miércoles, 11 de julio de 2012

Repartos inadecuados


Los congresos que viene celebrando el Partido Popular en las islas llegan cargados de unas unanimidades que causan cierta desazón. Pero no sé si es equiparable (la congoja) a la que han producido los de CC y PSOE, a la espera de que en estos últimos casos se celebren los insulares. Lo enigmático para los ciudadanos que hemos de acudir a las urnas es que tras las fotografías, los discursos prefabricados, las poses, los titulares, los besos, los abrazos y todo eso, ¿qué le ofertan al votante? Porque en el PP ha quedado demostrado que aquello que nos prometían en su programa electoral no solo ha quedado en agua de borrajas sino que el engaño ha sido morrocotudo.
El pasado domingo se dio a conocer en El País el resultado de otra nueva encuesta (Metroscopia) en la que se pone de manifiesto que el PSOE se hunde un poco más y en un mes ha perdido otros tres puntos. Al tiempo el PP se mantiene a pesar de las drásticas medidas que viene adoptando el gobierno nacional, aunque la valoración de Mariano Rajoy cae de manera rotunda. En la evaluación pertinente, el diario estima que el descrédito político perjudica más a los socialistas porque sus votantes son más críticos y menos fieles que los del PP. Yo creo que este es el planteamiento simplista en el que la mayoría se queda, pero un año después de que Rubalcaba haya accedido a la secretaría general del partido, y tras quedar bastante lejano el horizonte de las pasadas elecciones generales, no se atisba un programa que clarifique posturas y que haga posible el que no repitamos lo de todos son iguales. Lo malo, o lo peor, es que se intente resucitar con figuras que ya están muertas (políticamente). Si el PSOE no se percata de que la solución no puede venir de la mano de sus actuales dirigentes, y da la impresión de que no es consciente de la enfermedad, ni la UVI los va a sacar del atolladero.
A nivel nacional, de capa caída. Y en la autonomía no mejora la criatura. Este pacto, y habiéndoles dejado Paulino las consejerías con más rescoldos, no les va a deparar nada halagüeño. Porque las políticas seguidas en este territorio distan demasiado de cualquier postulado socialista que se precie. Y las incongruencias se pagan. Cuando en unos instantes apenas se incremente el IVA, como ya lo hemos hecho aquí con el IGIC, se va a concatenar una serie de estropicios que no levantaremos cabeza en mucho tiempo. Luego acudiremos una vez más a esa fuente inagotable que es el colectivo funcionarial. Bueno, la película es harto conocida, pero la ceguera se apoderó de la tropa de José Miguel y no ven más allá de las narices (de Rivero). Va una pequeña guinda:
Hace escasos días, en las afueras del Hotel Jardín Tecina, esta situación que te presento. Aparca un coche de la televisión autonómica (un Volkswagen blanco) del que se bajan un cámara (con el aparato al hombro) y una redactora. Sí, la misma que le remite las informaciones al Canarias Directo. Al momento, el otro vehículo que tiene el ente público en La Gomera (creo que es un Hyundai Santa Fe, o algo así, baca incluida) con otro personaje. A lo peor era el encargado de los dos anteriores. Y yo le pregunto al Consejero de Educación con qué cara sostiene que no hay dinero para acogida temprana, comedores, transporte escolar… si tuerce la cabeza ante situaciones como la que narro. ¿No podían venir los tres en un mismo coche? ¿Para que dos vehículos en un territorio que no produce noticias para tal despliegue? Solo faltó que al rato hiciese acto de presencia la policía canaria para poner la guinda (roja) al esperpento. No hay un mínimo de recato y vergüenza. Porque si tuviesen algo de decoro, desde ya, ustedes, que se mentan socialistas, propondrían la supresión inmediata de todos los bodrios que despilfarran aun en épocas de graves dificultades económicas. Cuando se inicie el próximo curso, ¿con qué otras medidas nos vas a sorprender? ¿Cuándo te vas a percatar, José Miguel, que nos conducen al colapso económico total?
Le deben dinero a las farmacias, las asignaciones de toda índole se cercenan, las navieras ya no creen en promesas, los médicos se sublevan… Y los dirigentes, de cualquier partido, están bien acomodados, cobrando mucho más de lo que para sus valías sería aconsejable, con una marionetas en el parlamento que actúan bajo las directrices que el poder ejecutivo estima conveniente dictar. Ahí tienen a Barragán y Perestelo que se permiten el lujo de irse a El Hierro (un martes, que debe ser día de trabajo, para y por el que le abonamos suculenta pasta) a resolver el conflicto con la Agrupación Herreña Independiente. Que lo haga un maestro para ir a cualquier organismo oficial a sacar un papel con el que matricular a su hijo en la universidad.
¿Socialistas? ¿Nacionalistas? Y un higo pasado. Se ha perdido mucho más que las ideologías. Cuando el amigo Salvador García, con discurso mucho mejor hilvanado que estas pobres líneas, se asoma a los medios de comunicación para demandar una definición, un posicionamiento ante la sociedad de los socialistas canarios, mal, muy mal debe ir la travesía. No es necesario que me presten el más mínimo caso. Los diputados se lo montan bien. Consejeros, directores generales y resto de cargos del organigrama gubernamental no pasan mayores agobios para llegar a fin de mes. Pero el resto –y es un conjunto enorme– lo tiene ‘jodido’ (y a perdonar la expresividad). Pero como el autor de estos posts que conforman el meollo de Pepillo y Juanillo no sabe lo que dice, ni lo que escribe, y a los ojos de tanto ilustrado es mero cero a la izquierda, les ruego –te ruego, José Miguel– no escondan la cabeza bajo el ala y presten atención a lo que desde dentro se les está demandando antes de que se produzcan más escisiones. Imagínate, haz un esfuerzo, cómo estamos los de fuera. Eso, por supuesto, estamos ciegos. Ustedes son los visionarios. Lo malo es que ni siquiera existen las ópticas: todos venden lo mismo.