viernes, 6 de julio de 2012

Excelentes expectativas

Tristísimo panorama el del flamante nuevo puerto de Garachico. Un velero y una zodiac, amén del baño de algún político, es todo el bagaje que puede ofrecernos una instalación que costó buen puñado de millones. A esta miniatura, estilo Pueblo Chico, le uniremos en unos años otra pieza más de lego en Puerto de la Cruz. Tendremos cubiertas las necesidades del Norte y satisfechas las ansias de los que creen que ahora toca esperar a que acudan, como al panal de rica miel, los turistas navegantes en busca de refugio, parada y fonda. Ya atisbo ese muelle ‘atestibado’ –palabreja que le escuché a los mayores y que significa llenito a más no poder– de embarcaciones y la carretera hasta Buenavista colapsada por el ingente número de golfistas que hacen cola para poder acceder a las instalaciones con sus palos erguidos y sus pelotas bien dispuestas. Y todo ello será mera insignificancia cuando Armas y Fred Olsen soliciten las autorizaciones pertinentes para establecer una ruta a La Palma, porque ese canal tendrá un tráfico marítimo similar al que cruza el Estrecho de Gibraltar cada día. Por supuesto que en cuanto podamos añadirle nuevos atraques en la trasera de La Ranilla, una de la dos compañías antes mencionadas operará en la dársena portuense para general regocijo de una población que espera ansiosa estos avances y poder, de una vez, gastarse los dineros ahorrados en estos cruceros interinsulares.
Pero hay más. Aunque aún no lo tiene bien madurado, el singular Pepe Segura capitaneará el restaurado correíllo La Palma (en el que ya hizo prácticas años atrás, por 1986, cuando recaló en el puerto santacrucero para el arreglo de sus desperfectos) que navegará por los mares de este Norte en sosegadas singladuras (distancia recorrida por una nave en 24 h, que ordinariamente empiezan a contarse desde las 12 del día). Es normal, a edad tan provecta no se puede dar inicio al trabajo antes del mediodía, aparte de que debe simultanear estos mini cruceros con sus otras labores parlamentarias. Casi con toda seguridad el barco partirá de la capital tinerfeña y, tras pasar los Roques de Anaga, enfilará directamente hasta Garachico donde, tras dar la vuelta al Roque, atracará sobre las tres de la tarde (recuerden que será viaje de placer en el que las prisas quedan al margen, o a estribor, como prefieran). Tras las visitas de rigor a los lugares más señeros de la Villa, a eso de las seis y media, se reiniciará la marcha con paradas para las fotos de rigor en la playa de San Marcos, Las Aguas, costa realejera (se alternará entre El Socorro, La Fajana –con Rambla de Castro– y Los Roques), para, próximo a las nueve, recalar en la ciudad portuense. Habrá cena de gala (bien en El Lago, bien en El Taoro, días pares e impares, respectivamente). Pasadas las doce de la noche, costeando, a no más de tres millas de la orilla, regreso de ensueño contemplando las bellezas naturales de Acentejo (La Garañona, El Pris), Bajamar, Punta del Hidalgo…
No es mi intención ponerte los dientes largos, pero la vuelta que le vamos a dar a la isla, sobre todo a este abandonado sector septentrional, será de tal calibre que el retorno de los años dorados nos hará olvidar prontamente esta época oscura de profunda crisis. Por fin despegaremos hacia la modernidad con otro concepto de turismo sostenible y respetuoso con el medio (marino) y pasaremos a ser una potencia mundial en el sector.
De fuentes bien informadas, y dignas de todo crédito, puedo adelantarte que este ha sido el principal tema de debate en el reciente congreso de los socialistas canarios. Y una buena prueba del compromiso adquirido ha sido la inclusión de mucha gente del Norte en los diferentes órganos del partido, muestra inequívoca de una decidida apuesta por la innovación. Y claro, estas iniciativas no podían dejarse en manos inexpertas, así que se ha recurrido al auxilio de Lola Padrón, Carlos Medina, Miguel Ángel Regalado, Fidela Velázquez, Miguel Agustín García… con lo que el éxito de la operación está más que asegurado.
Como la finalidad es, fundamentalmente, instructiva, la responsabilidad, y por ello se debatió en profundidad en el máximo órgano decisorio del PSC, recaerá en la Consejería de Educación (y no en Turismo como parecería previsible). Paulino no ha tenido inconveniente en avalar la proposición pues estima que ambas formaciones saldrán reforzadas, máxime cuando ha sido el presidente (recuerden su procedencia sauzalera) tan puesto en solfa desde diferentes sectores de esta zona tinerfeña, sobre todo en algunos medios de comunicación audiovisuales con los que mantenía hasta hace bien poco excelentes relaciones y variados arrumacos. Tengo entendido, además, que los preparativos se han llevado en el mayor y absoluto hermetismo  no sea que el ministro de Turismo –muy ocupado últimamente en la otra faceta de la Industria debido al negro panorama del sector del carbón– fuera a aprovecharse de la coyuntura y la presentara como suya. Que muy capaz es, por otra parte.
Un servidor, con la clásica incredulidad que caracteriza a Saulo de Tarso, se teme, no obstante, que pueda haber competencia desleal por los propios alcaldes socialistas del Sur, y reclamen la urgente ocupación de terrenos para el futuro puerto de Fonsalía, en Guía de Isora, con lo que al final vaya a resultar que no haya barco pa´tanto muelle. De producirse tal caso, me ha asegurado el capitán Segura que estaría dispuesto a dejar el sillón de San Jerónimo y dedicarse plenamente a este nueva ocupación, ampliando el recorrido las millas que hagan falta aunque tenga que doblar diariamente la Punta de Teno. Y capaz lo creo. ¿No ves lo juvenil que está en la foto? Si por él no pasan los años.