viernes, 8 de marzo de 2013

Más paseos

Se nos fue Rivero –y van…– a la ITB. Y con él, un exquisito séquito turístico. Cada cual a defender su chiringuito, porque la crisis es soportada por hombros ajenos. El dominio idiomático de los presidentes cabilderos (excepción hecha de Melchior), junto al de Paulino, es motivo suficiente para atraer alemanes a punta pala, que se dice. No van a caber en la obsoleta planta hotelera. A la que hay que cambiar, insiste el presi. Y sin mirarse al espejo.
Y allí en Berlín, al cobijo de lo que resta del muro, nuestro estimado dirigente se fotografió a diestro y siniestro, amén de repartir besos a mansalva. Y ya te he contado en otras ocasiones la gracia que me produce el contemplar cómo besa el otrora alcalde sauzalero. Se pone estirado, rígido, en fin, tieso como un palo, y apenas gira el cuello cuando la susodicha acerca ambas mejillas para los contactos de rigor. Como la cámara no enfoca hacia abajo –no seas malpensado–, no vislumbro si lo hace de puntillas, pero me temo que casi.
Creo que para próximas ocasiones deberían acompañarle uno o dos asesores de imagen. Sin reparar en gastos. Para señalarle dónde debe colocarse cuando le toque arrimarse a individuos más altos, que son casi todos con los que debe lidiar. Por ejemplo, el ministro de Turismo, su íntimo amigo José Manuel Soria, o el presidente de TUI (Friedrich Joussen), quienes le sacan varios palmos. Ahí tienen la muestra gráfica.
También se fue Hugo Chávez. Y sin entrar a valorar su gestión en estos años al frente del gobierno venezolano, no dejo de reconocer el respeto que me merecen las urnas, de una parte, y la condición de ser humano, de otra. Porque es de miserable elevado a la enésima potencia el tipo de comentarios sesgados que indeterminados elementos vienen profiriendo en estos últimos días. Y como parece que incierto cuarto de comunicación ha vuelto a emitir merced a los desatinos en la concesión de licencias, me llegan informaciones, dignas de todo crédito, de que los ‘chanchulianos’ vuelven a lucirse. Y las andanadas al ‘muerto’ han sido de órdago. Comunicadores del tres al cuarto, picapleitos de poca monta y resentidos de baja estofa que expelen bazofia por canales invertidos. Traduzco: cobren con la misma mierda que escupen.
Se fue pero parece que vuelve la superficie comercial realejera de Los Potreros. En la que salen a relucir las relaciones de la empresa que pretendía la construcción de un hipermercado en una zona deportiva (llevaría pista de pádel en la azotea; van a ser tantas en el pueblo, aunque privadas, que nos van a faltar raquetas) con el propio alcalde, el popular Manolo Domínguez. Bonito sería que el sobrino deba indemnizar al tío con unos seiscientos mil euros por un quítame allá un uso urbanístico. Me pregunto, ingenuo de mí, si estamos hablando de prevaricación o de un informe sesgado de los técnicos para alcanzar este punto de astracanada.
Se va, sin remisión, a pique, o de paseo, el PSOE. Tanto le han crecido los enanos que la propia Elena Valenciano ha venido a  manifestar que “el pacto PSOE-IU de Andalucía podría ser una buena fórmula para España”. Tan convencidos están de que no van a levantar cabeza, que hasta se atreven a declarar que como no sea con la ayuda de Izquierda Unida, no se van a comer un rosco. Qué pena de partido, qué ceguera de sus dirigentes y qué escaso poder de reacción de su exigua militancia. Y Rubalcaba proclamando que el rey ya tiene otra cara. ¿Y cómo no le pidió la receta? Ni en las mejores novelas de Marcial Lafuente Estefanía en las que al fulano le bastaba una bala para cargarse a cuatro o cinco forajidos.
Anteayer se dio a conocer por parte del consejero de Presidencia, Justicia e Igualdad, Francisco Hernández Spínola, que solo seis ayuntamientos cumplieron con los criterios del Fondo Municipal en 2011. Entre los cuatro tinerfeños de la lista se halla Adeje. En la comparecencia se encontraba la viceconsejera de Administración Pública, Carmen Rodríguez Fraga, cuyos apellidos delatan la cercanía familiar con el alcalde del municipio sureño. ¿Mera coincidencia? Cierto político realejero me ha soplado que tiene sus dudas. ¡Ah!, yo soy de letras.
Concluyo con esta interesante noticia: “Mírame TV reparte 11.000 huevos”. Es toda una declaración para los que dudaban de la ‘hombría’ de Artiles. Porque esa cantidad de huevos es muy fuerte montón de huevos. Son casi mil docenas de huevos. Y para eso se necesita tener cartones. ¿Cómo? Ve, como yo, al diccionario y comprobarás que existen al menos dos acepciones del vocablo. En la segunda se lee: “Cualidad buena y destacada de hombre, especialmente la entereza o el valor”. Ya te lo espeté antes: no seas malpensado.
Feliz fin de semana. Y si quieres alongarte por el otro blog, encontrarás algunas fotografías de la última gira mallorquina. ¿Que me tienes envidia? Soy consciente de ello, pero voy a seguir con más paseos. Hasta la próxima.