sábado, 18 de febrero de 2012

Un entusiasta dehesero (12)

Recuerden que estábamos ya en los años próximos al estallido de esa guerra denominada civil (qué paradoja), y Florencio, una vez abandonada su militancia socialista y no habiéndose presentado a la reelección para optar nuevamente a la alcaldía de Puerto de la Cruz, se suma, como otros tantos, a ese movimiento obrero que tanto ‘auge’ y repercusión tuvo en el Valle de la Orotava.
Y debo pedir disculpas por un error garrafal cometido en la entrega anterior, pues cuando cité el ejemplar de Gaceta de Tenerife correspondiente al 4 de octubre de 1933, página 5, no era esa la fecha correcta, ya que equivoqué el año, tratándose de 1934. Pido mil excusas. Las prisas, el escaso rigor de estas notas y la no imperiosa necesidad de una estricta metodología conducen a tales consecuencias.
Iniciamos el recorrido de hoy con esta reproducción del ejemplar de la Gaceta de Tenerife, correspondiente al 10 de octubre de 1933, página 8. Aunque no esté directamente relacionada la información con la actividad antes mencionada, la hacemos constar como mera curiosidad por hallarse en ese grupo de reclutas, que debían hacer el servicio militar en las posesiones españolas del Sahara Occidental, uno de sus hermanos, Benigno Sosa Acevedo. Ahí la dejo. Lo mismo alguno de mis lectores conoce alguno más. Paciencia y a leer con mucho detenimiento. Viendo tal cantidad, a uno no le extraña recordar la cantinela que escuchaba de joven cuando los mayores expresaban aquello de “yo serví en África”. Ahora ni siquiera servimos, estorbamos.
Ya relacionado con el contenido del párrafo inicial de este comentario, en Hoy, 1 de noviembre de 1933, página 6:
Estado de la huelga del Valle da la Orotava.
Convocados por el señor delegado provincial del Trabajo, don Manuel Illada Quintero, se reunieron ayer tarde en esta Delegación de Trabajo los representantes de la Patronal Agraria de la Orotava, don José Lugo Massieu, don Alonso de Zárate Méndez, don Melchor Brier Ponte y don José María Casañas Fuentes; los de la Patronal del Puerto de la Cruz, don Manuel Espinosa Chávez y don Francisco Machado Pérez; los de la Sección de Trabajadores de la Tierra, de la Federación de la Orotava, don Feliciano Illada Aguiar y don Lucio Illada Quintero, y los del Sindicato de Oficios varios del Puerto de la Cruz, don Manuel Hernández Ramón y don Florencio Sosa Acevedo.
Por el señor delegado se invitó a los reunidos a buscar una fórmula de arreglo que pusiera fin al conflicto planteado. La representación patronal manifestó que se remitía en un todo a lo que se había acordado en el acto de conciliación que se celebró el pasado día 28 en el Jurado mixto del Trabajo rural; y la obrera que, si bien en dicho acto no se llegó a un acuerdo sobre los dos primeros motivos de la huelga, quedan aún sin resolver los demás particulares.
Se hizo constar en el acta que se levantó, a ruego de los patronos, su extrañeza por el empeño de las entidades obreras en sostener una huelga con las patronales, sin existir diferencias entre ellas, sino solamente con patronos aislados, algunas de cuyas diferencias se ventilan ante este Jurado mixto y otras ante el ministerio de Trabajo.
Requeridos los representantes de las Asociaciones obreras por el señor delegado para dejar sin efecto la huelga pendiente, se negaron a ello, pretextando que no pueden considerar aisladamente los motivos en la que la fundan, por lo que no fué posible llegar a una avenencia.
Por hoy concluimos con dos notas relacionadas con los movimientos huelguísticos del año 1934, en uno de los cuales se halla implicado otro hermano de Florencio, Santiago, del que alguna nota añadiremos en una próxima ocasión. Se publicaron en Hoy, 28 de septiembre de 1934, página 2:
“Contra el orden público
Asimismo se instruye sumario por haberse ocupado al vecino del Puerto de la Cruz, Santiago Sosa Acevedo, una hoja o placa de reproducción de las que emplean en las máquinas multicopistas, la cual concuerda con el texto de una de las hojas clandestinas lanzadas en los primeros días de huelga de este Valle.
Explosión de dos petardos
Igualmente se tramita sumario por explosión de dos petardos colocados en la atarjea que conduce el agua para mover la planta de energía eléctrica de esta Villa, hecho que se produjo el pasado día veinte por la noche, desconociéndose al autor o autores del expresado acto de sabotage [sic]”.
En la siguiente haremos un breve repaso por una extensísima información de un mitin  de Acción Popular Agraria y de la Unión de Derechas, celebrado en el Realejo Bajo. Por supuesto, aparentemente nada tiene que ver con el contenido de esta serie, pero ya verán que sí. Hasta entonces.