lunes, 2 de enero de 2012

Un entusiasta dehesero (7)



También en 1930, tras la conclusión de la polémica relatada con anterioridad, aparece una información en los dos periódicos  (El Progreso, 27 de agosto de 1930, página 1 y La Gaceta de Tenerife, 28 de agosto de 1930, página 3) cuya copias se insertan en este post. Es una nota que remite Florencio Sosa a los medios de comunicación existentes para dar a conocer la próxima apertura de una biblioteca en el barrio portuense de Las Dehesas (con toda probabilidad en la sede de la Sociedad de Instrucción y Recreo Valle de Taoro, fundada, como ya se dejó expresado en abril de 1922 y de la que nuestro ‘homenajeado’ fue pieza clave), que pretende, según se desprende de su lectura, captar posibles donantes.
Hace unos días, en amena, pero corta, charla con una persona que, como un servidor, dedicamos parte de nuestro tiempo a poner en orden los papeles del Casino, nos lamentábamos de la pérdida de toda esta documentación que hoy habría constituido un legado de primer orden. Pero no todos entendieron lo de tener la obligación de cuidar los papeles viejos y, me imagino, muchos valiosos legajos fueron, como esa colección de periódicos que comenzó a fraguarse en el año 30 del pasado siglo, a ser pasto de las llamas (no habían contenedores para el oportuno reciclaje en ese entonces).
La noticia decía así:
«Una sala de lectura y una biblioteca, en el campo. Se inaugurará el próximo sábado.
Yo mismo debo dar la noticia. El día 30 de este mes, sábado, se inaugurará en el barrio de 'Las Dehesas', Puerto de la Cruz, una sala de lectura con biblioteca. Muy modesta es esta obra, pero de ella espero frutos muy beneficiosos.
Por de pronto, en la sala de lectura se podrán leer los siguientes periódicos y revistas: EL PROGRESO. “La Prensa”, “La Gaceta de Tenerife” y “La Tarde”, de Santa Cruz de Tenerife; “Las Noticias”, de La Laguna; “Decimos”, del Puerto de la Cruz; “El Campo” de la Orotava; “Diario de Las Palmas”, de Gran Canaria; “El Tiempo”, de Santa Cruz de La Palma; “El Sol”, “El Socialista”, “Estampa” y “Nosotros”, de Madrid; “Estudio” y “Helios”, de Valencia.
La biblioteca empezará a funcionar con unos 30 ó 40 libros. Pocos, ¿verdad? Pero daos cuenta que todo es a expensas mías; y esto lo debo decir aunque se me tache de vanidoso e inmodesto. Abrigo la esperanza de encontrar algunas personas que me ayuden, para que pronto sea una realidad la biblioteca circulante. Ya se me han hecho ofertas de libros.
De todas maneras, con unos cuantos periódicos, revistas y libros, vamos a comenzar nuestra obrita, conforme nos hemos propuesto No nos es posible hacer más.
Tenemos interés en que los periódicos publiquen estas líneas, por si alguno de sus lectores nos quisiese favorecer con algún libro u otra publicación. Caso de ser así, agradeceríamos mucho a los desinteresados donantes nos lo comunicasen para pasar a recogerlos. También estimo que se deben publicar estas cosas por si apareciesen quienes puedan y quieran realizarlas en otros lugares. Qué falta está haciendo esto, tanto en el pueblo como en el campo. Florencio Sosa Acevedo».
Fíjense bien en la sutil diferenciación entre el pueblo y el campo. No cabe duda de que La Dehesa era el campo. Afortunadamente lo ha seguido siendo.
Si a bien lo tienen, continuaremos en una próxima oportunidad. Se aproximan años ‘complicados’ en los que el movimiento obrero iba a mostrarse especialmente reivindicativo. Y Florencio Sosa tuvo una activa participación.
¡Ah!, Feliz Año Nuevo.