sábado, 7 de enero de 2012

Inicio del inicio

He dejado pasar unos días. Al menos hasta que se celebrara el Sorteo del Niño. Y no me puedo quejar. Emulando a los Fabra y Zerolo, tengo un pellizco de todos los números agraciados en estas ínsulas. Ayer estuve sumando toda la tarde y, céntimo arriba, céntimo abajo, he logrado alcanzar la nada despreciable cantidad de 3,1415926535… euros. Saben que mis convicciones político-religiosas y existenciales no me permiten jugar más de un céntimo por número, pero aun así, coincidirán conmigo, en que las ganancias han constituido un sonado y rotundo éxito. Acabé pitando. Parecía un chico de los de antes en la mañana de Reyes.

De lo que más satisfecho me hallo es de la participación que me remitió mi primo Abundo desde ese pueblo al que tuvo que emigrar cuando era bien mozo todavía, cansado de que aquí (porque es tan canario como yo) lo llamaran bobo cada tres por dos. Y ahora allá, felizmente disimulado entre tanto nombre raro, pasa como uno más de la colonia. Ayer bailaban todos sobre una pata sola y las llamadas telefónicas se sucedieron durante toda la jornada por parte de aquellos que se dedican a hacer cosas feas (comprar décimos premiados).

Mientras esto ocurría, y Rajoy sigue jugando a la escondidilla (aquí se llama así y no escondite) por lo que debe ser la pobre Soraya la que dé la cara (y la teta al chico quién se la dará), persisten otros entretenimientos (amén de los recortes; bueno, se llaman de otra manera, siguiendo los sabios consejos del inepto Zapatero cuando se inventó aquel sucedáneo de la crisis). Pude digerir la rueda de prensa posterior al último Consejo de Ministros y debo felicitar muy efusivamente a la señora vicepresidenta por seguir siendo tan fieles a sus directrices: prohibido concretar. Me llamó la atención, en las preguntas subsiguientes, cómo algunos periodistas ya se ven obligados a comenzar con la cantinela de “como continuación a la pregunta que le hice en la anterior ocasión”. Pues esperen bien sentados.

Menos mal que el PSOE les está prestando una ayuda inestimable con su congreso. Aunque no creo, de verdad, que sean tanto los propios socialistas como los periodistas que, cansados de esperar respuestas, más o menos creíbles, para sus baterías de preguntas, deben buscar alternativas, no sea que también pasen a engrosar las listas del paro. Y no están los tiempos para veleidades tales, máxime cuando no todos tienen la suerte de quien suscribe en los repartos de la lotería.

Un tal Rubén Bejarano, eso leí, portavoz de Sanidad de Izquierda Unida en la Asamblea de Madrid, entrena varias veces en la semana para correr medias maratones. Varias vueltas le di al periódico y concluí que escaso mérito tiene lo que por tierras peninsulares se califica como una hazaña. Ignorantones perdidos que son todos. Dense un garbeo por cualquiera de las Islas Canarias y comprobarán que nuestra historia está jalonada de increíbles odiseas en esa disciplina deportiva a cargo de nuestro estimado y nunca bien ponderado presidente autonómico. Con varios récords a sus espaldas y con marcas que ya bien quisieran otros atletas de elite.

Quien también va a tener que echar a correr detrás de los acreedores es el alcalde mi pueblo, y presidente liquidador de la Mancomunidad del Norte, porque hay ayuntamientos que ordeñaron cuando pudieron, pero que, seca la vaca, yo no pago el pienso pendiente. Parece que el particular de la plantilla ha quedado bastante bien resuelto, aunque sigo sin entender bien el porqué de los tantos (goles) que cada cual quiere arrimar a su chiringuito. Sí, en algún medio leo que se consiguió una digna liquidación (económica) y que lejos de sacarse la foto de rigor, aquellos que trabajamos seriamente y tal y cual… Para ilustrar la información entiendo que hubiese sido lo correcto ubicar una fotografía de la sede de la moribunda Mancomunidad, o de una de sus dependencias, o un concierto de la Escuela de Música. Pero no, caen siempre en la misma contradicción. Hombre, si no era lógico, y así lo manifiestan, que saliera Manolo Domínguez presidiendo una reunión con los trabajadores, tampoco parece de recibo (expresión preferida de los políticos) un proceder similar en la instantánea de rigor.

Nadie tiene que hacerme el más mínimo caso, pero CC y PSOE en Los Realejos están perdiendo un tiempo precioso. Puede que tras los congresos que se avecinan funcione el efecto cascada. Siempre y cuando desde las alturas, claro, desciendan aires nuevos, que si no, apaga y vámonos.

Feliz fin de semana y hasta el lunes.