jueves, 19 de junio de 2014

Encuentro de la promoción

A la espera de tener alguna información más del encuentro habido entre Carlos Alonso, presidente del Cabildo de Tenerife, y Manuel Domínguez, alcalde de Los Realejos, en el que, parece ser, quedó desatascado el puerto del Puerto, con una bocana abierta como Dios manda y entrando los barcos que es un gusto verlos… Chacho, después del desembarco de Ledesma, que es más de secano que las papas bonitas, el que fuera años ha su segundo de a bordo en otro consistorio (el que vale, vale) se erige en capitán de la marina mercante, puentea (qué verbo más marinero) a expertos navegantes (Lope de la Cosa, Marco Polo –recuérdese su periplo marino con la princesa china, puede que llamada Sandra Mei– y otros avezados exploradores de San Telmo y aledaños) y… Manolo, mi niño, solo te faltó llevar a la Virgen del Carmen. La nuestra, claro. ¿Esto es una coña? Vete pa´l carajo (o carallo, que como buen tripulante deberás saber qué significa). Puede que lo retomemos.
Estaba hoy el compromiso con la gente del gremio. Van otras presentaciones fotográficas, merced al buen hacer del fotógrafo oficial, el singular Carricondo, más victoriero él que el pino centenario que sirvió de campanario cuando siglos atrás estábamos enfrascados en guerras y boberías. Como las de El Penitente, sin ir más lejos.