viernes, 14 de marzo de 2014

Hechos

Llego de caminar, más bien poco, por el otrora sendero turístico de la costa realejera y, tras la ducha pertinente, aquí estoy dándole a las teclas para plasmar estas boberías que tú, si por un casual has tenido a bien alongarte a Pepillo y Juanillo, estarás leyendo en estos momentos. ¿O no es así? ¿El sendero? Por lo que observé –y llevaba muchísimo tiempo sin transitarlo– las cabras se lo deben pasar bien. Como los cabreros no suelen llevar bolsas para recoger cagarrutas, te lo puedes imaginar. Este tema no se resuelve con plasmar artículos en una ordenanza. Es menester que haya voluntad política de los representantes de todas las administraciones públicas de coger el macho por los cuernos –que se diría– para solucionar este grave problema. No se antoja fácil desde luego, pero con prohibir tránsitos por las vías públicas y amenazar con sustanciosas multas (que jamás abonan: son declarados insolventes en cualquier procedimiento judicial, en el supuesto de llegar a tal extremo). Y mucho menos con pasarse la pelota las instituciones. Que es jugada habitual, por otra parte.
Pero no iba el meollo de la cuestión por esos derroteros. Si se pusiera el mismo interés de las poses fotográficas que ofrecen las mil boberías que surgen en el transcurso del día (y no olviden que los políticos trabajan las 24 horas) para las cuestiones enjundiosas, otra cabra nos balaría. Y se trata en el presente comentario de meras opiniones que pasarán a engrosar el contenido de la papelera que cada concejal, incluyan al alcalde, posee en el apartado de hacer oídos sordos.
A bombo y platillo se nos vende la subvención del Cabildo, 44000 euros, para la zona comercial abierta de San Agustín en el denominado Plan Insular de Modernización y Acondicionamiento. Hago un inciso para que alguien me ayude a explicar el porqué de ese título: zona comercial abierta. Claro, como no me entra en la cabeza una zona comercial cerrada, porque inmediatamente dejaría de ser comercial, no capto lo de poner tantas etiquetas. Pero si comparo la cantidad que hizo surgir como setas fotos de consejeros y ediles en la Internet con la “invertida” en los semáforos de las monjitas de La Montaña, no me cuadran los números. Máxime si a estos se les va a fundir el bombillo amarillo (ámbar) de tanto guiñarnos el ojo en plan cachondeo o tomadura de pelo elevada al cubo. Será que nos hallamos en el periodo (un año antes de las elecciones municipales) en que ralentizamos las obras (Realejo Bajo, La Cruz Santa, esperpento de El Toscal…) para que la (re)inauguración coincida con el momento de ir eligiendo la papeleta. La verdad es que al PP realejero todo se le fue en fachada y la carencia de sustancia gris es altamente preocupante. Me acaban de poner otro cuño.
El Vicerrectorado de Relaciones Universidad y Sociedad de la Universidad de La Laguna ha concedido el Premio de Creatividad Social de la institución académica a la Coordinadora de Colectivos Juveniles Nenedam, de Los Realejos. El galardón, dotado con 1.500 euros, fue entregado durante la ceremonia del Día Institucional de la ULL que se celebró el pasado 11 de marzo en el Paraninfo de la institución académica.
“Nenedam es un colectivo surgido en 2000 en Los Realejos, que tiene como objetivos trabajar para la comunidad, potenciar el trabajo colectivo y la participación de los jóvenes y establecer cauces de comunicación directa y sin intermediarios entre la juventud y los representantes políticos de su municipio”.
Antonio Rodríguez, presidente del jurado, reflexionó que Nenedam sirve como ejemplo para demostrar que el colectivo juvenil, muchas veces “mancillado” y tachado de “falto de motivación”, puede ser un agente “creativo” e incluso “revolucionario” en la transformación de la sociedad para mejorarla.
Y como en nuestro pueblo gobierna el Partido Popular, formación política a la que no le interesa –le produce urticaria– debatir temas de rabiosa actualidad y que guardan íntima relación con la mayoría absoluta parlamentaria, allá se presentaron los dos ‘valientes’ portavoces del colectivo a recoger la distinción con sendas mordazas. Fue un acto revolucionario, para guardar paralelismo con las manifestaciones del presidente del jurado. Ha habido un comunicado de felicitación del alcalde y la concejala, obligados por las circunstancias, pero ninguno de ellos se ha dignado a contestar siquiera una de las tantas preguntas que Nenedam puso en conocimiento del público a través de un vídeo colgado en las redes sociales. Deduzco, en lógica consecuencia, que no nos encontramos ante unos jóvenes desmotivados y faltos de iniciativas. Más bien todo lo contrario. Aquí, como en casi todo, ocurre que a los dirigentes les escuece que se les interrogue, que se les cuestione, porque inmediatamente surge lo de estás contra mí. Sin ir más lejos, tanto a Pepillo como a Juanillo les pegan cada día una docena de cachetones. Así están de fuertes. Porque, estimados miembros del Nenedam, es en la adversidad donde los valores adquieren su verdadera dimensión. Ánimo y adelante.
Siquiera de refilón, mi sorpresa ante la negativa de la oposición en el ayuntamiento de El Tanque para que el grupo de gobierno se bajara el sueldo. Como, eso alegan, les parecía escasa la disminución, votaron en contra de la propuesta, por lo que seguirán cobrando lo mismo. Me temo que el sentido del voto iba más pensando en posibles situaciones futuras que en aminorar gastos en el presupuesto. Y es que cuando se trata de “perras", se les ve demasiado el plumero. O dicho de otra manera, se retratan (ya que tanto les gusta una foto).
Se ha firmado otro pacto social. Esta vez entre empresarios y sindicatos. El Gobierno (de Canarias) no participó en el “evento”. El próximo domingo seguro que Paulino justifica la ausencia en su blog. Ya debe tener trabajando al negro. Serán lectores del post dominical los casi cuatrocientos mil parados de las islas. Y todavía hay energúmenos que me espetan lo de que la tengo cogida con él.
Acabo. Un buen amigo del Puerto ha tenido la osadía de meterse entre pecho y espalda varias decenas de vídeos de incierto cuarto (oscuro) de comunicación. Y me ha hecho llegar un listado de improperios barriobajeros, que demuestra la catadura moral de sus autores (ya son varios), para si quiero darle cabida en este humilde blog. La respuesta te la puedes imaginar.
Feliz fin de semana. Lo mismo te sorprendo con alguna fotografía.