miércoles, 11 de abril de 2012

Maniobras de distracción

Aquellos que fuimos al cuartel años ha tuvimos la tremenda fortuna de jugar al despiste por muchos motivos. Uno de ellos era oficial. No vayas a creer que todos se debían a escaqueos de la tropa. Pero no vamos hoy a rememorar las viejas andanzas cuarteleras. Viene el titular a cuento de lo que está ocurriendo con estos primeros meses de gobierno popular. Que, y dicho sea de paso, a este ritmo va a convertirse en lo más impopular posible.
Corresponde recortar y los sesudos economistas solo atisban soluciones por el lado del más débil. No hay manera de que metan mano de una vez a tanta pensión vitalicia –que para mayor inri es compatible con otras actividades–, a tanto sueldo incontrolado, a tantos cargos de libre designación (que suelen corresponderse con familiares y allegados de los que ocupan poltronas o amiguetes de partido) y ese larguísimo etcétera en el que ahora mismo estás pensando y que sigue siendo motivo de intercambios en la Red, pero que a los que pueden no les provoca el más mínimo rubor, y a los que no –tú y yo– les produce dolor de estómago e inicios galopantes de la úlcera del cabreo.
Y al tiempo que estas cosas ocurren y tú no le hallas explicación posible, si un político actúa en consecuencia con lo que la sociedad demanda de un cargo público, le llueven chuzos de punta. La alcaldesa de Arico cesó a un concejal que había sido llamado a declarar al juzgado por una acusación de supuestos malos tratos. Algo que debía haber hecho con anterioridad su colega lagunero con la concejala ebria. Porque a los que ocupan un puesto de especial responsabilidad debo exigirles lo que a la mujer del César. Y ya me entienden. Porque luego se quejan de cuando generalizamos con la etiqueta de ciertos calificativos. Pues bien, a doña Olivia, por tal atrevimiento y osadía, moción de censura al canto. Son las prácticas del CCN, ese partido de Ignacio González –al que le encanta más un fregado que a un bobo una tiza–, socio de Paulino en Canarias y de Mariano en Madrid. Como los socialistas canarios (el partido de la citada alcaldesa) también sostiene a Rivero (salvo en la concesión de las licencias de radio; que me lo expliquen formando parte del mismo gobierno y siendo colegiadas las decisiones del Consejo de Gobierno), ya estarán redactando el comunicado –que no moleste demasiado al de El Sauzal– para salir del paso, porque la población sureña es mera anécdota en un proyecto mucho más amplio y ambicioso.
Aunque lo practiquen todos de manera harto notoria, deberemos reconocer que es el PP el adalid de las maniobras de distracción. Y sabe aprovechar cada insignificante situación para darle la vuelta a la tortilla, siendo Soria un excepcional abanderado de estas lides contradictorias. Para que el pueblo permanezca ocupado en nimiedades del tres al cuarto, y pase lo de la crisis y los recortes a un segundo plano, lanza tremendo órdago a las huestes de José Miguel Pérez y les oferta la posibilidad de gobernar estos peñascos en un pacto, hasta ahora inédito, de PP y PSOE (al estilo vasco). Porque, y Cristina también se sube al carro, hay que acabar con veinte años de régimen agotado. De los que al menos en doce de ellos, qué casualidad, ha sido el PP tan responsable como CC. Ni siquiera van a ponerse morrúos con la alcaldía santacrucera (ya lo compensarán en el Cabildo). Lo mismo, esto lo pienso yo, Manolo Domínguez le ofrece una concejalía al PSOE realejero en prueba de buena voluntad y a pesar de su mayoría absoluta.
Fíjense a la altura que voy del post de hoy miércoles y ni siquiera he aludido al recorte adicional de  no sé cuantos millones de euros en Educación y Sanidad. Y eso es lo que se pretende, ni más ni menos. Ya verán que en unos días, si el Madrid sigue dando una de cal y otra de arena, para beneficio del Barça, surgirá lo de si es conveniente de que Rajoy interceda ante el máximo órgano arbitral. Ni en las época más esplendorosa de Franco.
A un servidor también se le ocurren varias posibles soluciones con tal de no tocar el estatus de bancos, mercados, inversores… que son, en definitiva, los que nos van a sacar del pozo para cuando estemos asomando la cabeza volver a darnos fuerte patada en el culo y mandarnos de nuevo a las profundidades. Ya se sabe que el panorama se reproduce por ciclos. Se me ocurren estas:
Todas las mujeres deben volver sus hogares. A partir de ahora retomaremos la profesión de sus labores. Su misión es cuidar al hombre, procrear y atender la familia como Dios manda. ¡Ah!, y los domingos a misa, que estamos perdiendo… Todo, estamos echando por la borda un legado de múltiples generaciones y cayendo en un estado de laicismo tal que… ¿Lo entendiste o te lo vuelvo a explicar?
Casi como una consecuencia de la medida anterior, todas aquellas que no hayan nacido en este país (copiada de la teoría de Paulino Rivero: el trabajo para los canarios), deberán, en un plazo prudencial (uno o dos días) abandonar el territorio patrio (si presentan el certificado de empadronamiento en cualquier ayuntamiento tendrán un descuento de no más del cinco por ciento en el precio del billete de retorno). Ni que decir tiene que si están casadas deberán arrancar la caña con toda la familia. Porque, y esa es otra, suelen ser las que más chicos tienen. Y España no puede. ¿Lo entendiste o te lo vuelvo a explicar?
Aparte de las medidas contempladas en la primer reforma laboral, y para reforzar su estricto cumplimiento, a partir de estos momentos queda terminantemente prohibido enfermarse, salvo por causa de fuerza mayor. Lo llevaremos a la práctica por Decreto-Ley. Los pasillos de los hospitales volverán a quedar expeditos y las urgencias solo atenderán… ¿Lo entendiste o te lo vuelvo a explicar?
Dado que no se considera necesaria la presencia del profesor en el aula, los alumnos recibirán sus clases por Internet –que ya cada uno tiene su ordenador personal–, y en lugar de que haya una plantilla de ochenta docentes en un IES de tipo medio, con diez, incluyendo el equipo directivo, será más que suficiente. ¿Lo entendiste o te lo vuelvo a explicar?
La escolarización se iniciará a los siete años –modelo tipo Finlandia–, porque ha quedado demostrado que el actual es una pérdida de tiempo –y dinero– que el país no puede seguir asumiendo y… ¿Lo entendiste o te lo vuelvo a explicar?
Bueno, es un breve muestrario. Tengo más, pero quedan en reserva, que uno nunca sabe. Mientras, El PP condena a Canarias a enormes sacrificios, Paulino dixit. Por ello, y para acabarlos de remachar –con la inestimable ayuda de Lola, José Miguel, Francisco, Julio…–, les mandaremos otra vuelta de tuerca con más impuestos. Está comprobado que la gente de valía –como yo mismo, sin ir un fisco así más lejos– está condenada a no ser comprendida ni escuchada. Deja de leer ahora mismo a Pepillo y Juanillo y visita con más frecuencia –tres o cuatro veces al día– el blog de nuestro estimado presidente, a saber paulinorivero.com. Ni comparancia con esta basura del mío.
Lo mismo mañana la prima de riesgo y la cotización en bolsa nos dan… Eso, nos dan.