miércoles, 28 de diciembre de 2011

Absorción

Nadie se lo esperaba pero ha ocurrido. La buena sintonía existente no presagiaba, sin embargo, que el acercamiento fuese tan intenso como para llegar a producirse este desenlace inesperado. Los ímprobos esfuerzos de Juan y Pablo no han conseguido hacerle desistir. Estaban los susodichos con la mosca detrás de la oreja al observar que eran demasiados los aspectos concomitantes que se producían en las sesiones plenarias del Consistorio de la Muy Leal y Noble Villa de Viera. Y que en muchas ocasiones supusieron la ruptura de los acuerdos previamente discutidos en la asamblea local de La Cascabela. Daba la impresión de que a la altura de Correos, la fresca brisa de los atardeceres ‘moscovitas’ causara sentidos escozores en la sustancia gris del único representante de la izquierda en el palacio de la Avenida de Canarias.
Hago el inciso de rigor para señalar que la deriva socialista es harina de otro costal y merece –o quizás no– un comentario ad hoc (locución latina que significa literalmente «para esto». Generalmente se refiere a una solución elaborada específicamente para un problema o fin preciso y, por tanto, no es generalizable ni utilizable para otros propósitos. Se usa, pues, para referirse a algo que es adecuado sólo para un determinado fin. En sentido amplio, ad hoc puede traducirse como «específico» o «específicamente»). ¿Se enteraron? Yo no mucho, la verdad.
Las reiteradas llamadas a capítulo parecen haber caído en saco roto tras conocerse en la tarde noche de ayer –extraoficialmente, eso sí– en los aledaños de la cafetería de San Agustín que la incorporación podría producirse con carácter inminente. Venían corriendo (a pesar de las escasas lluvias habidas últimamente) rumores, algo lejanos (como los tambores de aquella película), por cierto, de que algo se venía tramando en los mentideros políticos de la población norteña, en la Histórica Villa (o Villa Histórica, que tanto monta y monta tanto). Las coincidencias ya extrañaban a más de dos (los citados en el párrafo anterior) y por mucho que intentaron averiguar qué demonios podía estar pasando, no alcanzaron una solución satisfactoria a tenor del desenlace habido, insisto y repito, en las últimas horas de este 27 de diciembre próximo pasado.
Y hoy, 28 de diciembre, precisamente cuando el calendario nos indica que celebramos la festividad de los Santos Inocentes (ya pudo haber elegido otro día no tan significativo), habrá rueda de prensa a mediodía en la que se anunciará, a bombo y platillo (parece, aunque no está confirmado al cien por cien, que intervendrá la fanfarria y la murga Los Noveleros) que el concejal de Izquierda Unida en Los Realejos, Jonás Hernández –al igual que hará mañana en la capital tinerfeña el singular ‘centrista’ Nacho González– se incorpora con carácter definitivo al grupo de gobierno en el ayuntamiento de Los Realejos, pasando a ocupar la primera tenencia de alcaldía, en detrimento de Adolfo, erigiéndose en la mano derecha (no podía ser de otra manera) de Manolo y responsabilizándose de todas las áreas de marcado acento económico.
Fuentes dignas de todo crédito aseguran que se habían realizado unas tres o cuatro reuniones secretas en cierta vivienda de la Calle El Medio de Realejo Bajo, y en las que se perfilaron todos los detalles que en este mediodía se darán a conocer simultáneamente en las emisoras de Radio Realejos y Radio Arena.
Me señalan –eso sí, sin confirmarlo tajantemente, por lo que podemos dejarlo en mero rumor– que han visto a Juan y Pablo (los nombres se prestan para ello) en posiciones contemplativas (no de rodillas, pero casi) en el Parque de San Agustín, como si no se lo creyesen todavía.
He colgado este post bastante temprano para que todos puedan acudir a cualquier centro comercial (de Los Realejos, por supuesto) a comprar pilas, porque se estima que las emisoras radiofónicas precitadas batirán hoy todos los récords de audiencia.
Uno, que ya viene de vuelta, piensa que si es por el bien del pueblo, bueno. Me señalan que no hay nada detrás, pero debemos ser desconfiados por naturaleza. El andar de la perrita nos irá indicando si este pacto acabará a la greña como el de Amaro (CC) con Conchi (PSOE). A un servidor, más por viejo que por sabio, no le extrañaría ni lo uno ni lo otro (y así me curo en salud).
Y el epílogo: El blog de me quedo boba pasa a ser propiedad de Santiago Luis, quien cansado de enviar recortes (incluyan alguno mío) a Diario del Valle ha decidido dar el paso, mojarse un fisco y comenzar la aventura bloguera. Personalmente me alegro. Creo que otros también. O expresado de otra manera: ya era hora.
Mañana seguiremos con Florencio Sosa. Hasta entonces.