sábado, 29 de diciembre de 2012

Sinvergonzonería en Arona

Me asomo hoy sábado a Pepillo y Juanillo porque creo que el asunto merece ser propagado a los cuatro vientos. Y puede que ayer, día 28, haya quedado como una inocentada más de las muchas que circularon por los medios de comunicación.
Tras la celebración de la sesión plenaria del ayuntamiento de Arona (el jueves 27), nos enteramos de que el equipo de gobierno de dicho consistorio, pasándose por el forro lo que había acordado dos meses antes, se embolsa la paga extra navideña, mientras le dicen a los funcionarios que no hay dinero para ellos. Es tal el colmo de la desfachatez y la caradura de los que dicen ser representantes de los ciudadanos.
En la mañana de ayer viernes colgué en Facebook el siguiente comentario:
Paulino: ¿vas a poner en tu blog –y que lo reproduzca la Autonómica– la golfería de tus compañeros de Arona? Sinvergüenzas, rufianes, ladrones, bergantes, granujas, bellacos, canallas, truhanes, miserables, crápulas, depravados, despreciables... Para el Banco de Alimentos, prometieron. Un condenado por la justicia y un equipo de gobierno actual que presume –a los hechos me remito– de haber tenido buen maestro. Sal, compungido como tú bien representas, a los medios de comunicación y explícalo. Demuéstrale a don José que tienes los 'clorocos' bien puestos. La culpa sigue siendo nuestra, qué duda cabe.
Algunos amigos de la red me señalaron que se trataba de una inocentada. Incluso a través de mensajes privados. Puede que advirtiéndome por la osadía de usar tales calificativos para definir una conducta mucho más que reprobable. Pero no soy dado yo de lanzarme a estas aventuras escritas sin haber sopesado antes los pros y los contras. Cuando eran tantas las fuentes que se hacían eco del particular, difícilmente podía quedar en una broma más por el día que celebrábamos. Incluso alguna llamada telefónica se fue hasta el Sur de la isla para demandar información al respecto.
Luego, por razones familiares, apagué el ordenador y estuve desconectado hasta hace un rato. Y compruebo que Rivero sigue callado (lo mismo mañana en su blog escribe de… Rajoy), que Linares no ha movido ficha (no sé si le preguntaron algo anoche en el debate de Canal 6; me temo que no) y que CC sigue con el discurso victimista de no nos mandan perras desde Madrid. En la prensa de hoy sábado no hay desmentido alguno de que hubiese sido una trola. Y como le respondía a un compañero en la red social aludida, ojalá se hubiera tratado de una mera guasa (más bien macabra, por supuesto)
Leo hace un rato apenas en otro blog:
No, no es una inocentada. Es la dura realidad. El alcalde y sus 12 ediles cobraron dicha paga extra anteayer, como trascendió durante la sesión plenaria celebrada ayer en Arona. No vayan a pensar que trascendió porque alguien del gobierno lo dijo o explicó. No, no, no, el tema se hizo público de casualidad, porque el portavoz del PSOE se enteró de ese sorprendente cobro y lo sacó a relucir durante el pleno.
¿Explicación o justificación que ofrecieron los carísimos desgobernantes de Arona? Al parecer ninguna. Se encogieron de hombros y poco más…
A finales de agosto, el entonces condenado alcalde, José Alberto González Reverón, intentado rehacer su ya más que deteriorada imagen, dicta un decreto (que aún, en el culmen de la desvergüenza, se halla colgado en la web municipal), a ratificar en el pleno de septiembre, del que entresaco:
El gobierno local de Arona renuncia a cobrar la paga extra de Navidad como gesto de solidaridad con la situación de los trabajadores de este ayuntamiento.
Esa cantidad (40.000 euros) será destinada al Banco de Alimentos del Patronato de Servicios Sociales, con el objeto de contribuir a que todas las familias del municipio dispongan de lo necesario en una época tan especial como la Navidad.
González Reverón expresó su apoyo a los trabajadores del ayuntamiento que cada viernes se manifiestan por el recorte de sus nóminas impuesto por el gobierno central.
Y aquí estoy yo, solo como la una, luchando contra molinos de viento. Los medios de comunicación tradicionales ya cumplieron con lo que plasmaron ayer. La oposición en Arona sacó un comunicado, colgó un par de pinceladas en las redes sociales y enterrada la trama. El PSOE, ese partido que otrora fue adalid en la defensa de la clase trabajadora, ahogado en sus propias contradicciones, cree ver cumplida su misión con las intervenciones y declaraciones de José Julián Mena, y a no menear nada más por si mañana debo tapar vergüenzas propias.
Cuántas cosas barrería… (Los Sirex). Pero también se han adueñado de la escoba. Aunque no podrán arrebatarme la palabra. ¿Eran fuertes los calificativos dedicados a estos calandracas? ¿Eran fuertes? Eran peritas en dulce para esta pandilla de mangantes. No les hizo faltar jugar a la lotería de El Niño, como Zerolo en sus mejores tiempos. El inciso: ¿vislumbraste la nueva mansión sauzalera de nuestro estimado presidente?
Este es un caso aislado por el que no podemos juzgar al resto y generalizar de una manera banal… Y una mierda, golfos.