miércoles, 12 de junio de 2013

Grosso modo

Ayer por la mañana –así inicié también el post anterior– fui a pagar el seguro del coche. Llevaba sintonizada la Cadena SER –desde hace tiempo Radio Realejos perdió un oyente; para que lo tengan en cuenta a la hora de elaborar las estadísticas de audiencia– y escuché una entrevista que Juan Carlos Castañeda le hizo a su tocayo apellidado Marrero y a la sazón concejal de fiestas del ayuntamiento portuense. El tema estrella fue la iniciativa del consistorio que pretende acabar con los desmadres dipsomaníacos del martes de la embarcación y del que mucho se ha comentado en estos últimos días. Así comenzó, más o menos:
Pregunta del periodista: –¿Podría contarnos grosso modo qué ha venido ocurriendo para llegar a este extremo de tener que prohibir la venta de bebidas alcohólicas?
Respuesta del edil: –A grosso modo…
No hay solución. No escuchan, no aceptan consejos, no hablan con un amigo que les pueda aclarar dudas (como hago yo con Humberto). Me fui a Internet (tan buena herramienta para lo que nos interesa y tan gandules que nos volvemos para otro tipo de aclaraciones) y en cierto blog hallé:
Grosso modo es una expresión latina que se utiliza a menudo en castellano. Mi consejo aquí, como siempre, es evitar el latinajo sustituyéndolo por una expresión más llana y más clara. No obstante, si alguien se empeña en usarlo, debería tener en cuenta lo siguiente: No debe ir precedido de preposición.
Hay muchas posibilidades castellanas para sustituir esta locución, dependiendo del contexto en que aparezca: aproximadamente, más o menos, a grandes rasgos, por encima, sin entrar en detalle, etc”.
De nada, señor Marrero, sabe que me tiene a su entera disposición. A lo mejor los elevados costes telefónicos de su compañero Luismi se debían a consultas lingüísticas, mientras nosotros pensábamos que eran por visitas más comprometidas.
Menudo revuelo, y sin necesidad alguna, se ha armado en torno a la figura de Cubillo. La ociosidad a la que nos tiene sometidos el gobierno autónomo (al respecto completaremos unas líneas luego y aunque Rivero siga cargando contra Madrid), nos ha conducido a pensar más de la cuenta. Y en lugar de guiar nuestros esfuerzos hacia causas más productivas, nos entretenemos en boberías. Mejor haría Hilario en intentar aportar soluciones a los múltiples problemas existentes en Santa Cruz, antes que ver colmadas sus aspiraciones políticas de poca monta. Ahora bien, si una vez ubicada la placa se acaba el paro en la capital, pónganle dos. Y que valga la segunda para satisfacer los deseos de los vecinos de Buen Paso (Icod de los Vinos) que se han sumado a la novelería con una petición de firmas. Yo propongo, además, que reparemos la injusticia de aquellos que se dedicaban al noble oficio de pescar con barrenos, levantándole un escultura en lo alto del Roque Grande. ¿Y por qué no es insigne el que yo destaco?
¡Ah!, por la tarde, durante el pateo, participó (Hilario) en el cara a cara de Juan García Luján: de pena. ¡Oh!, fíjate tú que el motivo para que se instruya el expediente de honores se debe a su condición de abogado laboralista, amén del revoltillo posterior. Échate un higo sentado en un tonique. Tenique no, que te quemas.
Cuando algunos indicadores señalan que el desempleo en Canarias puede alcanzar en este 2013 la nada despreciable cantidad de 400.000 parados, continúan los mensajes del viajero Paulino en su vano intento de negar las obviedades. En el próximo septiembre habrá un descenso tal en las listas de lo que antes era el INEM, y ahora no sé cómo demonios se llama y ni falta que me hace, a la par que a España (así habla el presi) se le virará la tortilla. Creo deba estar pensando que en la próxima campaña turística nos lleguen todos los que pretendían ir a Turquía, con lo que acabará este año y en su discurso navideño nos sorprenderá con la buena nueva de que no hay nadie mano sobre mano en estas islas atlánticas. Por ello se va a Bruselas. A explicarle a los europeos cómo hay que hacer las cosas, “quiere liderar una estrategia para combatir el desempleo en las regiones ultraperiféricas”. ¿Tú lo entiendes, más que sea grosso modo? Estamos bonitos para ser ejemplo de nada. Máxime en el terreno de la destrucción de empleo. Y venga declaraciones. Y venga garbeos, cuanto más lejos mejor. Debe ser la quinta pata de su plan contra la pobreza. ¿Los socialistas? Contentos porque ya tenemos un hidroavión. Con su sola presencia, este verano no se chamusca ni el bigote de Cho Romualdo cuando prenda el Flor de Fuentes.
A veces pienso qué hubiera ocurrido si en los años ochenta hubiésemos tenido gabinetes de prensa e Internet a nuestra disposición. Lo más probable es que no se habrían hecho tantas cosas. Porque el dinero, escaso, que había se invertía en lo que el pueblo demandaba. Colegios, sobre todo. Ahora, con tanto estirar (y de ahí al despilfarro, un paso), apenas comprendo el motivo de alegría por la donación de 20.000 euros al Hogar Santa Rita. Donde un centenar de realejeros son atendidos. Hagan la división y salen a 200 euros anuales por cabeza. Que es lo que el alcalde cobra cada día. Si me lo explican. Aunque sea grosso modo.