lunes, 26 de septiembre de 2011

Neutrinos

“No es necesario tener estudios para ser político”. Lo manifestó nuestra única y valiosa representante canaria en Madrid (versión Paulino Rivero), a la par que quícara vendida al malvado Zapatero (versión don José). A esta magnífica traducción de la estimación de nuestros representantes en la cosa pública, debemos añadirle la no menos genial siguiente, obra y (des)gracia de Rivero (el que no supo poner los clorocos sobre la mesa en su reciente visita al Rey, a pesar de que era bastante bajita): “Hay gente sin estudios que le da cuatro vueltas a otros con tres carreras”. Por ejemplo Willy (ahora conocido por Guillermo) García, ese portento al que el PSC-PSOE quería cambiar ya. Y se olvidó al segundo siguiente porque tiene  cosas mucho más importantes y urgentes que resolver, como la designación de los mismos para las próximas elecciones generales
Este nuestro hombre, y a la sazón presidente autonómico, es capaz de mantener una sentencia y su contraria en el mismo discurso. Porque la frase citada anteriormente fue la respuesta a una interpelación durante un reciente acto académico en el que, obviamente, se habla, y así se hizo, de lo importante que es la educación para el futuro de… y bla, bla, bla.
Esta justificaciones (o intentos) de cuestionar el sentido común de los mortales normales, no hacen más que reafirmarnos en la mediocridad tan grande que rige los destinos de las instituciones. Así nos va. Tanta es la alegría que siento en el cuerpo cuando observo estas ‘paridas’, que me estoy pensando seriamente si a mi voto nulo al Senado (decidido y comunicado oficialmente) no le añadiré el del Congreso. Porque estos ‘neutrinos’ (después te lo explico) me están sacando de quicio.
A don Paulino le parece excelente la idea de la restitución del Impuesto del (o sobre) el Patrimonio, para que paguen más los que más tienen. Y tal es su convencimiento en la medida, que su fuerza política se abstuvo en la votación madrileña. Es la (in)congruencia personificada. Lo mismo Ana no lo entendió cuando la llamó y el móvil captó todos los ruidos del helicóptero. El otro estaba pescando en los ríos capitalinos.
Al tiempo, los socialistas canarios, reunidos en Guamasa, optaron, de manera clara, nítida y contundente, por la renovación. Basta con echar una visual al primero de la lista (candidatura) al Congreso de los Diputados: un jovencísimo, y trasplantado, Pepe Segura, polifacético marino mercante, catalán de nacimiento y gomero de adopción, que entró sin querer allá por 1979 en el cabildo tinerfeño tras una estupenda travesía a nado desde la Escuela de Náutica (lo de la gorra y el correíllo La Palma vino luego), y que sigue bogando para demostrar a los incrédulos que el retraso de la jubilación no acarrea efectos colaterales, siempre y cuando se siga cobrando bien, como es su particular caso. Vamos para la X Legislatura y ahí está. Que se va a creer el Alfonso (Guerra)… Para dar ídem (dialéctica) estoy yo. Eso sí, lo disimulamos poniendo de número dos a la que no ha dado un palo al agua en su vida (ni en bajada), nuestra particular Leire Pajín… ¿Qué quieres? ¿Que siga con Aurelio, vicepresidente de Melchior, y…?
Ahora que los neutrinos parecen viajar más deprisa que los fotones y estamos a punto de echar abajo la teoría de la relatividad, se me ha encendido, por fin, la luz (tate quieto, Einstein) y he descubierto que más neutrino que un político no hay nada en todo este universo conocido. Y parte del Más Allá. Fíjate bien en lo que te voy a explicar a continuación: un neutrino es una partícula eléctricamente neutra (te pongo un ejemplo: Rajoy, más neutro no puede ser), cuya masa es inapreciable (si es la encefálica, con los estudios de Oramas y la preparación de Paulino: todos, sin excepción). Pero además, los neutrinos pueden pasar de una familia a otra (al menos se conocen tres clases, yo sostengo que muchas más) en un proceso conocido como oscilación de neutrinos. ¿Cuántos neutrinos, perdón, políticos, no has visto cambiarse de chaqueta cada tres por dos? Bambolean como columpios.  Y ya quisiera Fernando Alonso que su Ferrari alcanzara la velocidad de estos políticos, perdón, elementos, perdón, partículas, perdón, neutrinos… Chacho, estoy como ellos, no me aclaro. Ahí tienes a NC y CC echándose un trago juntos. Como decía un pariente, dentro de poco lo gomitan todo.
Voy a recomendar a los amigos que tengo regados por esos institutos que se dejen de explicar boberías e instruyan a la juventud en… Vuelve a empezar arriba y no te preocupes lo más mínimo porque no vamos a suprimir ayuntamientos, ni liberados, ni asesores, ni…
Hasta mañana.