viernes, 8 de junio de 2012

Recorridos consistoriales

El ayuntamiento de Arrecife –guárdenme otro cachorro– no ha querido ser tan generoso como el cercano portuense y ha establecido una cuota mensual de 120 euros como tope en el gasto de los teléfonos móviles que ha puesto a disposición de los ediles. Uno se pregunta, ignorantón perdido, que si en Puerto de la Cruz, a pesar de haber adoptado dos acuerdos para contener la lengua, se producen tremendos desvíos como los que ayer di a conocer, lo que acontece allá por la Isla de los Volcanes es merecedor de los espectáculos que en aquellos lares se vienen produciendo con demasiada frecuencia. Tanto que la Consejería de la Presidencia del Gobierno de Canarias está pensando muy seriamente en ubicar de manera permanente las dependencias judiciales conejeras repartidas por los diferentes consistorios de la tierra del singular Manrique. Y al carro se han subido también, amén de los políticos, los propios funcionarios. Si César levantara la cabeza.
Ya que menté al genial artista lanzaroteño, habrán leído y escuchado en estos últimos días que existen graves problemas en el funcionamiento del que fue buque insignia de la Ciudad Turística, el complejo del Lago Martiánez, que ha estado gestionado en estos últimos años por la Cooperativa Cosmar. No entro en ningún tipo de valoración acerca de la posible culpabilidad del adjudicatario, porque desconozco el intríngulis de la dinámica interna de la concesión. Aunque me temo que nadie podrá considerarse libre de pecado. Puesto que si Cosmar fue haciendo caso omiso de lo que las cláusulas del contrato estipulaban, tendría que haber habido reiteradas llamadas de atención por parte del ayuntamiento o, incluso, llegar a la resolución del mismo si la complicación iba a mayores, como parece que así ha sido. Lo que ya no entra en los cálculos de la normalidad –al menos en los míos– es el discurso del equipo de gobierno municipal, con sus reiteradas amenazas para que los cooperativistas paguen la deuda contraída. Porque no es el ayuntamiento portuense un modelo en tales menesteres. Creo que acogerse al plan gubernamental para pagar las facturas pendientes le ha supuesto unos veinte millones de euros. Entre las que deberá entrar el despilfarro de los móviles. Y atreverse a tirar piedras en estas condiciones entraña el peligro evidente de que te caigan sobre tu cabeza. ¿O es que Marcos, Sandra y Lope nada tienen que alegar, por la misma regla de tres, de similares veleidades por parte de un compañero de viaje? O, mejor aún, ¿por qué no fue Luis Miguel a participar en la rueda de prensa habida y se puso de ejemplo como prototipo a seguir?
Hasta en la sopa nos han brindado las bondades del plan de seguridad y emergencias de las pasadas fiestas de mayo realejeras elaborado por el señor director de la cosa, don José Marrón. Salvo los borrachos de siempre, unas incidencias apenas. Me parecería mejor, sin embargo, que se hiciera una comparativa con años anteriores. Porque da la impresión de que tras la arribada del hasta hace bien poco protegido por Coalición Canaria, y ahora adscrito a las tesis populares, se nos pretende hacer ver que antes era un caos organizativo. Y flaco favor estamos haciendo a unos grandes profesionales que llevan en la policía local desde ha mucho y que han desempeñado una magnífica labor sin tantas alharacas ni ventas exageradas a los medios de comunicación. Puede que se deba justificar el fichaje, pero piénsese muy seriamente en el abnegado sacrificio de los que han venido sacando las castañas del fuego. Y lo siguen haciendo, aunque las famas se las lleven los ‘generales’. No quiero mencionar a nadie porque uno tiene excelentes amigos en ese ‘cuerpo’, pero, a buen seguro, que en su fuero interno debe existir más de una espinita clavada. Espero que valga este simple comentario como desagravio a su quehacer. Comprenderán, además, mis reticencias, más que evidentes, a todas estas cuestiones de protocolos y homenajes. Que algunos, por cierto, siguen fomentando en y por el pueblo, sin acordarnos del que ha estado toda su vida jociquiando tierra teniendo como horizonte el palmo de terreno que se halla ante sus narices.
El Seprona ha denunciado a tres pescadores por la captura de 88 kilos de percebe canario. Dado que esa cantidad coincide con el número de municipios de Canarias, me gustaría pensar que no hayan ido recolectando uno por cada consistorio. Aunque si así hubiese sido, tampoco me quejaría demasiado. Por algo se empieza. Espero que la Guardia Civil no solo no traslade el expediente a la autoridad judicial, sino que los proponga para una condecoración. Porque 88 percebes menos en la grey (conjunto de individuos que tienen algún carácter común) aliviaría bastante la situación y podríamos dar trabajo fijo por lo menos al triple. ¿Que no? Tú no has visto bien esas nóminas.
Oye, no te olvides de salir hoy con una prenda al revés, aunque sea un calcetín. Y si tienes mucha vergüenza, te queda el recurso de los calzoncillos. Que ya uno no va a la moda de los jóvenes. ¿Te has fijado? Chacho, los calzones a la altura de allí y lo que antes eran prendas íntimas, ni te cuento. Qué enseñanzas.