lunes, 27 de febrero de 2012

Menos mal

Estaba Albert Einstein (cuyo cerebro se halla desperdigado, eso dicen, por medio mundo) bastante preocupado porque su famosa teoría podía venírsele abajo. Ahora se ha descubierto (otra vez) que un cable mal conectado había hecho posible que el velocímetro que controlaba los ya famosos neutrinos marcara un exceso de kilometraje. Menos mal que no había radar por los alrededores.
Se fue Mariano Rajoy hasta Italia para desde allí –bien le gusta a los políticos sorprendernos desde allende los mares– señalarnos que hasta el 30 de marzo no piensa presentar los presupuestos generales del Estado. Primero nos caerá la breva (de madura, que no por méritos) en Asturias y Andalucía y luego nuevo hachazo a los de siempre, incluidos los pensionistas. Menos mal que no iban a tocar este apartado. Si lo llegan a hacer, estaría ahora pidiéndole a Paulino que me nombre asesor de Milagros.
Pues sí, ya la señorita Luis Brito tiene nuevo acomodo. Será la segunda de a bordo en eso de la Zona Especial Canaria (ZEC), al frente de la cual se halla el palmero Juan Alberto Martín (el que inauguró con una cagada la Casa Municipal de la Cultura de Los Realejos; creo que ya te lo había contado: pasó por debajo de la cinta y se fue derechito al cuarto de baño más cercano). Por eso te digo yo que estoy desaprovechado. Menos mal que tengo este blog; de lo contrario, qué sería de mí.
Vaya disputa encontramos entre las comunidades autónomas de Madrid y Cataluña con respecto a la promesa que mantiene cierto magnate norteamericano acerca de ubicar en esta país un oasis económico-financiero-laboral denominado Eurovegas. Va a ser el no va más, la definitiva solución a los millones de parados. Se va a ir la crisis a tomar viento fresco para siempre jamás. Y los pensionistas dirigiremos el tráfico y ayudaremos a cruzar a los empedernidos jugadores que nos dejarán propinas a mansalva. Menos mal que Eurodisney sigue en números rojos. Y es que los gabachos son unos negados.
Vuelvo a los neutrinos. Porque se han localizado unos elementos mucho más rápidos. De los que salen del trabajo a las tres y están en casa a la una. No se sabe a ciencia cierta, en ello están los investigadores, si van o vienen. Por supuesto, los políticos de Lanzarote. Qué reflejos, qué desvíos, que toques por dentro… qué jeta. Te doy la presidencia. No merezco tanto, me conformo con la vice. Pero lo extendemos a Teguise. ¿Y qué hacemos con Arrecife? Hablaré con Paulino. ¿Qué neutrino? ¿Y qué dice Soria? Le falla la memoria. Menos mal que solo se trata de reproducir los pactos en cascada y no hay nada escondido (llámalo intereses de todo tipo) detrás de tales turbias actuaciones. Caliéntate un  fisco más, Timanfaya…
No acabo de comprender muy bien (qué raro) esta nueva propuesta del gobierno nacional, que tan acertadamente dirige Soraya, por la que se van a pagar todas las deudas de las administraciones públicas. Es como este enésimo invento de Paulino para sacar 75 millones de euros del acantilado de La Garañona (El Sauzal) y dar trabajo a millares de parados. Esa es la primera pregunta: ¿De dónde demonios sale ahora el dinero? Se abonará primero a los que perdonen parte del capital. Es decir, una empresa pequeña que lleva esperando años y que solo reclama un servicio que prestó allá en la lejanía de los tiempos, ahora tiene que hacer otra merma para conformarse con una miseria. Y puede que hay tenido que despedir por el camino a parte de su plantilla.  Voy a pesar al revés: imagínate que eres tú el que debes dinero a esa administración. No, no me vale el ejemplo, ya me hubiesen cortado la luz, el agua y puede que desahuciado, ¿o no? Sigo: este año correspondía la 10ª. edición del Festival Internacional de Folclore Arautápala. Lo van a suspender, creo. Uno de los ayuntamientos participantes (patrocinadores) en el evento (así lo mentan ellos) debe la friolera de las tres ediciones anteriores (bastantes miles de euros). Los organizadores (Higa y Magec) siguen mirando pa´l palomo. Parece que no le es suficiente hipotecar los instrumentos, mucho menos tal y como anda el patio. Detrás se hallan empresas de transportes, de sonido, hoteles… Y ahora le proponen que la solución pase por la rebaja de turno. ¿Estamos locos o qué? Siempre se rompe la cuerda por la parte del más débil. Menos mal que los políticos están en ello.
Y menos mal que ya acabé.