que accedieron al cargo a edad bien temprana, por ejemplo) o no le gusta el que tenía con anterioridad (el prototipo más ilustrativo puede ser nuestro presidente autonómico). Tienen un estupendo sueldo (puede que caiga algún complemento extra) e, incluso, acometen buenas acciones de vez en cuando.
Pero volvamos a los fichajes. Si hay partido que esté batiendo todos los récords, ese es el PP canario. Y lo está poniendo en práctica de manera harto notoria en la isla de La Gomera. Acumula un conglomerado de muy difícil comprensión. Los tiene de todos los colores, sesgos e ideologías, porque a don Mariano (y a don José Manuel) no le interesa de dónde vienen, sino a donde van. La procedencia es una incógnita (de ahí la tilde); el destino está nítido, diáfano: alcanzar el gobierno de todas las instituciones insulares para cambiar la isla; discurso típico y tópico que vale lo mismo para un roto que para un descosido, por lo que es aplicable a todo tiempo y lugar y comodín de cuanta opción política se mueva en el amplio espectro desde el rojo hasta el añil (tirando a violeta). Como atisbé en determinado vídeo promocional, deseo a los “protagosnístas”, de una manera especial a “Estebán”, que tengan toda la “prósperidad” del mundo. Por cierto, prediquen con el ejemplo y pongan Chipude con mayúscula. Cuando se presume de saber interpretar hasta lo que no está escrito, no me cuadra el que se desconozca esta norma elemental de ortografía. Salvo que… (lectura recomendada: Ensayo sobre la ceguera, de José Saramago, Premio Nobel de Literatura en 1998).
Por aquí más cerca, en el pueblo ya tenemos a Oswaldo colgado (o subido) en una valla (publicitaria) que antes era de un conocido comercio y/o constructora. Y nos trae ‘soluciones para el futuro’. Digo yo que los responsables propagandísticos de CC (me imagino que asimismo los del resto) quieren buscar el impacto de una frase corta y se les olvida, por ejemplo, que si el presente no existe (piénsalo bien), se podrían haber ahorrado esas palabras y solicitar directamente el reenganche. Porque soluciones para el pasado, parece que no cuadra.
En Granadilla, el PSOE está exigiendo la dimisión del concejal de Transportes, porque al tiempo de tener dedicación exclusiva, sigue ostentando la titularidad de una licencia de taxis, y parece que eso es incompatible. Pero en un periódico del pasado viernes leí: “debería dimitir por divinidad política hacia los vecinos o revocarle la licencia”. Si hubiera dicho ‘dignidad’, vale, pero meter a Dios en estos asuntos mundanos, y además un partido de izquierdas, no me parece adecuado.
Vuelvo al pueblo porque Manolo Domínguez está empeñado en que dispongamos del cuerpo de policía local más selecto y numeroso de toda la isla, qué digo, de toda España. Ya lo comenté hace unos días, pero insisto en el asunto. Te transcribo tal cual venía la noticia en un periódico:
“El PP anuncia que dotará con 50 agentes a la Policía Local.
El presidente y candidato del Partido Popular (PP) a la alcaldía de Los Realejos, Manuel Domínguez, anuncia su compromiso de dotar con 50 efectivos la plantilla de la Policía Local, dentro del programa específico de Seguridad ciudadana de cara a los comicios.
A esta acción se suma la convocatoria, antes de finales de 2011, de todas las plazas vacantes del citado cuerpo y la mejora sustancial de sus medios y programa formativo”.
Dime la verdad, ¿tú entiendes que se completará la plantilla actual hasta la cantidad de 50 agentes, o que Manolo la dotará con 50 efectivos más? ¿De quién es el posible fallo que puede haber en la interpretación? ¿Es interesado? Además, cubrir las vacantes existentes no es –no debe ser– una promesa electoral, faltaría más, es una obligación y punto.
Circula por ahí un cartel del espectáculo “Al emigrante”, de Chago Melián (creo que está patrocinado por mi amigo Candido López, Producciones OYE, y se celebró el pasado sábado en Hermigua), en el que el cantante de la Punta se parece que te cambas a Santiago Pérez. Por un momento pensé si el político había dado el salto (otro) hacia el mundo del espectáculo (otro). Te llevas cada sorpresa.
Hace unos meses leí en La Voz de Icod de los Vinos que el alcalde había inaugurado la escuela de Las Abiertas. Bueno, una remodelación. Pues no conforme aún, la semana pasada acudió el presidente y la consejera de Educación a visitar las instalaciones. Y nueva inauguración. Deben ir ya por lo menos media docena. Con una matrícula actual de 16 alumnos, la ampliación podrá albergar hasta 60. ¿Y de dónde los van a sacar? Además, si la política de la Consejería es cargarse todas estas escuelitas (con cariño) y fletar a los alumnos en transporte hacia otros centros (con comedor), menos entiendo estas incongruencias. ¿Búsqueda de votos aunque sea en los molleros? Puede. Pero sería cuestión de que algún concejal hiciese ver a las autoridades de mayor rango que si no agilizan los trámites para restaurar, por ejemplo, una vieja edificación que permita estabilidad, y no fuga, a los vecinos, ¿de dónde van a sacar los que ocupen esos puestos escolares?
Hasta mañana.