viernes, 20 de diciembre de 2013

A mí plin

Parece que nuestro hombre utiliza la expresión del título en esta fotografía que ilustra el presente comentario. Me cuestiono si el ‘honor’ que significa ‘gozar’ de un ministro canario ha valido la pena. Con menudo ejemplar hemos tenido que lidiar en este mundo de electrones que circulan en ambos sentidos. Y menos aún comprendo la defensa que del personaje hace (in)cierto periódico independentista de estas peñas, calificando como sujeto culto, preparado, alto, guapo, de carrera… Todo para la (odiosa) comparación con otro pequeño, mago, burro, inculto, que no ha leído un libro en su vida (ni en bajada)… ¿Y para dónde nos viramos si no nos dejan estar al soco, al menos media hora, y guarecernos de tanta ventolera inoportuna?
Allá por abril de este año que ya finiquita, algunos jóvenes de las NN.GG. populares de mi pueblo se lanzaron a las redes, cual salmones remontando cauces impetuosos, para felicitar a su jefe regional (o nacional canario, versión progre de la tele nuestra) porque el recibo de la luz iba a contemplar una bajada. Nada dijeron cuando en posteriores ocasiones los reiterados cortocircuitos dispararon los contadores hasta extremos peligrosos. Con respecto a lo acontecido en las últimas horas con la dichosa subasta, qué contarte. Han quedado mudos para siempre jamás. Pero las hemerotecas y videotecas son testarudas (morretudas, diríamos por estos lares). Y nos muestran a un Rajoy pletórico clamando ante la tropa enardecida por las osadías zapateriles. Pues en dos años lo han elevado a los altares. Los mismos que le han bastado al presidente insular tinerfeño para mostrar su lado menos amable.
Quieren arreglar el desaguisado en 24 horas. Lo mismo en el transcurso del día no sorprenden con otra marcha atrás. La tienen, por cierto, bien sincronizada. Ni les chirría. Como las preguntas están tan amañadas (fíjate que ya leen la respuesta), nos saldrán una vez más por peteneras y con la sonrisa de la vicepresidenta tendremos relajo mental para lo que resta hasta el domingo en que seremos, y van, ricos de nuevo. Los tics de Soria pasarán a ser meras anécdotas. Y cuando te venga el primer recibo eléctrico de 2014… Jódete y págala o te la secciono. Y si te la corto vas a tener que conformarte con una vela. O una capuchina, o un mechón, o un carburo, o un quinqué, o un camping-gas, o sal pa´fuera que la luna está que da gusto.
Pienso que tengo la tremenda suerte de tener dos hijos que ejercen de maestros, como su padre. Y que las fábricas de hacer chicos todavía se mantiene. A duras penas, pero ahí se halla aguantadita. Todos conocemos casos, sin embargo, en que más de un viejito, gracias a su “recongelada” pensión, y aunque no pueda echarse un viaje del Imserso, puede sostener a hijos y nietos con la consabida mano o ayuda que mitigue situaciones de escándalo y miseria. Mientras, el señor José Manuel pasea con elegancia su porte orgulloso. Y su lado, una pléyade de estómagos agradecidos para los que demando la misma suerte que tienen aquellos que cobran, si es que lo hacen, el salario mínimo que le han estipulado. No hay dinero, alegan. Lo que no hay es dignidad, conciencia y responsabilidad. Y los festivos van a misa a darse golpes en el pecho y a rezar para que sus bolsillos estén siempre bien repletos y poder dejar la propina en la bandeja. Ojalá, falsos, se les hunda un par de costillas. ¿O acaso creen que lo de Gallardón se debió a un accidente? Fue castigo divino por encargo del Papa Francisco.
Y de igual manera que critico sin ambages la política rastrera y mezquina de tu partido, Manolo, no dejo de reconocer que no es mejor la deriva de nuestro gobierno autonómico con respecto a la marcha de su tele. En la que se ha aprovechado hasta el máximo para dar caña hasta en el carné de identidad a todo lo que huela a Madrid. Gestión de un medio, consentida por el PSOE, que se supedita a los intereses de CC hasta límites rayanos en el despropósito y la desvergüenza. A lo mejor creen los socialistas que con no acudir a las reuniones de su Consejo de Administración se ven exonerados de cuotas de culpabilidad.
Tanto que ayer leí que el grupo socialista del Cabildo de Gran Canaria critica el ‘autobombo’ de dicha institución en el tema de los presupuestos. ¿Y ninguno es capaz de levantar la voz, estimada Carolina, ante similar planteamiento de la Autonómica respecto a los índices de audiencia después de cualquier temporal, verbigracia?
Cuando pateo por la carretera desde La Montaña hasta La Orotava, observo que en la entrada del colegio de La Luz hay una pancarta que manifiesta su rechazo a la LOMCE. Y entiendo que no debería estar, independientemente de planteamientos y posturas. ¿La dejaría sin más, don José Miguel, si el partido que gobernara en Madrid fuera el PSOE? Ya sé lo que me va a contestar: Nosotros no hubiésemos aprobado jamás una ley así. ¿Repasamos, señor consejero, actuaciones pretéritas?
Diego Vega fue vicepresidente del cabildo tinerfeño en la época de José Segura. Y antes de iniciarse la construcción de la Balsa de la Cruz Santa le dije si se iban a aprovechar las aguas procedentes de las lluvias. Me contestó lo clásico: “Ya se verá”. Hace unos días Sí se puede de Icod propuso captar las aguas pluviales para llenar los embalses. ¿Avanzamos o a mí plin?
Mañana, y quizás pasado, pondré una presentación con algunas fotos de La Palma. Ya lo sé, soy un privilegiado y todavía puedo permitirme ciertos dispendios. Pero los comparto, contribuyo a mover la economía y no me guardo las instantáneas en el ordenador. Sean felices.