sábado, 7 de mayo de 2011

El juego político

Me han remitido dos estupendas presentaciones PowerPoint. La primera recoge una secuencia de la noche mágica del 3 de mayo realejero y su célebre exhibición pirotécnica. Algo con lo que, ya es de todos conocido, uno muestra sus claras y nítidas reservas como dejé manifestado días atrás. Máxime en una época en la que la crisis económica azota tantos hogares. Pero este criterio no impide reconocer la plasticidad y brillantez de los efectos conseguidos con los fuegos artificiales. Es todo un arte, desde luego.
La segunda recoge el amplísimo listado de obras acometidas en Los Realejos durante los mandatos de gobiernos socialistas. Como ya la envié a mis contactos más cercanos, solo es mi pretensión el que los mandatarios actuales, al menos hasta el 22, piensen que antes de su llegada hubo un grupo de realejeros que trabajó con denuedo por levantar este pueblo. Con sus aciertos y con sus errores, pero echándole horas, voluntad, tesón y ganas. Y jamás proclamamos que aquellos que nos antecedieron fueran unos indecentes. Incluso en eso existe una radical diferencia.
Era, hasta hace unos días, el CIS (Centro de Investigaciones Sociológicas) el organismo más neutral en cuestión de encuestas. Porque las llevadas a cabo por medios de comunicación y/o partidos, siempre contienen los suficientes elementos contaminantes como para desconfiar de sus resultados. Por razones tan obvias que no merece la pena comentar. Pero como el CIS adelantó que en Canarias ganaría el PSOE, las reacciones no se hicieron esperar demasiado. José Manuel Soria entiende que eso es imposible porque sus sondeos lo dan a él como vencedor (a la tercera, o gano o me echan). Como si lo contrario pudiera ser factible. Pero no se quedaron atrás los más diversos medios de comunicación, restando importancia a tal posibilidad. Es la óptica y el cristal de cada cual, lo que se justifica con cuantos recursos peregrinos se nos vengan a la cabeza. Vayan guardando recortes en cualquier gaveta, pues el 23 tendremos que “restregarle los bezos” a más de uno.
El rescatado Bravo de Laguna (senior) se queda espeluznado cada vez que se da una vuelta por Gran Canaria. Puede que sea la alergia que le entró días atrás cuando acarició un montón de animales en una de las tantas visitas electorales o que el estar disfrutando de un dorado retiro lo tenía gravemente ensimismado. Como el propio Soria lo había jubilado y el susodicho lo ha recuperado para la santa causa, se ha subido al carro de los despropósitos lanzando estos argumentos tan peregrinos. ¿De qué se nos espanta nuestro hombre? ¿Por qué un comportamiento tan estólido en relación al quehacer de un Cabildo con bastantes años bajo mandato popular? ¿Se cura en salud por si fracasa nuevamente? No se preocupe usted, pues si tal circunstancia se diera a buen seguro que deberá acompañarle quien le sucedió al frente de su formación política. Y quedan mundo, mercadillos, ferias y romerías en los que entretener cuerpo y espíritu.
El Tribunal Constitucional ha dicho que Bildu se puede presentar a las elecciones. Los magistrados han votado aquello que Zapatero les había recomendado. No, ni estoy loco ni nada parecido. Prestigiosos (?) columnistas lo han certificado. Es más, lo sabían de antemano. El nada sospechoso (no te rías) Luis María Anson, académico de la lengua, afiló su encendida pluma y en su sección de El Imparcial (ni el que le puso el nombre se lo cree), escribió pinceladas como estas:
La cosa estaba más clara que el agua clara y embotellada. Zapatero había decidido que Eta se mantuviera en las instituciones y se ha salido con la suya.
El Tribunal Supremo prohíbe a Bildu. Otro Tribunal altamente politizado, al que maneja Zapatero, ha autorizado la presencia de los terroristas en las instituciones vascas.
Si esto fuera cierto, algo tendrían que alegar los jueces. Si esto no fuera cierto, otro algo tendrían que alegar los jueces. ¿Son meros peleles o marionetas cuyos hilos manejan, respectivamente, los presidente del gobierno y de los populares? Claro, si los son unos, también lo serán los otros. ¿O no? Dicho lo cual parece conveniente modificar el cómo de la composición y elección de este órgano, hallar otra fórmula más convincente para designar a sus miembros. ¿Lo hizo el PP en sus ocho años de mandato? ¿De qué nos quejamos entonces? Tuvieron una mayoría absoluta en la que se pudo establecer lo que ahora se demanda con tanta vehemencia. Aplicando la misma regla de tres, también serán los que hayan propuesto unos buenos amiguitos del alma. Digo yo, ignorantón perdido.
Nada me extraña. Menos mal que Zapatero se va. Podremos, tal vez, conseguir que el Partido Popular no cometa más errores. Porque ZP los saca de quicio. Piden el voto antes de tiempo, pagan facturas privadas con cargo al erario público, colocan carteles antes e comenzar la campaña y luego los tapan con bolsas de basura (y se olvidan y los dejan dentro)…
Por último, ahí es nada los comentarios que se están plasmando en los digitales. Son una muestra inequívoca de que en España no hay democracia. Menos mal, ay si la hubiera. Tanto que todos estamos no solo legitimados sino altamente cualificados para manifestar que el TC ha metido la pata con esta sentencia. Seamos albañiles, barrenderos, maestros, futbolistas o tertulianos. País.
Disfruten del finde.