lunes, 11 de julio de 2011

¿Procesionar?

Puerto de la Cruz está en fiestas. Mañana martes es el denominado día grande. En los aledaños del muelle se darán cita miles y miles de devotos, pero también de noveleros. Y no mento lo segundo en sentido peyorativo, ni mucho menos. Pero me alegra que el amigo Salvador haya recordado una entrada suya del pasado año (te recomiendo su lectura si a bien tienes el pinchar en el siguiente enlace: http://garciaenblog.blogspot.com/2011/07/la-fiesta-en-paz.html), en la que subraya las muchas boberías (no quiero ir más allá) que establecen los esnobismos de rigor. Entre los que ‘destaca’ el uso de las pistolas de agua. Porque la embarcación constituyó, de bien poco para acá, la excusa perfecta para mojar a cuanto bicho viviente se despistara algo más de lo normal. El alcalde se ha visto obligado a publicar un bando al respecto para evitar los desmanes consabidos. Como casi todo está dicho (o escrito) al respecto, solo añado mi particular teoría de que mucha parte de culpa en este ‘relajo’ la tiene un tal Manolo Artiles, cuando ha un tiempo presumió de unas retransmisiones televisivas que degeneraron en espectáculos, camisetas incluidas, que rayaban el afer chabacano más insólito. Y aquellos barros trajeron estos lodos. Eso pasa por reírle las gracias y permitirle (los políticos, por supuesto; los que tenían la responsabilidad y obligación de ponerlo en su sitio) tales boutades al presentador más dicharachero de Barrio Sésamo.
Aquí en Los Realejos, como bien es sabido, también celebramos fiestas en honor de la Virgen del Carmen. Que no se embarca ni es zarandeada por el vaivén de las olas, pero bien se encargan los ¿marinos? o ¿pescadores? portuenses de establecer el oportuno símil en la procesión por las calles de San Agustín. Y para ranilleros y realejeros, reflejados en los párrafos anterior y actual, recordarles que me he esforzado en buscar la palabra ‘procesionar’ (de ahí la interrogación del título) y no la hallo. Es más, la RAE me señala que ese vocablo no está registrado en el diccionario y que lo más cercano y parecido es procesional. Y como en la salutación del alcalde, Manuel Domínguez, que se inserta en el programa de festejos, aparece la susodicha, recomendar al encargado de su redacción que guarde sumo cuidado, y ante la duda –todos las tenemos–, dicccioonariioooo.
Y ahora, otras nimiedades:
Hay varios sujetos que ‘procesionan’ un día sí y el otro también hasta los espacios (radiofónicos) de la isla de San Borondón. Creo que se lleva la palma (y algo de El Hierro) el abogado más dinámico de los territorios habitados. El que sostiene esta guinda: la falsedad o no del supuesto poder es lo de menos, porque tanto si es verdadero o falso el Presidente debió ser diligente, saliendo de inmediato a la palestra para desmentirlo. Como su currículum estaba poco inflado, sigue añadiendo perlas a su cofre de los tesoros. Creo que debería ocupar lugar preferente en un programa televisivo cuya temática principal fuera, por ejemplo, el chanchullo. Y si tiene que desplazar a otro (abogado), que lo haga, y santas pascuas. Podría ser, incluso, buen lugar para demostrar su teoría de la ilegalidad del concurso de adjudicación de frecuencia de radio. Y nos quejábamos de las apariciones estelares de Garzón.
No me importaría que Nacho Viciana, uno de los escindidos del PSC-PSOE, explicara con todo lujo de detalles lo de su sueldo. Más que nada para poder establecer paralelismos con el que cobraba Javier Abreu en el mandato anterior sin pegarle un palo al agua. Esta primera sesión plenaria, tras la constitución de los ayuntamientos, debería ser enmarcada. Solo he visto alguna discrepancia en Tacoronte. Por cierto, a uno de los protestones del público le aconsejaría que se mirara antes al espejo, pues no constituye, precisamente, un ejemplo a imitar. Sí, incluida la jubilación. O a lo peor son asuntos con demasiada enjundia. ¿Te acuerdas, Quico?
Es listo el Perestelo: Es bueno que CC deje la Consejería de Educación, aunque la gestión haya sido muy positiva. Manda competencias básicas. Ahí tienes esa papa caliente, José Miguel.
Y astuto Alfonso Soriano: Estoy cansado de la gente que viene al PP para tener un sueldo de un ayuntamiento. Lo que hace falta son mediocres y sumisos. ¿Tú oíste algo, Cristina, o estabas enredada en los sebadales?
Dejo por hoy a los del CCN porque merecen echarles de comer aparte. Hasta otra.