lunes, 26 de marzo de 2012

Ladrones

Como la Sociedad General de Autores y Editores de este país nuestro, tan dado a la picaresca, no se ha dignado a ponerse en contacto conmigo para responder a una reclamación que le hice, en dos ocasiones, por no darse por enterada de una grabación realizada (DL.TF-192/09) en los Estudios Acentejo (La Victoria) por la Agrupación Folclórica de Higa (La Perdoma), y en la que se incluían varios temas (letra) de quien suscribe, deberé dar por mía la tesis del Tribunal Supremo cuando avala que llamar ‘ladrones’ a la SGAE es perfectamente legal. O traducido al román paladino, que don Eduardo Bautista García (Las Palmas de Gran Canaria, 27 de mayo de 1943), más conocido por su nombre artístico de Teddy Bautista, de lo que supuestamente mangó debe tener en su bolsillo, o vaya usted a saber dónde, más de un euro de don Jesús Manuel Hernández García, más conocido por escribir boberías que bien poco le reportan, y en el caso de que algo valiesen, otro se mete por medio y se queda con los posibles beneficios. Valga, pues, de exordio esta prerrogativa del alto tribunal y me asomo este principio de semana a esta ventana para sumarme al grupo de los desencantados, engañados y vilipendiados. Y robados, coño, dilo sin rubor alguno.
Para que veas que no te engaño, y por si conoces a alguien que tenga que ver con ese invento maravilloso que supuestamente te gestiona tus derechos y que cobra a un IES por representar una obra de Lorca en el festival de fin de curso, te doy a conocer dos pinceladas. La primera es un extracto de la comunicación que allá por agosto de 2009 dirigí a los susodichos:
El pasado mes de marzo vio la luz un CD titulado “Voces de Higa”, producido por Acentejo (Juan Pedro Gutiérrez García), DLTF 192/09, en el que se incluyen cinco temas (letra) de quien suscribe, ya debidamente registrados en SGAE –ver referencias abajo–, sin que hasta el momento haya tenido un servidor de ustedes noticias de si la susodicha grabación ha sido dado de alta, pues no se me ha comunicado si han generado algún incremento a esta economía mía, tan “jodida” en tiempos de crisis.
(Referencias de las obras registradas, y grabadas en el CD en cuestión: 9.507.906, 9.507.914, 9.507.918, 9.507.920 y 9.507.922)
La segunda, obviamente, la respuesta del responsable del departamento de socios, que debe ser tramitada de manera automática, como cuando llamas al 1004, porque casi tres años después sigo mirando el extracto de la libreta (antes de CajaCanarias, ahora de Banca Cívica y en unas semanas de La Caixa) por si cae alguna breva, perdón, algún euro.
Según los datos que obran en el registro de soportes fonográficos de la SGAE el CD en que se incluyen sus obras, editado bajo el Título Genérico de Voces de Higa, aún no ha sido declarado por el productor. Dado que el disco salió al mercado en el mes de marzo, y teniendo en cuenta que el período de facturación va de marzo a septiembre, los derechos correspondientes están programados para incluirse en la liquidación de marzo del 2010.  Llegada esa fecha sin que los derechos le hayan sido abonados debería ponerse en contacto conmigo para iniciar una reclamación ante el Departamento de Reproducción Mecánica de forma que requieran a Grabaciones Acentejo el pago de los mismos.
Y tú, ipso facto, exclamas: Jolines, tan listos para enterarse de lo que se toca en las verbenas de pueblo, y en este caso ni se enteran de lo que se graba por esos estudios y casas discográficas. Como no me hallo en el registro fonográfico, por mucho que chille no me van a oír. ¡Ah!, pasado un año se los recordé. Y ni contesta, tú.
No tengo ni la más remota idea de si Grabaciones Acentejo declaró ante la SGAE el CD en cuestión o aquí se están haciendo todos los locos y practican lo del que menos corre, vuela. Si a esto le añades el que de vez en cuando te sorprenden grupos y solistas interpretando temas tuyos sin que nadie se acuerde del autor, te resta dos o tres consuelos:
No escribas nada y no sigas haciendo el tonto. Sigue escribiendo, pero no lo registres porque de nada vale. Plasma pareceres por escrito, regístralos y que otro cobre por ti. O lee a Manuel Machado, como expresó el amigo Chema Estévez en el prólogo de Recua verseada: Procura tú que tus coplas / vayan al pueblo a parar, / aunque dejen de ser tuyas / para ser de los demás. / Que, al fundir el corazón / en el alma popular, / lo que se pierde de nombre / se gana en eternidad.
Lo dicho, a pesar de quedar debidamente recompensado y alimentado de espíritu, como uno sigue siendo también prosaico, si por un casual conoces a cualquiera que guarde relación con los que ahora dirigen ese cotarro de la SGAE –y que tanto han pretendido desligarse de las andanzas del tal Teddy–, transmíteles de mi parte el contenido de la presente. Sobre todo para que demuestren que esa desvinculación es algo más que una mera declaración de intenciones.
Bueno, cuando esto salga publicado ya sabremos si Arenas lo consiguió a la cuarta. Yo confío en no tener que esperar tanto.
Me voy con dos dudas: no entiendo muy bien lo de ese parque forestal (privado) en el monte público de Las Lagunetas (El Rosario) –que le alquilen el paraje de Rambla de Castro el dueño de Loro Parque–, y el trato periodístico de la tele canaria al asunto de las prospecciones (yo, que no estoy a favor de ellas, creo que el sesgo hacia las tesis ‘riverianas’ es más que evidente, y eso se excede de lo que entendemos por información y la asepsia que tal concepto debe llevar implícito). Hasta mañana.