viernes, 4 de julio de 2014

Problemas con soluciones

El exalcalde de Valle Gran Rey ingresa en prisión. Unos medios, tras haberse dictado orden de búsqueda y captura (no lo entiendo, pues él alega que estaba en la casa y podían haberlo llamado por teléfono), sostienen que de forma voluntaria; otros, que detenido por la Guanchancha. No entro en detalles de la condena porque ya ustedes están al tanto. Me permito, a pesar de que no lo conozco, darle un consejo: cambie de abogado. Ese que tiene ahora y que es, junto a Felipe Campos, de los que más saben de leyes y enredos, tiene en su haber más juicios perdidos que ganados. Sigo sus andanzas desde 1983 y jamás se me ocurriría encomendarle causa alguna.
Cardona, alcalde de una de las capitales canarias, derribaría antes los hoteles ilegales (creo que habló de unos cuarenta) de Lanzarote que la Biblioteca Pública. La que le dejó en herencia, aunque él era concejal en aquel entonces, su jefe Soria. Y se me ocurre preguntarle que de llevar a cabo su propuesta, ¿dónde piensa mandar de vacaciones al ministro de Industria?
Rajoy ha mordido en dos años más de 24 millones de euros a la denominada hucha de las pensiones. Algo que me afecta directamente y que había jurado solemnemente no tocar. Nada menos que un 36% de su capacidad. La de la alcancía. La suya, ni se la presupongo. Como uno de sus delfines locales, mi alcalde y presidente insular tinerfeño de la congregación popular, presume continuamente de los ahorros de su cochinito de oro, tardando está en hacer los madriles –nada nuevo para él– para comunicarle al comandante cómo la Virgen del Carmen es la causa de tales milagros, gracias a que en la década de los ochenta del pasado siglo alguien la nombró alcaldesa honoraria y “perpetua” a cambio de que se hiciera cargo de la economía municipal. Qué flaca memoria tenemos.
Antes comíamos de todo (el hambre hacía milagros) y no nos pasaba nada. Íbamos a El Socorro, La Fajana o Los Roques y bebíamos con deleite el agua que manaba por cualquier risco y no teníamos piedras en el riñón. Era la época en la que las plataneras llegaban a la orilla del mar. Y los sacos de nitro (¿no te acuerdas de aquellos carteles publicitarios de nitrato de Chile?) se repartían generosos por las pocetas. Ahora hay nitratos y se prohíbe el consumo en los pueblos. También por flúor. Para mí que cuando se inventaron los yogures y abandonamos las escudillas de leche con gofio, nos volvimos flojos y enclenques.
Debo contarles, y aprovecho este medio, que estoy satisfecho por el proceso de renovación que observo en el PSOE. Y me alegra que otras formaciones tiendan a copiarse, aunque ellos lo disimulen bajo otras fórmulas. Hasta doña Esperanza Aguirre está por la labor. Y habla de regeneración democrática. Ella, que se fue pero no se ha ido. Que es como aquel Guadiana que me enseñaron en la escuela con sus enigmáticos Ojos. Y las Lagunas de Ruidera, que no me he olvidado. Lo curioso es que cada cual ve la película con gafas bien diferentes. Y en el PP, el rediseño vendrá cuando Mariano ‘designe’ a los candidatos. Luego presumen de ser el partido con mayor militancia del territorio nacional. Pues que sigan pagando las cuotas. Aunque ni falta que hace. En la caja B pensaste tú ahora mismo. Y no me lo niegues.
El Barça negocia el fichaje de Luis Suárez por unos 88 millones euros. Y no quiere que le pase como con Neymar y es su intención realizar los trámites con total transparencia. Y se debate si incluir en la cantidad reseñada el precio del bozal que deberá llevar el jugador (recuerden que prometió no volver a morder) o si tratarlo en un capítulo aparte.
Si un político no declara con pelos y señales sus ingresos, lo ponemos a caer de un burro. Pero si lo hace y manifiesta en su declaración hasta el último euro, y los conceptos por los que son percibidos, lo tachamos de rico. Las redes sociales también hierven en los periodos preelectorales. Que son casi siempre. Ya le están sacando punta a los tres candidatos a la secretaria general socialista. Y muchos de los jugosos comentarios que leo son de propios afilados al partido. Al menos así se reconocen. El enemigo en casa, claro.
El concejal Corrales publica un artículo (aquí tienes el enlace por si deseas profundizar en su contenido: http://www.sanborondon.info/content/view/62316/1/) en el que alude a que No Se Puede ser concejal subastero siendo edil que se dice de izquierdas en el consistorio santacrucero. Si te ha picado la curiosidad y has echado una visual al comentario te habrás percatado de que Sí Se Puede alcanzar la tan cacareada confluencia cañota. Máxime con estos ejemplos tan edificantes y con estos navajazos a degüello.
El gobierno valenciano concedió 265 millones de euros (calderilla) a la Ciudad de la Luz (estudios cinematográficos). De manera ilegal, según se ha dictaminado allá donde dan las perras (Europa). No brillan con luz propia las estrellas levantinas. Son tantas la irregularidades habidas en aquel sector del naciente español que uno no es capaz de comprender cómo es posible que estos políticos, cagados de mierda hasta el mismísimo cogote, si no más arriba, siguen ganando elecciones y obteniendo la confianza de los ciudadanos. Ni imputados, ni condenados, ni aquellas cosas en vinagre. Que venga el nuevo Papa. Y la Fórmula I.
Willy Meyer ignoraba que había que declarar el famoso plan de pensiones europeo. Del que también desconocía que estuviera gestionado por una sicav. ¿Me lo creo? Pues no, qué quieres que te diga.
Y el último, también de la ejemplaridad zurda. Pablo Iglesias donará las tres cuartas partes de su sueldo como europarlamentario al programa La Tuerka (de Tele-K, canal local por Internet del barrio madrileño de Vallecas) y producido por CMI (Con Mano Izquierda). El director de contenidos y creatividad de la mencionada productora es… ¡don Pablo Iglesias! Tengo unas ganas de tener mucho dinero para concederme algo. De mi mano derecha para mi mano izquierda.
Si los propios políticos reconocen la necesidad de legislar para regular sus comportamientos, qué podemos esperar. No son capaces, qué triste, ni de fiarse de ellos mismos. Espero que en esa normativa estipulen que si no cumplen lo que prometen… No te rías.
Feliz fin de semana.