jueves, 27 de febrero de 2014

Voy de spotter

Después de enterarme de que al editor y director del periódico EL DÍA, don José Rodríguez Ramírez, lo han nombrado mejor periodista del año 2014 en Canarias, por la Asociación Internacional de Escritores y Artistas (International Writers and Artists Association), IWAA, me dieron unas ganas de no escribir que para qué contarte. Porque ayer, 26 de febrero, cuando me llegó la buena nueva (en un artículo que escribió el peculiar Nacho González), me pregunté cómo demonios se puede conseguir tal honor cuando ni siquiera hemos agotado los dos primeros meses del año.
Nos ilustra el saltimbanqui de la política con el siguiente texto: “Don José ingresó en la IWAA, que preside la doctora brasileña en Lenguas Romances Teresinka Pereira, en agosto del año pasado. Los miembros de la IWAA son editores, poetas, escritores y artistas que han dedicado su vida al servicio de la cultura y las artes. Esta asociación fue fundada en 1978 y cuenta con más de mil seiscientos escritores y artistas, en ciento treinta y siete países, en los cinco continentes. Es la mayor asociación de letras y artes del mundo”.
Y te surgen las dudas: ¿Qué es periodista? El periodista, ¿nace o se hace?, ¿se hereda o se compra? Y las distinciones, ¿se merecen o se compadecen? ¿Qué hace la IWAA dando honores periodísticos cuando entre sus miembros parece no haberlos? Y más, muchas más. Me alegro, no obstante, de que no haga falta llamar al albañil para arreglar el desconchado de la pared. El penúltimo.
Así que en vez de buscar un tema para teclear el consabido –vaya que los hay–, me acordé de un asuntillo de menor porte:
El spotting u avistamiento es la observación y el registro de aviones, barcos, trenes y/o automóviles tanto en modo escrito como fotográfico. Los spotters son las personas que desarrollan esta afición. Dicho de otro modo, el spotter es un apasionado de la aviación y la aeronáutica, de los barcos, los trenes, la automoción, etc.
El párrafo anterior me lo copié. Todito. De la Wikipedia. Y como anteayer localicé esta palabreja en Facebook, me dediqué a buscar algunas, de las muchas, fotografías de las que están guardadas en el disco duro. Tampoco me volví loco. Una muestra para dos presentaciones. Y que conste que de spotter no tengo nada. Yo me limito a disparar, no a cazar.
A lo mejor mañana bajo un momento al Puerto. Esa ciudad no levanta cabeza. Las dormidas de Marcos Brito son cada vez más cantosas. Como junte las manos y las deposite encima de la… mesa, se le va el santo al cielo. Hasta entonces.