lunes, 7 de enero de 2013

Tenemos otro plan

Con la llegada de Paquita Luengo a la consejería de Empleo, Industria y Comercio, tras el emotivo abrazo con el jefe supremo y los discursos de rigor, aparte de seguir tañendo campanas que anuncian más cambios en el organigrama gubernamental, se ha dado a conocer otro plan: crearemos 80.000 puestos de trabajo en el plazo de ocho años. Debe ser el vigésimo que presenta el señor presidente desde que accediera a tal puesto.
No es necesario recordar que los diecinueve anteriores le salieron fallidos, pues se ha cerrado 2012 con un total de 284.915 parados, lo que supone 19.346 más que el año anterior (2011), así como se concluyó 2010 con 20.600 más que en 2009, y como decía aquel campesino ávido de cultura, sumba y sigue.
Pero como nadie, ni siquiera los socios, le hace ver al señor Rivero que esa táctica del escaqueo ya no vale en los tiempos en lo que Google se chiva todo y las hemerotecas digitales pueden jugar malas pasadas, él sigue disparando hacia lo alto (iba a escribir meando pa´rriba) sin temor a chingarse.
Ochenta mil en ocho años significa diez mil anuales. Chiquito matemático estoy hecho. Y tal cantidad dividida entre doce nos da una cifra de 833 mensuales, lo que viene a implicar unos 28 diarios. Y tú imagínate que el vaticinio se cumpla esta vez. De tal suerte que alcanzada la bonanza y la travesía del crucero vuelva a ser placentera, resultaría que nos harían falta unos 29 años para que la oficinas de empleo cierren para siempre jamás al no tener clientes a los que atender. Es decir que estaríamos ya allá por 2042, época en la que un nonagenario Paulino seguiría presumiendo en su blog y deleitándonos con esas cuotas de pantalla en su discurso navideño por obra y gracia de don Guillermo García-Machiñena García-Checa, es decir Gille García García, o mejor Willy García. Un día te cuento cómo tuve que desistir en el intento de recuperar el segundo apellido de mi padre.
Cuatro años lleva el presidente con su línea argumental. Ha circulado por las redes sociales el siguiente recordatorio:
Canarias va a salir antes de la crisis antes que el resto del Estado (La Provincia, 27-enero-2009).
Canarias avanza firme hacia el final de la crisis (La Provincia, 1-enero-2010).
Rivero augura la salida de la crisis en 2011 (Canarias Ahora, 1-enero-2011).
Canarias sale de la crisis mientras hay debacle en la península (El Confidencial, 7-mayo-2011).
Rivero afirma que los canarios pueden tener esperanza en la salida de la crisis (La Provincia, 30-mayo-2012).
Rivero dice que Canarias avanza más rápido hacia el final de la crisis (ABC, 1-enero-2013).
Y llegado a este punto uno se pregunta que hasta cuándo nos van a seguir tomando el pelo. Como contrapartida, ¿tú has escuchado si algún órgano directivo de Coalición Canaria haya dicho siquiera mu acerca de la paga extra que se embolsaron los concejales de Arona? Pero es que el silencio cómplice del resto de formaciones políticas es de juzgado de guardia. Y solo te puede conducir a pensar que interesa el estarse callados no sea que, como en todas partes cuecen habas, mañana te saquen las vergüenzas propias.
Como hoy es festivo, me voy a descansar otro fisco. Saben ustedes que toca devolver y cambiar antes de sumergirnos en las rebajas. Y a la vuelta de la esquina, carnavales. En la presenta ocasión el gobierno de Canarias, en pleno, se va a trasladar a La Frontera y se disfrazarán, presidente y consejeros, de carneros. Con los cuernos bien grandes. Con los que nos seguirán topando otra buena temporada. No supone novedad, pero lo harán a la luz del día, sin nocturnidad ni alevosía. Y para eso estamos nosotros, cual dóciles y mansas ovejitas. Puede que no nos violen, pero nos dan, y bien, por… Yo iba a escribir la cartera, ¿y tú?
Hasta mañana.