jueves, 11 de septiembre de 2014

Evento

En cualquier informativo, mucho más en esos capítulos de sucesos de la Autonómica, proliferan los eventos. Comienza a discursear el concejal de turno (más acentuado en los de cultura) y surgen eventos hasta debajo de las piedras. Sintonizas la emisora local del pueblo equis y te relatan todos los eventos habidos en las fiestas patronales. Aun siendo el español un idioma muy rico en el apartado de la sinonimia, le hemos cogido tal gustito a la palabreja que hemos relegado a la condena más execrable a términos como ceremonia, competición, fenómeno, festival, fiesta, aventura, acontecimiento, suceso, hecho, caso, circunstancia…
Vas a Google y escribes el vocablo y nos sorprende con unos 365 millones de resultados. Te alongas a los diccionarios y te tropiezas con paradojas como: “Acontecimiento o suceso pasado”. “Hecho o suceso que ocurre, especialmente si es de cierta importancia”. “Suceso imprevisto”. “Eventualidad, hecho imprevisto o que puede acaecer”. Y uno detecta ciertas contradicciones en las propias definiciones. Deberá ser esa la causa de que se haya convertido en el comodín.
Ayer, antes de mi diaria ración de ciclismo (ya dejé atrás Asturias y ahora transito por Galicia), hubo varios eventos en los telediarios (tengo la costumbre, mientras el mando tenga pilas, de simultanear unos cuantos). En la precitada tele Nuestra (ya con quince años de eventos) suelen coincidir con sucesos (si es con sangre, mejor). El evento de ayer fue, sin discusión, la muerte de Botín. Como las ganancias del Santander no han disminuido, y todo va a quedar en casa, me imagino que las preocupaciones vendrían por el lado de Ferrari.
Vas al buscador de cualquier periódico y le indicas que te realice el ejercicio de búsqueda, y en un periquete te remite, con pelos y señales, a los múltiples eventos acaecidos en los últimos días.
Este ignorante creía que esta temática era una de las tantas modernidades con que nos acostamos cada jornada. Y recurrí a Jable, la hemeroteca digital de la Universidad de Las Palmas. Fijé la atención solo en el siglo XIX. Y en los periódicos de tal centuria que conforman la colección, nada menos que 187 resultados encontrados. De los que extraigo una decena de ejemplos. En los que me he permitido la licencia de corregir (mejor, actualizar) algunos matices, como suprimir la tilde de la preposición a.
El Correo de Tenerife, 15 de septiembre de 1808, página 4:
…estarían estos prevenidos oportunamente a todo evento, y serían realmente invencibles con respecto a las fuerzas con que pueden ser atacados, muy inferiores por precisión a las nuestras como limitadas esencialmente por el objeto, el fruto y las dificultades de la empresa.
El Atlante, 12 de noviembre de 1837, página 2:
…pues los facciosos acosados de hambre espantosa, tratan a todo evento de forzar la línea.
La Aurora, 19 de marzo de 1848, página 2:
…y porque al fin se les podrán aplicar, a todo evento, los remedios que indicaremos para las otras.
El Porvenir de Canarias, 23 de abril de 1853, página 5:
…que el uso de mi nombre en cualquier evento ante la Convención democrática de Baltimore, sería en extremo repugnante para mi gusto y mis deseos.
Eco del Comercio, 3 de septiembre de 1856, página 1:
…se deben dictar medidas que preparen al pueblo a todo evento, porque si el cólera existe en la Península…
El Guanche, 26 de julio de 1861, página 1:
…pues aun cuando por cualquier evento concluya la Sociedad El Recreo, no por ello acontecerá lo mismo con la Biblioteca.
La Federación, 18 de septiembre de 1870, página 1:
…si por cualquier evento en uno de los próximos correos tuviésemos la nueva de hallarse proclamada la República en España…
La Salud, 1 de febrero de 1884, página 4:
…que haya padres tan ignorantes que no tengan en cuenta las tristes consecuencias que hacen recaer sobre sus hijos no apareciendo inscritos en el Registro Civil el día que por cualquier evento necesiten una certificación.
El Valle de Orotava, 26 de abril de 1891, página 1:
…alcanzar la necesaria instrucción para luchar sin desventaja en cualquier evento dados los actuales adelantos en el arte de la guerra.
Diario de Las Palmas, 23 de enero de 1899, página 2:
…por si se hicieran precisos más auxilios, la cañonera Diligente está prevenida a todo evento.
Nihil novum sub sole. Nada nuevo bajo el sol. Se nos pasará. Seguro. Como el resto de modas. Mientras, hoy es jueves. Por lo que con un evento más finiquitaré la semana (jornada laboral) y quedaré a disposición de mis fieles incondicionales, y fisgoneadores míos, hasta el siguiente lunes, en que si Blogger no vuelve a jugarme aquella mala pasada que me dejó oculto un periodo de tiempo, volveré con un nuevo capítulo en este Pepillo y Juanillo que se acerca ‘peligrosamente’ al millar y medio de boberías escritas. Y sin necesidad de mendigar, llorar y adular al editorialista de turno o recurrir al envío de una caja de pasteles de doña Paula.  Solo me debo a ustedes. Ños, qué bien quedé.
Como hoy es 11 de septiembre, conmemoramos un evento de capital trascendencia. Y mis disculpas porque creo que hubo un artículo tiempo atrás en el que esta casuística ya fue tratada. Pero la ventaja de variar los enfoques permite tales licencias. Hasta mañana.